Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

English | Francais | Buscador

El Ser y las Salidas en Cuerpo Astral

Imagen 1: El sueño del patricio. Murillo. 1665

Cada una de las partes aisladas del Ser, deben llegar a la perfección total, deben integrarse para que podamos lograr la Autorrealización Íntima del Ser.

El número perfecto en cada uno de nosotros, es la suma total de todas las partes Autónomas y Autoconscientes de nuestro Ser individual. Mientras no hayamos desintegrado todos nuestros agregados de tipo psicológico que cargamos, es imposible que se dé la Autorrealización Íntima de cada una de las partes Autónomas y Auto-Conscientes del Ser.

En este momento vamos a citar tres partes autónomas que nos pueden ayudar a que podamos salir en Astral. Tenemos a Morfeo, el Dios del Sueño, a la Querida Doncella de los Recuerdos y al Ángel de la Guarda.

SALIDAS EN ASTRAL

El sueño, es indispensable para todos los seres vivos y en particular para los seres humanos. Cuando dormimos, nuestro cuerpo físico descansa, con el fin de que nuestro cuerpo vital, repare energías, regenere y fortalezca a nuestro vehículo físico, mientras tanto, nuestro cuerpo astral sale a la Quinta Dimensión y así pueda darse esa función entre el cuerpo vital y el cuerpo físico

La gran mayoría de nosotros no nos percatamos de nuestras salidas en cuerpo astral, debido a que tenemos la conciencia dormida, sin embargo, todos los días nuestro cuerpo Astral abandona nuestro cuerpo físico para ir a la Quinta Dimensión o Mundo de los Sueños.

Estamos allí, inconscientes deambulando en esa dimensión, proyectando las actividades que realizamos durante ese día, o muchas cosas que no podemos entender y lo más grave es que, en algunas ocasiones viajamos a los mundos inferiores, y tenemos lo que llamamos pesadillas que nos hacen despertar sobresaltados.

Hay quienes creen que en las salidas en Astral, podemos ser invadidos por otras energías que nos puedan hacer daño, o en el peor de los casos hacer que ya no podamos regresar al cuerpo físico, pero esto no es posible debido a que nuestro cuerpo Astral está unido al cuerpo físico por un cordón, llamado Cordón de Plata o Cordón de Antakarana.

Logrando la experiencia de Salir en Astral, podremos ir a estudiar la Gnosis a los pies de los Grandes Maestros, conocer nuestro libro de buenas y malas obras, conocer la historia de las razas que nos antecedieron o simplemente ir a donde queramos.

MORFEO, DIOS DEL SUEÑO

Imagen 2: René-Antoine Houasse - Morpheus Awakening as Iris Draws Near, 1690

Podemos invocar al Dios Morfeo, quien nos ayuda a educarnos en los Misterios del Sueño, y él se alegrará por la brillante oportunidad que le brindamos.

Esta práctica la podemos realizar, antes de irnos a dormir.

Solicitaremos a nuestros Padres Internos la ayuda para que el Dios Morfeo acuda a nosotros a ayudarnos en lograr la Salida en Astral.

Primero, debemos acostarnos en decúbito dorsal, apagaremos las luces, y colocaremos nuestras manos sobre el plexo solar y los ojos cerrados, nos quedaremos quietos y debemos estar atentos como vigías en época de guerra para que tengamos un 50% de sueño y 50% del estado de vigilia. Debemos liberarnos de tensiones, preocupaciones, o todo aquello que pueda perturbar nuestro sueño, por eso es muy importante la relajación física y mental, previa a nuestra práctica.

Una vez que hayamos relajado nuestro cuerpo físico y nuestra mente, nos concentraremos con fe y devoción para invocar a Morfeo, el Dios del sueño y cuando nos encontremos en un estado de somnolencia, entonces adoptaremos la “Postura de León”, nos colocaremos sobre el costado derecho, apoyando la pierna izquierda sobre la derecha, con nuestra cabeza apuntando hacia el Norte, colocamos nuestras piernas dobladas. Pondremos nuestra mejilla derecha sobre la palma de la mano derecha y dejamos que nuestro brazo izquierdo descanse sobre la pierna del mismo lado.

Y con mucha fe y devoción le solicitaremos que nos ayude con la salida en Astral. Todo esto con mucha paciencia y sobre todo fe.

Le suplicaremos, le rogaremos, le pediremos, una y otra vez diariamente sin cansarnos, así lograremos progresos. Al despertar de nuestro sueño, no debemos movernos, haremos un ejercicio retrospectivo y anotaremos en una libreta los detalles del sueño o fragmentos de ellos, desde la última imagen que tenemos antes de regresar al estado de vigilia.

LA DONCELLA DE LOS RECUERDOS

Para salir en Astral, es importante recurrir a otra de las partes autónomas de nuestro Ser que es la Doncella de los Recuerdos para poder traer a la memoria de lo que veamos y oigamos en los mundos internos, pues ella sirve de mediadora entre los sentidos del cerebro físico y los sentidos ultrasensibles del cuerpo astral, viene a ser como el depósito de nuestra memoria. En nuestra cama, a la hora de dormir, invocaremos al Íntimo de la siguiente manera:

Padre Mío, Dios Mío, tú que eres mi verdadero Ser, te suplico con todo el corazón y con toda mi alma, que saques de mi cuerpo a la Doncella de mis Recuerdos, a fin de no olvidar nada cuando retome mi cuerpo.

De manera simultánea pronunciaremos el mantram LAAAA RAAAA SSSS y nos adormeceremos. La letra S la pronunciaremos como un sonido silbante parecido al que produce los frenos de aire cuando se halle entre la vigilia y el sueño. Sin razonar nos levantaremos de la cama cuidadosamente y nos iremos a la Iglesia Gnóstica. Esta orden la haremos con mucha seguridad y con fe. No debe intervenir el intelecto, ni debe existir fantasía, porque esto es real.

Nuestro cuerpo etérico consta de cuatro éteres: Éter químico, éter de la vida, éter lumínico y éter reflector. Los éteres químicos y de la vida tienen que ver con los procesos bioquímicos y fisiológicos de todo lo relacionado con la reproducción de la raza. La luz, el calor y el sonido pertenecen al éter lumínico y reflector.

En estos éteres tiene su expresión el alma sapiente que es la Doncella querida de nuestros Recuerdos; si la vemos con la clarividencia, esta doncella parece una bella dama en el cuerpo etérico.

Si hacemos este ejercicio correctamente, al despertar de nuestro sueño, recordaremos todo lo que hicimos en el Mundo Astral.

LOS PODERES DEL ÁNGEL DE LA GUARDA

Imagen 3: Ángel de la guarda (1656), óleo de Pietro da Cortona

También otra de las partes autónomas de nuestro Ser que nos pueden ayudar a las salidas en Astral es nuestro Ángel Guardián.

Cada uno de nosotros tenemos un ángel de la guarda, su poder es extraordinario maravilloso y terriblemente divino.

Lo podemos invocar con fe, devoción y amor, él acudirá a nuestro llamado, este Ángel tiene el poder de ayudar en el desdoblamiento astral en forma consciente y voluntaria.

Una serenidad diáfana y una tranquilidad sin límites, una felicidad extática como la que experimenta el alma al romper los lazos con la materia y el mundo, es todo lo que sentimos en aquellos momentos deliciosos. Si en aquel momento de arrobamiento, le pedimos al Ángel de la Guarda el favor de sacar el cuerpo dormido de entre la cama, donde lo dejamos reposando, y traerlo ante nuestra presencia se realizará el fenómeno mágico con pleno éxito.

Y posteriormente con la ayuda misma del Ángel de la Guarda regresará al cuerpo físico a su casa y a su cama sin el menor peligro.

 “Debemos venerar a los Maestros. Debemos hacer nuestras prácticas esotéricas llenos de ardiente fe. Aquellos que tienen fe se convierten en seres inefables”.

Bibliografía: “El Libro Amarillo” Samael Aun Weor. “Doctrina Secreta del Anáhuac” Samael Aun Weor. “Tratado de Medicina Oculta y Magia Práctica”, Samael Aun Weor

Enviado por instructores: Carlos Rea Zamora y Ma. Guadalupe Inclán Castillo.

Imagen 1: El sueño del patricio. Murillo. 1665. Imagen 2: René-Antoine Houasse - Morpheus Awakening as Iris Draws Near, 1690. Imagen 3: Ángel de la guarda (1656), óleo de Pietro da Cortona.

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 |
Suscribirme