Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Memorias del XVI Congreso Gnóstico Internacional

“El Árbol de  la Vida”

Julio del 2013

MALKUTH

Instructora: María Guadalupe Licea Rivera

Malkuth el décimo Sephirote, es el cuerpo físico, el mundo físico; los Ángeles que rigen este reino son los Ischim; el nombre cristiano son los Iniciados; la virtud es el  discernimiento; el defecto: la avaricia e inercia y se corresponde en el ser humano con los pies y el ano. Las letras hebreas son Mem, Lamed, Vau y Tau y su significado es Muerte, Sacrificio, Libertad y Síntesis, respectivamente.

SUS SÍMBOLOS SON:

             El altar del doble cubo, (indica  el Macro-cosmos y el Micro-cosmos)

             La cruz de brazos iguales, (representa a los cuatro elementos en equilibrio, a los cuatro puntos cardinales)

             El círculo mágico (alegoriza al Absoluto). 

             Triángulo del arte mágico (armonía, arte  y belleza).

Debemos recordar que el cuerpo Vital o Etérico es la sección superior de este cuerpo planetario, todas las funciones de nuestro organismo, todas las actividades de las calorías, de la reproducción de la  especie, de la combustión, del metabolismo, la cuestión de las percepciones, etc., tienen su base en el fondo vital. Si pensamos de otro modo trazamos un orden equivocado.

Este mundo físico tridimensional no es todo, por encima y por debajo existen otras regiones del universo. Encima tenemos las dimensiones superiores y por debajo encontramos las infra-dimensiones debidamente ubicadas dentro del organismo planetario en que vivimos.

No podemos entender a Malkut si no hemos comprendido a Yesod, el primero es la esfera de las formas y el segundo de las atracciones y repulsiones magnéticas, las formas son primero en forma etérica hasta que hayan absorbido la densa materia de Malkut para hacer el cuerpo. Por ejemplo en Malkut se realiza la magia natural, pero con la ayuda de las fuerzas de Jesod, además de otras fuerzas superiores. Para algunos, magia es sabiduría, la ciencia y arte de utilizar conscientemente poderes invisibles (espirituales) para producir efectos visibles. La voluntad, el amor y la imaginación son poderes mágicos que todos poseemos y aquel que sabe la manera de desarrollarlos y servirse de ellos de un modo consciente y eficaz es un mago. El que los emplea para fines buenos, practica magia blanca; el que los usa para fines egoístas o malos es un mago negro. El Maestro Paracelso emplea la palabra magia para designar el más elevado poder del espíritu humano para gobernar todas las influencias exteriores con el objeto de hacer bien.

 Todas las cosas que tienen su origen en Kether  terminan en Malkuth, es el Reino porque tiene un Rey y una Reina que son nuestro Padre y Madre Interior, lo grave es que el Reino ha sido  invadido por el ego, el yo pluralizado está constituido por muchos yoes que riñen entre sí y se pelean por el control de la personalidad humana. Estos yoes son tres, son siete y es legión.

Los tres básicos son el demonio del deseo, el demonio de la mente y el demonio de la mala voluntad.

Los siete son los pecados capitales: ira, codicia, envidia, lujuria, pereza, gula  y orgullo y  la legión está formada por todos los yoes secundarios, derivados de los anteriores. Estos elementos indeseables viven dentro del reino de nuestra alma y se nutren con sustancias de nuestros bajos instintos.

El Ser verdadero o el Espíritu aún no ha entrado en el hombre porque el YO tiene invadido el Reino del Alma. El llamado hombre todavía está en proceso de creación, cuando eliminemos de nuestra psiquis todos los pecados o errores, el yo se disuelve y se encarna el alma y el espíritu;  es  entonces cuando realmente se convierte en  hombre o mujer verdaderos. En el ser humano común, cuando llega la muerte lo que continúa es el yo pluralizado,  el ego retorna para satisfacer sus deseos. La muerte es el regreso a la concepción.

El hombre auténtico, después de la muerte, vive completamente despierto en su cuerpo astral y goza en los mundos internos de  conciencia despierta y de la percepción objetiva.

 El mundo físico es el valle de las amarguras, el reino de Samsara; la rueda de nacimientos y muertes gira incesantemente y el ego va y viene, desencarna y retorna siempre sufriendo, siempre buscando sin hallar. La rueda de la retribución es terrible, todo el mundo es esclavo de esta Ley.

Nuestro planeta Tierra ha venido cristalizándose desde  hace millones de años, fue creada en su forma primordial con materia del plano mental, posteriormente condensó en sustancia del plano astral, en una tercera etapa surgió la forma etérica y más tarde cristalizó en forma física.

Debemos saber que la Tierra físico-química evoluciona bajo las leyes del karma planetario, el fuego planetario poco desarrollado y sobrecargado de karma ha dado pocos y pobres rendimientos en nuestro planeta, ha producido  una evolución lenta, pesada y terrible. De  los millones de seres humanos que han habitado este mundo muy pocos son los que han evolucionado como Maestros o Grandes Iniciados.

La futura quinta ronda se desarrollará en el mundo etérico, la sexta en el mundo astral y la séptima en el mundo mental, cada una en una octava superior. Después vendrá la Noche Cósmica, estas futuras tres rondas darán pocos rendimientos.

Malkuth se relaciona con el Arcano 10 del Tarot, la rueda de la retribución, la rueda cosmogónica de Ezequiel, en esta rueda encontramos el batallar de las antítesis.  La lucha entre el bien y al mal, la luz y las tinieblas, magia blanca y magia negra,  Eros y Anteros, conciencia y sub-conciencia, etc. es la rueda de los siglos, de las reencarnaciones y del karma,

Malkut es llamado también la puerta de la Justicia, el Valle de lágrimas porque es la entrada al mundo inferior, pero en Malkut hay también la posibilidad de ascender cuando hay sabiduría y se libera del karma.

Quien quiera liberarse de la rueda fatal del Samsara debe eliminar el ego y encarnar su alma.

Esta labor es difícil y son muy raros aquellos que lo logran realmente, la humanidad se desenvuelve en dos círculos: El exotérico o público y el Esotérico u oculto. Es muy difícil para el devoto encontrar el sendero que conduce al círculo esotérico y cuando lo encuentra debe permanecer firme hasta lograr la meta.

 El Reino de Malkut es un filtro terrible, los desechos es lo común y corriente y éstos se los traga el abismo. Lo selecto, lo superior, el oro del espíritu, es el hombre verdadero.

La naturaleza es implacable y el nacimiento de un hombre cuesta millones de víctimas:

 “Muchos son los llamados y pocos los escogidos”.

Jesús el Cristo dijo: “De mil que me buscan uno me encuentra, de mil que me encuentran, uno me sigue; de mil que me siguen, uno es mío”.

Menciona el BhagavadGhita. Cap. 7 - Verso 3

De entre muchos miles de hombres

Quizás alguno busque la perfección

Y de entre muchos esforzados que la logren

Quizás uno sepa de Mi posición

Nosotros nos encontramos en el mundo físico, en el Sefirote caído, aquí estamos estudiando, preparándonos, trabajando, pero Malkut no es solamente el mundo físico, en el interior de la Tierra, en las infra dimensiones se encuentran los Klifos y éstos son los Sefirotes en su aspecto negativo, las virtudes a la inversa; por ejemplo: el amor, la bondad, la sabiduría, la  inteligencia divina, la justicia, el esplendor, la belleza, etc. son atributos divinos y lo inverso  sería la mentira, el egoísmo, la tiranía, la violación a las Leyes Divinas, la ignorancia, la barbarie, la rudeza de la mente, el oscurantismo,  el odio, etc.  El monstruo más terrible que existe sobre la tierra es el odio.

Existen nueve infra dimensiones sabiamente simbolizadas por Dante en  la “Divina Comedia”, en esas nueve esferas involucionan distintos seres humanos. Muchos entran al Reino de los Klifos por su exagerada perversidad antes de haber concluido su ciclo de manifestación, más hay otros que entran a estas regiones porque su tiempo se ha vencido; se ha mencionado que en este mundo tridimensional la Gran Ley nos asigna 108 existencias y cumplido ese ciclo descendemos al mundo de los Klifos aun cuando no seamos malos ni perversos, pero como no hemos hecho nada por nuestra propia auto-realización, la rueda gira y entramos a la involución en el reino mineral sumergido.

Descienden directamente hasta el noveno círculo dantesco, aquellos que extorsionan, asesinan, raptan, pecadores irredentos,  violadores, entre muchos más;  en esta zona sumergida se reducen a cenizas los traidores: Judas, Pilatos y Caifás a ellos  también los llevamos internamente,  así los jueces de la justicia divina condenan los delitos de alta traición.

¿Que suerte nos aguardaría si no se hundieran los perdidos en el Mundo de los Klifos?,  ¿Si no hubiera una fuerza superior?,  ¿Si una fuerza no desintegrara al Yo Mismo?, ¿A dónde llegaría?

Afortunadamente  la rueda gira incesantemente y cuando uno no se ha auto-realizado, desciende  entre las entrañas de la tierra por su bien, porque en última instancia lo que quiere la divinidad es nuestro bien. Al entrar en tales regiones sufrimos, pero después de la muerte segunda salimos inocentes y hermosos para entrar en los paraísos elementales del mundo de Yesod y para reiniciar una nueva jornada como simples elementales, primero como gnomos en el reino mineral, posteriormente penetraremos en los paraísos elementales vegetales, (donde hay bellezas inconcebibles) después continuaremos como seres animales y nuevamente reconquistamos el estado humano con posibilidades maravillosas.

De manera que si bien hay dolor en esas regiones, es para nuestro bien, cada existencia es una nueva oportunidad para lograr el despertar de la consciencia y ascender las escalas superiores dentro del Árbol de la Vida.

La Misericordia Divina es grandiosa y todo mal por grande que sea tiene su castigo, pero a su vez tiene un límite, nadie puede pagar más de lo que debe por muy grave que sea el delito. Así esta humanidad aunque es perversa, indudablemente su castigo tendrá un fin, se desintegrará con la Muerte Segunda entre las entrañas de la tierra, pero finalmente las Esencias libres continuarán nuevos procesos evolutivos grandiosos y armoniosos.

Debemos hacernos conscientes de lo que son los Sepirotes, de lo que son los Klifos, de lo que son las Leyes de Evolución e Involución. Quien intente pasar más allá de estos procesos evolutivos e involutivos tiene que entrar por el camino recto a través del óctuple sendero del Budha.

1.Recta comprensión    saminaditthi

2.Recto pensamiento    sammasankappa

3.Rectas palabras            sammma vaca

4.Recta acción   sammaKammanta

5.Rectos medios de vida              sammaajiva

6.Recto esfuerzo             sammavayama

7.Recta atención             sammasati

8.Recta concentración  sammasamadhi

Este óctuple sendero del Budha podemos resumirlo en el recto pensar, recto sentir y recto actuar.

Un día, este Sefirote Malkut, estuvo dentro del Anciano de los Días, en el mundo de Aziluth (mundo de los esplendores, donde la felicidad es extraordinaria, más allá del bien y del mal) y devino por emanación hasta tomar la forma que actualmente tiene y al fin llegará el momento en que este  Sefirote pase por sucesivas transformaciones hasta regresar otra vez hasta la fuente de origen, a la región de Kether. Así es como los diez Sefirotes evolucionan e involucionan, sin embargo lo importante de los Sefirotes  no son sus evoluciones ni sus  involuciones, sino sus revoluciones, porque cada quien puede hacer su revolución de los Sefirotes  en sí mismo, aquí y ahora en este mundo de Malkut. Es aquí en este Reino, donde debemos trabajar haciendo germinar esas semillas divinas y así obtener los maravillosos frutos del Árbol de la Vida y si queremos estudiar un Sefirote en su aspecto positivo, debemos tener en cuenta también su opuesto que es como una moneda de dos caras: el anverso y el reverso.

Memorias en: Word | Pdf | Solo texto | Word Comprimido | Epub

El Absoluto | Keter | Chokmah | Binah | Chesed | Geburah | Tipheret | Nezach | Hod | Jesod | Malkuth | Prácticas |