Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

¡Solicitud de Ayuda! | Gnosis ICQ en: English | Francais:

Kundalini y los Chakras

Ilustración tántrica hindú

Kundalini es la madre interior, terriblemente divina, terriblemente santa. Kundalini cambia la vida y la materia. El budismo nos invita a la iluminación, para ello es indispensable despertar y levantar el fuego sagrado al cual se le representa como una serpiente. Hay cinco centros fundamentales en el ser humano que al trabajar con ellos con plena conciencia, poco a poco es posible lograr el gran cambio, estos son: el centro intelectual, motor, emocional, instintivo y sexual.

De estos cinco centros es indispensable trabajar con el centro intelectual y el emocional, estamos hablando de cambiar la manera de pensar y de sentir. Una mente que no lleve a juicios, una mente que no lleve residuos de la personalidad como teorías, conceptos, preconceptos, que han sido aprendidos y que saturan la actividad de la mente. Para cambiar la manera de pensar es importante disolver el Ego, que remueve los pensamientos, las ideas, los recuerdos, la memoria, creando hábitos en la personalidad, destituir hábitos que conducen al ser humano a llevar una vida de conformismo, una vida impávida que destruye la capacidad de asombro ante la abundancia y maravillas del universo. Hábitos que hacen repetir las cosas del pasado y que mantienen a la mente encadenada sin la oportunidad de permitir un cambio.

El bodhisita desarrollado en Siddhartha Gautama, (el Buda) se muestra caminando sobre las dulces y delicadas flores de loto internas, llenas de poder, de magnificencia y conciencia; nutridas y alimentadas por el agua, (serenidad y quietud mental)…, latentes en la conciencia o bodhisita de cada ser humano. Buda deslizándose sobre cada flor y cada pétalo, muestra claramente el equilibrio perfecto de los diferentes centros, avanzando victorioso a la luz del fuego del Kundalini.

Los fuegos del corazón son los méritos, el amor hacia la humanidad, la capacidad de comprensión, la conciencia hacia toda la naturaleza, la conciencia en el hablar, en el sentir, conciencia en el vivir y controlan el desarrollo de los Chakras.

El Chakra de la glándula pineal tiene mil pétalos resplandecientes. Ésta es la corona que brilla como una aureola de luz en la cabeza de los santos. En la glándula pineal existe el átomo del Espíritu Santo y se relaciona con la blanca paloma, el Espíritu Santo, quien nos llena de iluminación, sabiduría y omnisciencia.

El Chakra de la glándula pineal se desarrolla al final, cuando todos los demás Chakras ya se han desarrollado, siempre que se cumpla con la supra sexualidad en pensamiento, sentimiento y obra. Su mantram es el “IAO”.

dibujo que muestra la localización de los chakras que se mencionan en las Upanishad.

1. Chakra del Entrecejo

La Iglesia de Filadelfia se relaciona con el primer Chakra que se encuentra en el entrecejo.

Este es el ojo de la sabiduría. En este centro magnético mora el Padre. El Chakra del entrecejo tiene dos pétalos y es el trono de la mente. Cuando la mente—materia se transforma en mente—Cristo, recibimos el manto de los Budas, y el ojo de Shiva. Todo aquel que despierta el Chakra frontal se vuelve clarividente.

Cuando cambiamos la manera de pensar, cuando los pensamientos ya no sirven al Ego, y cada vez menos a la personalidad, entonces se expresan la sabiduría, la inspiración, la intuición y es así como se desarrolla la facultad sobre la interpretación de las formas, entonces se dice que ese es un auténtico clarividente. Su mantram es la “I”.

2. Chakra de la Laringe

EL ascenso del Kundalini a la región de la laringe nos confiere el poder de oír las voces de los seres que viven en los mundos suprasensibles. Ese Chakra laríngeo es la Iglesia de Sardis. Al llegar a estas alturas, el Kundalini florece en los labios fecundos hecho verbo. El Chakra laríngeo tiene dieciséis pétalos.

El uso consciente de la palabra, de la voz, de la palabra que alienta, de la palabra que sana, de la palabra que inspira, de la palabra que expresa arte, belleza y armonía, hace florecer la fuerza de este Chakra. Su mantram es la “E”.

3. Chakra del Corazón

La Iglesia de Tiatira confiere el poder de obrar sobre los cuatro vientos. El Loto del corazón tiene doce pétalos y su elemento es el aire elemental de los sabios. Todo aquel que quiera aprender a meterse con su cuerpo físico dentro de los mundos suprasensibles, debe despertar el Chakra del corazón. Esto es lo que se conoce como ciencia Jinas. El cuerpo humano puede salirse del plano físico y entrar en los mundos suprasensibles.

La concentración en los pensamientos, las ideas centradas, permiten el desarrollo de este Chakra, dejando el batallar de la mente, dejando de luchar con los pensamientos, siendo menos aferrado a una idea, menos caprichoso, podemos volvernos intuitivos. Este poder lo entrega la serpiente sagrada. El mantram de este Chakra es la “O”.

Cuando la serpiente sagrada llega a la altura del corazón se abre la Iglesia de Tiatira y nos volvemos intuitivos.

4. Chakra del Plexo Solar

El Chakra de la región del ombligo, nos confiere el poder de obrar sobre el fuego de los volcanes. El Chakra de esta región es la Iglesia de Pérgamo. Este Chakra tiene diez pétalos. El fuego elemental de los sabios es el elemento de este Chakra.

Aquella persona que en sus hábitos tiene como costumbre alterarse con enojos, rencores, iras, desenfrenos, es obvio que es un obstáculo para que los poderes se desarrollen. La serenidad y dulzura del carácter serán el elemento idóneo para desarrollar este Chakra. Su mantram es la vocal “U”.

5. Chakra de los Pulmones

Los dos Chakras pulmonares son maravillosos; despertándolos pueden ustedes recordar con exactitud las pasadas existencias.

El retorno y la reencarnación, son un hecho. Para unos, la reencarnación y el retorno pueden ser una teoría; para otros, puede ser una superstición; para otros una creencia, o lo que sea, pero la reencarnación y el retorno son un hecho.

Es posible recordar las existencias pasadas, si se desarrollan los Chakras pulmonares. Pasar del mundo ilusorio, lleno de teorías, supersticiones y creencias, al mundo de lo real, al mundo de las vivencias, no cuesta tanto. La vocal «A», hace vibrar intensamente estos Chakras.

6.- Chakra de las Gónadas

A la altura de la próstata se encuentra la Iglesia de Esmirna. Su Chakra tiene seis pétalos. Confiere el poder de crear. El agua elemental de los sabios, es el elemento de este Chakra. Todo aquel que lo desarrolla, tiene poder sobre las aguas y las tempestades. Su mantram portentoso es “M”.

7.- Chakra del Coxis

En el coxis se encuentra encerrado el poder de Kundalini. El Kundalini mora en los electrones. Los sabios meditan en el Kundalini, los devotos lo adoran, en los hogares de perfección se le rinde culto. Actualmente se han hecho muchos experimentos con el átomo, con los electrones, y se sabe que éstos, tienen impulsos autónomos, pero desconocen qué es la conciencia del Kundalini.

El Kundalini se despierta con el Pranayama, con la concentración y la meditación, con la devoción muy profunda, con la voluntad y la comprensión, con los mantrams sagrados y con la magia sexual.

El Kundalini despierto, entrega visiones maravillosas, el ultra de la naturaleza, y el discípulo puede escuchar el ultra del espacio, sonidos maravillosos, como los que escuchara un Mozart, un Beethoven, sonidos de la naturaleza. Cuando el Kundalini despierta se desarrollan los poderes del alma. Cuando el Kundalini despierta ve una luz muy brillante igual a diez mil soles que resplandecen de alegría al unísono con la Iglesia de Éfeso. Su mantram es “S”.

La Iglesia de Éfeso confiere poderes sobre las criaturas elementales que viven en las entrañas de la tierra. Entonces podemos obrar sobre los terremotos.

El Chakra del coxis está se relaciona con la Iglesia de Éfeso. Es un loto esplendoroso. Ese loto tiene cuatro pétalos. La Iglesia de Éfeso tiene la luminosidad de diez millones de soles. El elemento tierra corresponde a esta flor de loto. La pereza, la gula, la concupiscencia, impiden su progreso. El poder del Kundalini puede ir eliminando estos defectos previamente comprendidos.

Las «siete vocales» de la Naturaleza: I-E-O-U-A-M-S; ¡resuenan en toda la Creación!...

Bibliografía: Libro amarillo, Samael Aun Weor y Conferencia de Antecámara “Los Chakras”.

Enviado por: Instructor: Ismael Moreno Luna Comisión de Calmécac.

Imagen1: Ilustración tántrica hindú

Imagen 2: dibujo que muestra la localización de los chakras que se mencionan en las Upanishad.

“Las siete vocales de la Naturaleza: I E O U A M S, resonaban antiguamente en el organismo humano. Cuando el hombre salió de las Tierras de "Jinas", se perdieron el Ritmo y la Armonía” Samael Aun Weor.

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 |
Suscribirme