Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

English | Francais | Buscador

La Ley del Destino

Imagen: Himno al Sol Naciente Año:1869 Autor: Fedor Andreevich Bronnikov

Una de las grandes inquietudes del ser humano es conocer sobre su destino, hay quienes buscan incluso adivinadores o se acercan a prácticas y artificios ocasionando con ello mayor confusión, desorientación y desasosiego, sin saber que el destino es relativo. En el capítulo 21 del Pistis Sophía, uno de los libros encontrados entre los rollos del mar muerto, María interroga a Jesús respecto a si los adivinadores pueden predecir el futuro; Jesús responde que solamente podrían hacerlo si el destino no pudiera ser alterado.

Además de la ley del destino, existen otras leyes que convergen en la vida del ser humano, como la ley del karma y la ley de los accidentes; se vuelve complicado pronosticar a la generalidad de los seres humanos el porvenir, al igual que es difícil saber el paradero de una máquina en movimiento y sometida a la ley de los accidentes. “La ley del destino y el karma controlan a la esencia y en forma relativa también controlan a la personalidad”.

Esencia y personalidad son diferentes, con la esencia se nace, al principio es prístina y poco a poco se va embotellando en los agregados psicológicos, mientras que la personalidad es una energía de tipo mental que se va desarrollando de acuerdo a la educación en el hogar y en la escuela, al medio ambiente, las costumbres, etc. Los agregados psicológicos van robusteciendo a la personalidad, mientras que van debilitando a la esencia.

Se puede considerar que no todo es karma, y que el cincuenta por ciento de los sufrimientos y amarguras del ser humano son resultado de accidentes, porque la miseria, el crimen, el robo, la falta de caridad, que son productos de la falsa educación de la personalidad, ocasionan infelicidad y no tiene que ver con el karma, sino con acciones desalmadas que se cultivan en el seno del hogar, en las escuelas y en las calles.

La sociedad primero educa a los niños y permite entretenimientos de violencia, burla, egoísmo, crueldad y enajenación y más tarde los castiga cuando se vuelven delincuentes. Después, el ser humano culpa a Dios de todos los sufrimientos; mientras que la gran realidad es que Dios no es quien ha creado el dolor y la miseria, somos nosotros los creadores.

Al venir al mundo, los ángeles del destino depositan en los tres cerebros (Intelectual, emocional y motor-instintivo-sexual) determinado capital de valores vitales, la herencia está al servicio del karma); si estos valores son malgastados, entonces la vida se verá interrumpida, así como cuando alguien sale de viaje y lleva su capital, pero si no sabe gastar su dinero, entonces su viaje termina más pronto. En cambio, si sabe ahorrar y usar equilibradamente sus valores, entonces su vida se alarga.

La cantidad de valores que a cada cual se le otorga por ley del karma se determina de acuerdo a las pasadas existencias, ya que es necesario comprender que antes de esta vida tuvimos no sólo una, sino muchas otras. Así cada cual nace con su propio destino, algunos en las mejores condiciones y otros en circunstancias muy difíciles, si se hizo el bien en la pasada existencia, ahora se recoge el premio, nada falta en el hogar y tiene comodidades de toda especie, pero si se hizo el mal, se dio rienda suelta a los instintos, si fue avaro, si explotó al prójimo, si cometió el error de robar o arruinar a otros, si se hizo mal uso del dinero, es evidente que le toca volver entre familias de miserables, infeliz, desnutrido. Así cada cual recoge el fruto de sus propias acciones.

La predestinación existe de tal forma que si roba, le robarán, si mata, le matarán, etc., con la vara que medimos, seremos medidos, por ley de recurrencia, cada cual nace con su propio destino, pero también cada cual puede empeorarlo o mejorarlo; se empeora si además de tener karma, sigue haciendo el mal y deja de hacer el bien, pudiéndose hacer; el sufrimiento se incrementa si, además desarrolla una personalidad orgullosa, rencorosa, vengativa, intolerante.

El destino puede modificarse para mejor, haciendo muchas obras de caridad, dedicándose al bien, practicando las obras de misericordia, porque cuando una ley inferior es trascendida por una ley superior, la ley superior, lava a la ley inferior, así es como el destino, con cada acción se va modificando. Es ahí donde el libre albedrío cambia el rumbo del destino.

Por ejemplo, si alguien es agredido, tiene unos instantes de segundo para decidir, si decide golpear y hasta matar, podría terminar en la cárcel, pero si decide controlar sus emociones, su destino es diferente. Ante una invitación de drogas, cada quien decide si tomarla o rechazarla y de su decisión depende su destino. La adolescente puede ser tentada para tener relaciones sexuales, y su decisión en ese momento alterará su destino.

El error es pensar que sólo se tiene esta vida (ignorar la ley del retorno) y desconocer los misterios de la muerte, pero el desconocimiento de la ley no exime su cumplimiento. Cuando un bebé muere al nacer, pareciera un hecho inmisericorde, y sin embargo es la dura lección para los padres, que fueron crueles con sus hijos en la vida anterior y con ese sufrimiento mejoran, aprenden a amar.

Se puede decir que cada alma es el artífice de su propio destino, porque cuando nace trae el fruto de lo que sembró en sus vidas pasadas y con cada una de sus acciones (a través de su personalidad), va cambiando el curso para mejor o para peor. Cuando se trabaja por el despertar de la consciencia, se va desarrollando la ley de la epigénesis, la capacidad para originar nuevas circunstancias, es obvio que los Hombres Auténticos, con voluntad consciente pueden modificar su destino y originar un nuevo orden de cosas.

Poema de don Ramón del Valle Inclán:

ROSA GNÓSTICA

"Nada será que no haya sido antes. Nada será para no ser mañana. Eternidad son todos los instantes, Que mide el grano que el reloj desgrana."

"Eternidad la gracia de la cosa, y la alondra primera que abre el día, Y la oruga, y su flor la mariposa. ¡Eterna en culpa la conciencia mía!"

"Al borde del camino recostado como gusano que germina en lodo, siento la negra angustia del pecado, Como la divina aspiración al Todo."

"El gnóstico misterio está presente en el quieto volar de la paloma, y el pecado del mundo en la serpiente (tentadora) Que muerde el pie del ángel que la doma."

"Sobre la eterna noche del pasado Se abre la eterna noche del mañana. ¡Cada hora, una larva del pecado! ¡Y el símbolo la serpiente y la manzana!

"Guarda el tiempo el enigma de las Formas, como un dragón sobre los mundos vela, y el Todo y la Unidad, supremas normas, Tejen el Infinito de su estela".

"Nada apaga el hervor de los crisoles, en su fondo sellada está la eterna idea de Platón. Lejanos soles Un día encenderán nuestra caverna".

"Mientras hilan las parcas mi mortaja, Una cruz de ceniza hago en la frente. el tiempo es la carcoma que trabaja por Satanás. ¡Y Dios es el presente!"

"¡Todo es Eternidad! ¡Todo fue antes! ¡Y todo lo que es hoy será después, en el instante que abre los instantes, ¡Y el hoyo de la muerte a nuestros pies!"

Enviado por: Susana Margarita Rodríguez Licea. Comisión de Eventos del ICQ.

Imagen: Himno al Sol Naciente Año:1869 Autor: Fedor Andreevich Bronnikov

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 |
Suscribirme