Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

English | Francais | Buscador

Civilización y Barbarie

El Corazón de los Andes Autor: Frederic Edwin Church - Año: 1859.

Vivimos en un mundo maravilloso, donde los sonidos de la naturaleza son extraordinarios, el canto de las aves; la luz descompuesta y fraccionada en todas las partículas de la materia, nos entregan la percepción de colores asombrosos, el azul celeste y muchas variantes, el violeta, morado y múltiples matices de las flores, parece que nos invitan a buscar una mejoría en las actitudes humanas y a exaltar las virtudes y cualidades del alma, muy lejano a encontrar dichas cualidades del alma en forma mecánica; realmente parece ser que se requiere un shock de conciencia, una psicología revolucionaria y no mera mecanicidad, pues si bien podemos observar que ha habido evolución en todas las culturas, es innegable la involución y en el ser humano podemos decir que así mismo, ha habido evolución e involución que la identificaríamos como barbarie, abandono de los estados de civilización.

Parece que el arco y la flecha se han quedado atrás por motivo de la civilización, parece que la época de la piedra y las cavernas son situaciones del pasado también por la civilización, sin embargo barbarie podemos encontrar cuando cientos de personas viven en casas diminutas, semejantes a ratoneras, alejándose de la percepción de la belleza de la naturaleza; parece ser que la barbarie de la convivencia entre seres humanos terminaría cuando comenzó a utilizar el diálogo, leyes, reformas y cuidados para el ciudadano; parece que la época del viejo oeste, en las que en un principio el ser humano buscaba expandirse y encontrar nuevos horizontes para un mejor vivir, terminaron con la barbarie de las armas para mantener las tierras y propiedades y ahora la barbarie utiliza las mismas leyes, acuerdos, escritos y reformas para defender los delitos, injusticias y crímenes de la actual civilización, convirtiéndose en un ciclo vicioso.

Si bien grandes personajes, intentando llevar a sus países gobernados a una mejor civilización lo lograron en un principio, más tarde sufrieron el cataclismo de la barbarie, pues los arcos y flechas se convirtieron en bombas atómicas, ametralladoras y fusiles, convirtiendo a los seres humanos en bárbaros con trajes y criminales de cuello blanco.

Ahora la sociedad sufre esclavismo, con jornadas de trabajo largas y de poca paga, enfermedades que son difíciles de atender por la falta monetaria de los enfermos y que, a pesar del gran desarrollo tecnológico, personas mueren por falta de recursos para poder solventar los cuidados médicos.

De qué sirve tanta tecnología, si el ser humano pretende esclavizar a sus semejantes con impuestos impagables a los que las personas prefieren no estar reconocidos, porque si se reconocieran, sería imposible solventarlos. Qué estado de barbarie es éste, en el que se gastan millones de dólares en espectáculos, lujos y tecnologías, cuando las personas apenas alcanzan para medio comer, medio nutrirse, medio vestir.

Fuente de la Alhambra. 2019. Fidelia Castro.

¿A qué llamamos civilización?, ¿Acaso a la ciencia aplicada para crear guerras biológicas o enriquecimientos a costa del dolor de muchas personas?; tal parece ser que la barbarie ha llegado nuevamente e iniciado los tiempos del fin de esta humanidad. Podemos decir que un individuo es civilizado, cuando camina por la senda de la revolución de la conciencia, es civilizado, cuando se rige por los principios del alma, la verdad, la justicia, honorabilidad y honestidad; y marcha por el camino de la barbarie, cuando se abandona a los prejuicios haciéndose víctima del batallar de la mente con tantos juicios cayendo en las argucias del agregado psicológico, como la ira, la envidia, etc.

Ha llegado el momento de revolucionar la conciencia, de trabajar con la libre iniciativa individual, pues también está comprobado que cuando no hay libre iniciativa individual, la inteligencia retrocede, involuciona.

Los Stalin, los Lenin, crearon sociedades con fundamentos socialistas que en un principio ayudaron manifestando cierta civilización a las carencias del pueblo, pero que, a fin de cuentas, ese socialismo involucionó haciendo caer a esos estados en una barbarie de abuso de la libre iniciativa individual, socavando las cualidades del alma de cada persona.

Estamos en los tiempos del fin y es momento de levantar en alto la antorcha de la luz de la sabiduría y seguir el camino de la revolución de la conciencia.

Enviado por: Francisco Ismael Moreno Luna, Comisión de Calmécac, ICQ.

Imágenes: 1.- El Corazón de los Andes Autor: Frederic Edwin Church - Año: 1859. 2.- Fuente de la Alhambra. 2019. Fidelia Castro.

“Considerar vuestro origen. No fuisteis formados para vivir como brutos, sino para seguir la virtud y el conocimiento”. La Divina Comedia.

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 |
Suscribirme