Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

English | Francais | Buscador

A Himsa, (la no violencia)

William-Adolphe Bouguereau: The Virgin of the Lamb.

Si nos detenemos por un instante en nuestra vida y la observamos, nos damos cuenta que la mayoría de ella está basada en sistemas de violencia, y no estamos hablando de la violencia que ya es demasiado palpable a nuestro alrededor, sino de la misma violencia con la que nos desenvolvemos cada uno de nosotros diariamente.

Para poder comprender este aspecto podemos mencionar lo siguiente: vemos que, cuando queremos algo que nos es difícil alcanzar por méritos propios o que simplemente queremos sobresalir y buscar la aceptación de otros, lo buscamos siempre con una base de violencia y no estamos hablando de golpes físicos, o daños físicos palpables, nos estamos refiriendo a daños que van más allá de éstos, por ejemplo si deseamos un puesto en algún trabajo, nos dedicamos a hablar mal de aquellos que suponemos son una competencia para nosotros, y tratamos de hacer que queden mal ante todos, y lo que es peor, nos engañamos a sí mismos diciendo que estamos haciendo bien, y puede ser que logremos ese puesto que tanto codiciamos, sin embargo, bien vale la pena recordar que todo lo que hacemos tarde que temprano cae sobre nosotros como un rayo de venganza, recordemos que existe una ley superior, que es la ley del karma, que ya todos conocemos.

No debemos olvidar que la violencia engendra más violencia y el odio engendra más odio. La violencia jamás ha servido para hacer un mundo mejor, y bien podemos recordar aquellas palabras que mencionara Mahatma Gandhi promotor del A Himsa:

"La no violencia no consiste en renunciar a toda lucha real contra el mal. La no violencia, tal como yo la concibo, entabla una campaña más activa contra el mal que la Ley del Talión, cuya naturaleza misma da por resultado el desarrollo de la perversidad. Yo levanto frente a lo inmoral una oposición mental y, por consiguiente, moral. Trato de enmohecer la espada del tirano, no cruzándola con un acero mejor afilado, sino defraudando su esperanza al no ofrecer resistencia física alguna. Él encontrará en mí una resistencia del alma que escapará a su asalto. Esta resistencia, primeramente, le cegará y enseguida le obligará a doblegarse. Y el hecho de doblegarse no humillará al agresor, sino que le dignificará"...

Comenta el maestro Samael: “A himsa es precisamente: A = No, Himsa = significa querer matar, querer perjudicar, etc. "A-Himsa", es pues, el renunciamiento total a toda intención de muerte o de daño ocasionado por la violencia. A-Himsa es lo contrario del egoísmo. El A-Himsa es no-violencia en pensamiento, palabra y obra; el A-Himsa es respeto a las ideas ajenas, respeto a todas las religiones, escuelas, sectas, organizaciones, etc. A-Himsa es recta acción. A-Himsa es amor radical y cien por cien práctico.”

¿Cómo lograr el A Himsa?

Mosaic of the archangel Uriel in St John’s Church, Boreham Road, Warminster, Wiltshire, England.

No es de la noche a la mañana que va a cambiar nuestro alrededor, ni por arte de magia que nosotros mismos dejaremos de ser violentos, se necesita que cambiemos cada uno desde el interior y solo entonces nuestro alrededor podrá cambiar.

Para ser diferentes internamente, necesitamos comprender que todos cargamos con infinidad de defectos de tipo psicológico, los cuales ya han sido mencionados por las grandes culturas que han surgido en nuestro mundo, tales como: “los demonios rojos de Seth”, entre los egipcios, “los 400 surianos para los aztecas,” los señores de Xibalbá” señalados por los mayas, etc. quienes utilizan la personalidad como instrumento de acción.

Por ello el maestro Samael nos explica:

“El personalismo resulta de esa mezcla de ego y personalidad, el culto a la personalidad fue inventado por el yo. Realmente el personalismo engendra egoísmos, odios, violencias, produce anarquía y confusión.

No podemos esperar que el yo evolucione porque el yo no se perfecciona jamás, necesitamos una total revolución de la conciencia.

Conforme morimos internamente de instante en instante, la concordia entre los hombres se va desarrollando lentamente. Conforme morimos de instante en instante, el sentido de la cooperación va desplazando totalmente al sentido de la competencia. Conforme morimos de momento en momento, la buena voluntad va desplazando poco a poco, a la mala voluntad.

El yo fue creado por nuestra propia mente y dejará de existir cuando lo hayamos comprendido totalmente en todos sus niveles de la mente. Sólo a través de la recta acción, recta meditación, recta voluntad, rectos medios de vida, recto esfuerzo y recta memoria, podemos disolver el yo. Es urgente comprender a fondo todo esto si realmente queremos la Revolución de la Dialéctica.

Los hombres de buena voluntad aceptan el A Himsa; Resulta imposible iniciar un nuevo orden de nuestra psiquis excluyendo a la doctrina de la no violencia.

El A Himsa debe cultivarse en los hogares siguiendo la senda del Matrimonio Perfecto. Sólo con la no violencia en pensamiento, en palabra y en obra, puede reinar la felicidad en los hogares.

El A Himsa debe ser el fundamento del diario vivir, en la oficina, en el taller, en el campo, en el hogar, en la calle, etc. Debemos vivir la doctrina de la no violencia.”

Con estas palabras comprendemos que si no morimos de instante en instante, seguiremos dominados por los defectos de tipo psicológico que tan miserable hace nuestras vidas y son los que nos conducen a múltiples fracasos, no son los demás los que nos hacen sufrir, no es con el tiempo con el que todo va a cambiar, si seguimos como hasta ahora, nuestras vidas jamás cambiarán.

Para poder eliminar los defectos de tipo psicológico que nos conducen a la violencia necesitamos trabajar intensamente sobre sí mismos, primero auto observándonos, siendo sinceros consigo mismos para poder estudiar cada uno de esos defectos y después poder comprenderlos y eliminarlos de nuestro interior.

Enviado por: Instructora Gnóstica María Guadalupe Rodríguez Licea. Cursos de Gnosis por Internet

Imágenes: 1. William-Adolphe Bouguereau: The Virgin of the Lamb. 2. Mosaic of the archangel Uriel in St John’s Church, Boreham Road, Warminster, Wiltshire, England.

Bibliografía: Samael Aun Weor, libros: Revolución de la Dialéctica y Cristo Social.

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 |
Suscribirme