Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

MICHAEL

Arcángel San Miguel, Juan Espinal 1779

Arcángel San Miguel, Juan Espinal 1779

Los siete ángeles o cosmocratores cumplen una misión específica, pues deben crear y orientar a cada una de las siete razas de nuestro planeta y aunque cada regente habita en el templo corazón de su respectivo astro, ellos dirigen los destinos humanos y enseñan, en su oportunidad, la sabiduría divina para que los individuos que anhelen fusionarse con la divinidad, puedan lograrlo.

La sabiduría cósmica está seccionada en siete grandes verdades: Gabriel, regente de la luna entregó en la primera raza el conocimiento de los dolores y miserias de este mundo. Rafael, de mercurio, el descubrimiento de la fragilidad humana en la segunda raza; Anael de Venus, el discernimiento del deseo y el pecado. Michael, del Sol, la noción de la mente humana. Samael, de Marte, el árbol del conocimiento; Zachariel, de Júpiter, la conciencia humana y Orifiel, de Saturno, el árbol de la vida.

Son así siete Avataras o mensajeros, siete verdades y siete razas. Michael sin embargo, es el maestro de todos, pues es el regente del Sol…, los planetas giran a su alrededor. Michael es el jefe de todas las almas, es el Salvador del mundo, él confirma las siete verdades e inclusive envió a su alma humana (su alma perceptible al ser humano) encarnada en el bendito Maestro Jesús el Cristo para entregar el drama cósmico. Al finalizar esta quinta raza aria, Jesús el Cristo vendrá, durante el cataclismo del cual habla el capítulo 8, 9 y 10 del Apocalipsis, en medio de la guerra, el hambre y la miseria, a confirmar lo que Samael ha entregado, así como lo ha hecho en las anteriores razas. “Entonces el reino de Dios se habrá consumado como él lo anunció a sus siervos, los profetas”.

Caída de los ángeles rebeldes. Luca Giordano. 1666

Música de Irán. Palacio Hasht-Behesht, Isfahán, Irán, 1669.

Michael es el rector del Sol, los rayos estelares que emanan de este astro, se transforman, al pasar por la ionósfera de nuestro planeta en luz, color, calor y sonido. Los rayos estelares también se condensan en metales, específicamente en el oro. Posteriormente, los metales de los cosmocratores evolucionan convirtiéndose en elementales vegetales y animales, para culminar el proceso en chispas divinas que encarnan en seres humanos. Cuando los seres humanos se convierten en ángeles, pueden entonces regresar al seno del Padre que los engendró. Esta es la esencia de las siete verdades y el camino para lograr la escala de Jacob.

Al final de cada raza, los ángeles tocan sus trompetas, (Ap. 8: 2). "Y el cuarto ángel (Michael) tocó la trompeta y fue herida la tercera parte del sol, y la tercera parte de la luna, y la tercera parte de las estrellas de tal manera que se obscureció la tercera parte de ellos, y no alumbraba la tercera parte del día, y lo mismo de la noche" (Ap. 8: 12). "Y vi otra señal en el cielo, grande y admirable, que era siete ángeles que tenían las siete plagas postreras; porque en ellas es consumada la ira de Dios" (Ap. 15: 1).

Michael ha condenado a la humanidad por haber alterado la atmósfera terrestre con explosiones atómicas, ocasionando que las zonas superiores de la atmosfera ya no puedan filtrar los rayos del Sol, y pronto el Sol se verá negro como cilicio y la luna roja como sangre, provocando además terribles terremotos y grandes maremotos. La radioactividad se incrementa cada día y con ello se avecinan epidemias, enfermedades desconocidas, hambres, miseria y tribulación. "Mas, ¡ay de las preñadas y de las que crían en aquellos días!, porque habrá apuro grande sobre la tierra e ira en este pueblo" (Lucas 21: 23).

El arcángel Miguel vence a Satán. Guido Reni. 1635

El arcángel Miguel vence a Satán. Guido Reni. 1635

El Apocalipsis señala las plagas y copas que cada ángel derrama sobre la Tierra. Michael es el encargado de enviar “la cuarta copa sobre el Sol y quemar a los hombres con fuego”, la envía porque se ha convertido el amor del Cristo en odio. El odio es el monstruo más terrible que existe sobre la Tierra, el odio quema a las personas, funde a la humanidad en guerras y enfrentamientos. Además de confundir el egoísmo y la maldad con la justicia y el deseo con el amor, el ser humano se exculpa con el ateísmo y la blasfemia. Pecadores y tenebrosos blasfeman a Dios por sus dolores y por sus plagas, sin reconocer ni arrepentirse de sus obras.

Los buscadores de las siete verdades, quienes luchan por destruir al príncipe de este mundo (el yo), serán salvos. Los justos no deben temer; ellos serán salvados secretamente antes del gran cataclismo. En la catedral del alma hay más alegría por un pecador que se arrepiente, que por mil justos que no necesitan de arrepentimiento. El dolor y las experiencias han complicado y robustecido al yo; solamente una verdadera revolución interior puede salvar al ser humano. Cuando el hombre disuelve al yo, hay una revolución total. El dolor es el resultado del odio y de las malas obras. Al disolver el yo, se encarnan las siete verdades otorgando felicidad absoluta, suprema paz y abundancia. Michael, encarnado en Jesús el Cristo, auxilia a todos aquéllos que anhelan la felicidad.

A Michael se le puede invocar el domingo real, que se corresponde con el actual día miércoles para suplicarle ayuda para comprender y eliminar el odio, y, a su vez, desarrollar el amor. También se le invoca para asuntos relacionados con la salud, vida, fertilidad, altos dignatarios, jefes de empresas, reyes y señores de mando. Michael se relaciona también con el signo zodiacal de leo, el corazón y la espina dorsal, el metal oro, la piedra el diamante, perfume incienso, planta girasol, flor amapola, color dorado, elemento fuego, día domingo y palabra clave vida. Se relaciona con los defectos del odio, ira y orgullo.

Enviado por: Susana M. Rodríguez Licea, Comisión Eventos ICQ

Es claro que la Justicia Divina jamás fallaría. Toda culpa, por grave que ésta sea, tiene su equivalente matemático exacto expiatorio; no es posible pagar más de lo que se debe, y si la Divinidad cobrase más de lo debido, obviamente no sería justa. Si hay Infierno, Si hay Diablo Si hay Karma. SAW.

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10
Suscribirme