Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Arcano 70. La Cooperación

Arcano 70. La Cooperación

AM: El Principio de la Reciprocidad. AT: “No hay hombre sin ciencia, ni ciencia sin hombre”. AV: Neptuno. Letra: N. Nº 7. EG: Ayuda de un desconocido; se facilita la solución del problema; contacto provechoso. D: Afecto sincero, promesa cumplida, progreso por aplicación de artes o ciencias. Joven pelirroja. R: Prosperidad por fallecimiento o causa misteriosa; se desvanecen esperanzas sin fundamento.

La cooperación: Desde un punto de vista rigurosamente semántico, y de acuerdo con el diccionario, “operar” significa “actuar u obrar sobre una cosa, provocando determinados efectos”. Asimismo, el prefijo “co” significa “conjuntamente”. Luego la palabra “cooperación”, derivada de "operar" y a la que se le antepone el prefijo "co", implica “actuar u obrar conjuntamente con otros para lograr el mismo fin”.

La antítesis de la cooperación consciente es la cruel competencia.

En el Cosmos infinito todas las galaxias con sus respectivos sistemas solares cooperan entre sí para mantener al universo firme en su marcha.

De igual modo, todo en la naturaleza está inteligentemente estructurado para que sus organismos minerales, vegetales, animales y humanos, en franca cooperación armónica, se alimenten recíprocamente.

En nuestro cuerpo planetario o cuerpo físico, los diferentes órganos trabajan coordinadamente, cooperando entre sí (cada uno con sus respectivas funciones) para mantener vivo, saludable, fuerte, vigoroso, este maravilloso organismo que se nos ha dado para que con él logremos la Auto-Realización Intima del Ser.

“Dios es dioses” y toda esa hueste colectiva trabaja agenciando las leyes pero en forma armoniosa y equilibrada, cooperando entre ellos para que se cumplan los propósitos de la creación.

El sentido de cooperación es, pues, de origen divinal, en tanto que la competitividad es de origen demoníaco, izquierdo, tenebroso. Al Ego, al Yo, al Mí mismo, le agrada la competencia. El término “competencia” implica disputa o rivalidad.

Quienes gustan de la competencia tratan siempre de subir, de trepar al tope de la escalera social, de hacerse sentir, de ser los primeros en todo, e incluso intentan destruir moral y físicamente al adversario. Vale decir que la competencia tiene sus fundamentos en el orgullo, la vanidad, el egoísmo, la prepotencia, el afán de mando y de poder, la soberbia, la pedantería, el amor propio, la auto-estima, la auto-consideración, la envidia, el odio y otros tantos elementos inhumanos o Yoes que en el medio-ambiente provocan guerras, hambre, miseria, enemistades y conflictos sociales en general.

De modo que, con este arcano menor hemos de estudiar todo lo relacionado con la ciencia de saber vivir consciente e inteligentemente, cooperando con los desideratos cósmicos del Ser, en primer lugar y en segundo término, cooperando también con nuestros semejantes.

Para sentir la necesidad de cooperar, la muerte del Ego es absolutamente necesaria. “Cuando morimos de instante en instante, la concordia entre los hombres se va desarrollando gradualmente. Cuando morimos de instante en instante, el sentido de cooperación va desplazando totalmente al sentido de competencia. Conforme morimos de instante en instante, la buena voluntad va desplazando poco a poco a la mala voluntad”.

“Se hace imposible cooperar cuando en nuestro corazón no vibra la generosidad”.

Sumando cabalísticamente el Nº 70 (7 + 0), conseguimos la cifra 7, correspondiente al arcano mayor titulado “El Triunfo”. Este triunfo se consigue con la transformación mental, fabricando en la “Forja de los Cíclopes” el legítimo cuerpo mental y simultáneamente muriendo en sí mismos para así lograr la apertura de la mente interior.

Digamos, finalmente, que la ausencia del sentido de cooperación es óbice u obstáculo para el logro de la Auto-Realización Intima del Ser.

La cooperación:

La cooperación como acto de colaboración en el esfuerzo, simboliza la virtud humana de saber complementarse. El principio de la reciprocidad.

Aprender a cooperar es inteligencia. La inversión del Yo del otro nos hace comprender la necesidad de la cooperación consciente, si no queremos que el comerciante vecino nos perjudique no lo perjudiquemos, no hagamos a otro lo que no queremos que otro nos haga, aprender a cooperar es inteligencia.

Habiendo unión y cooperación desaparece la competencia, cuando la competencia deje de existir, hay paz, abundancia y progreso total para unos y otros. La cooperación trae beneficio económico, la cooperación trae paz, pan y trabajo fecundo y creador. En el centro de la lámina vemos a Uxa, el pilar, la columna siendo erigida y trabajada por dos personajes, como símbolo de ese trabajar mancomunado para obtener el bien común.

Los dos árboles del Edén: El Árbol de la ciencia del bien y del mal, representado por el sexo y el árbol de la vida, representado por la columna vertebral, se tocan en sus raíces. Toda verdadera doctrina cultural tiene que estudiar detenidamente estos dos árboles. Porque el estudio de un árbol con el olvido del otro, da un conocimiento incompleto, inútil.

Esta enseñanza nos indica que es necesario trabajar con ambas columnas torales de la logia Blanca: la sabiduría y el amor.

En las figuras de este Arcano aparece el árbol de la vida representado por el ave y el árbol de la ciencia del bien y del mal por el buey, el ave como el Espíritu Santo y el buey alegoriza al mercurio de los alquimistas.

Ah, el buey: El famoso buey Apis, tan adorado en los misterios egipcios, era el creador y el fiscal de las almas. El buey Apis, simbólicamente, fue consagrado a Isis, porque de hecho se halla relacionado con la vaca sagrada, la madre divina, “Isis, a quien ningún mortal ha levantado el velo”

Para que el buey tuviese el alto honor de ser ascendido a tal categoría, era preciso que fuese negro y tuviese en la frente o en una de sus paletas una mancha blanca en forma de creciente lunar.

Es también cierto y de toda verdad, que dicho buey sagrado, debía haber sido concebido bajo la influencia del Rayo y tener bajo la lengua la marca de Kephera, el Escarabajo Sagrado.

Apis era el símbolo de la Luna, tanto a causa de sus cuernos en forma de creciente lunar, cuanto porque, salvo el plenilunio, este astro tiene siempre una parte tenebrosa indicada por el negro de la piel y otra resplandeciente, simbolizada por la mancha blanca.

BAK, cumplir, laborar: Este símbolo Bak (cumplir, laborar), nos recuerda en primera instancia al Deber Parlock del Ser, con que debemos cumplir. En segunda instancia nos recuerda al BA Egipcio, el Alma Humana, que labora y trabaja en la gran obra.

Letra hebrea HETH o CHET: HETH o CHET: Quiere decir “Vallado”, amontonamiento”. El vocablo significa “lo que tiende a la forma”, el plasma-mater en cuyo seno dormita la vida, representa el principio de la existencia elemental. Despierta en el ser humano aptitud para repartir equidad.

Fonograma egipcio: TA, volar: La golondrina, que indica volar, y como dijimos en el Arcano 7, se utilizaba para expresar la idea de “Herencia” (Herencia Perdida). Entonces sería, como dice un antiguo Ritual, “Volar hacia todo lo generoso y sublime”, “arrebatado por el Viento de Espíritu”. Además vemos que vuela sobre las aguas mercuriales.

El símbolo alquimista: Como símbolo alquimista representa el aurum, el oro, el resplandor, el día; en la escritura pasaje del río aparece representando a la misma letra hebrea Heth.

Letra N: Se relaciona con el número 16 y el Planeta Neptuno. Está simbolizada por un lago en reposo, atributo del centro dinámico y potencial de fuerza.

Planeta regente: Neptuno: señor de la magia práctica. Neptuno, como Asociación Astrológica, nos sugiere la idea gnóstica del gran océano de la vida universal, donde (si desarrollamos el sentido de cooperación) podemos aprender a movernos como el pez entre el agua, sabremos adaptarnos a las variadas circunstancias de la existencia.

Cualidad o virtud: La cooperación, la continuidad de propósitos, el sacrificio. Anhelo espiritual

El Defecto: La competencia, la inconstancia, el egoísmo, el ateísmo.

Prueba iniciática: La ciencia transmutatoria de Jesod-Mercurio, con todo lo que ella implica: Muerte, nacimiento y sacrificio.

Axioma trascendente: “No hay hombre sin ciencia, ni ciencia sin hombre”. Así reza el axioma trascendente de este arcano, declarando una terrible verdad, a saber: Que sólo el hombre real posee y puede llevar a los hechos la antes mencionada ciencia de saber vivir y que sólo esta ciencia puede llevar a la creación de hombres verdaderos.

No es posible crear al hombre verdadero sin la ciencia de los arcanos, que es la misma Ciencia de la Alquimia y la Cábala, el mismo arte hermético, la ciencia transmutatoria de Jesod-Mercurio. Sólo en ese tipo de hombre solar se manifiestan los poderes de la ciencia pura, y sin él, esta ciencia no se expresa, se ignora. ….Crear hombres solares solo es posible cuando existe verdadera cooperación en cada uno de nosotros.

No es posible la creación del hombre solar si no establecemos antes un centro de gravedad permanente en nuestro interior.

¿Cómo podríamos tener continuidad de propósitos si no establecemos en nuestra psiquis el centro de gravedad? Cualquier raza creada por el Sol ciertamente no tiene otro objetivo en la naturaleza que el de servir a los intereses de esta creación y al experimento solar.

Si el Sol fracasa en su experimento, pierde todo interés por una raza sí, y ésta de hecho queda condenada a la destrucción y a la involución. Cada una de las razas que han existido sobre la faz de la Tierra ha servido para el experimento solar. De cada raza ha logrado el Sol algunos triunfos, cosechando pequeños grupos de hombres solares.

Cuando una raza ha dado sus frutos, desaparece en forma progresiva o perece violentamente mediante grandes catástrofes. Obviamente, necesitamos transformarnos antes de que sea muy tarde. Podemos y debemos nosotros dar nacimiento al hombre dentro de sí mismos, debemos cooperar con el sol, debemos interesarnos por las ideas solares, debemos convertirnos en hombres solares en el sentido más completo de la palabra.

Elemento de predicción:

Promete: Afectos sinceros; promesas que se cumplen, desvanecimiento de esperanzas sin fundamento; prosperidad por fallecimientos o causas misteriosas; progreso por la aplicación de las artes y las ciencias.

“Obviamente, necesitamos transformarnos antes de que sea muy tarde. Podemos y debemos nosotros dar nacimiento al Hombre dentro de sí mismos, debemos cooperar con el sol, debemos interesarnos por las ideas solares, debemos convertirnos en hombres solares en el sentido más completo de la palabra”. Samael Aun Weor.-

Cesar Owen. España

 

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10
Suscribirme