Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

ARIES

DEL 21 DE MARZO AL 19 DE ABRIL.

“La Astrología Esotérica es la religión de la Luz y del Amor” (Samael Aun Weor)

Jamás se debe confundir la Astrología profana o numérica, con la auténtica astrología hermética. Una nos convierte en esclavos de las estrellas, la otra nos permite guiarnos por esa estrella que siempre nos ha sonreído, que está en nuestro corazón y es el real Ser interior profundo.

Los astrólogos profanos podrán decir que una cuadratura de Saturno con Marte traerá una catástrofe, o que la oposición entre Marte y Venus será un fracaso amoroso. Pero todo esto puede fallar aunque los cálculos sean exactos y matemáticos, pues las fuerzas que residen en cada planeta y estrella no son algo muerto, no son ciegas, están regidas por principios inteligentes, conscientes y divinales y esas fuerzas pueden auxiliarnos y orientarnos, si uno demuestra trabajo interior y ayuda por la humanidad.

Todo en la creación es algo con vida, cada mundo es una entidad viviente, en el núcleo de cada estrella, planeta, luna, se encuentra el regente planetario, bajo su potestad se encuentra todo lo relacionado con su mundo y así mismo su gobierno en toda criatura viviente.

La Luna está regida por el Maestro llamado Gabriel, Mercurio por el Arcángel Rafael, Venus Uriel, Sol Michael, Marte Samael, Júpiter Zachariel y Saturno Orifiel, cada maestro rige ciertas actividades humanas. Gabriel los nacimientos y la imaginación, Rafael la mente y la medicina, Uriel el hogar y el amor, Michael la vida, Samael la fuerza, Zachariel la mística y política, Orifiel la muerte, las tierras y el karma en acción.

Podemos y debemos dirigir nuestra conciencia hacia esos principios rectores de cada Planeta, y solicitar de acuerdo a la ley divina y el trabajo logrado internamente para que estos maestros nos ayuden en las distintas áreas que gobiernan y así ayudarnos y ayudar a los demás.

No hay que buscar afuera lo que realmente todos llevamos dentro. Cada ser humano es todo un Zodiaco micro cósmico, Aries lo tenemos en la cabeza, Tauro en la garganta, Géminis en los pulmones y brazos, Cáncer en la Glándula Timo, Leo en el corazón, Virgo en el vientre, Libra los riñones, Escorpio los órganos creadores, Sagitario en las arterias femorales y glúteos, Capricornio en las pantorrillas y Piscis en los pies. Pero ese zodiaco individual vive en las tinieblas más profundas, cada átomo es un trío de materia, energía y conciencia y la conciencia de todos los átomos de nuestro micro cosmos están en el más absoluto sueño.

Hay que llevar luz a cada una de esas zonas, es urgente despertar conciencia, se hace indispensable acabar con la ignorancia, el fanatismo y el error y eso solo es posible destruyendo cada uno de los defectos psicológicos que en nuestro interior cargamos.

Aries es el primer signo zodiacal, pues es el fuego sagrado al que rindieron culto los aztecas, persas, incas, egipcios, etc., ese fuego sagrado del Amor que puede transformar el mundo entero. Ese es el INRI de los Cristianos primitivos, es el Zen budista, el Tao Chino, el Abraxas de los gnósticos.

ARIES EN LA MITOLOGÍA

Mitología Egipcia: Asombroso es que los egipcios simbolizaran al Dios Amon Ra, el Dios Oculto, el Logos Solar, precisamente con el animal de este signo zodiacal que en latín se llama Aries o carnero, pues la fuerza que nos puede transformar radicalmente no se encuentra fuera, está escondida en el interior del ser humano, es el Dios oculto dentro de cada mujer y varón

Mitología Griega: el mismísimo Vellocino de Oro afanosamente buscado por Jasón y los Argonautas, milagrosa piel de carnero, la cual tiene el poder de la medicina universal y eso es precisamente lo que hace la fuerza del amor cuando logramos que brote de lo más profundo de nuestra conciencia; al sumergirnos en las profundidades de sí mismo y combatir las fuerzas tenebrosas lograremos encontrarlo.

Mitología Cristiana: No es para menos que se asocie en el cristianismo el Cristo o fuego sagrado con el “Agnus Dei” o cordero de Dios, indicándonos con su sacrificio que sólo a ravés de trabajos conscientes y padecimientos voluntarios es posible controlar ese fuego sagrado y así lograr la liberación final.

ESOTERISMO GNÓSTICO DE ARIES:

Aries comienza al mismo tiempo que la primavera, cuando el fuego hace fecundo todo lo que es, lo que ha sido y lo que será. Aries debe ser despertado en cada uno de nosotros, y lo hacemos cuando amamos de verdad, cuando descubrimos en nuestra pareja el camino que ha de conducirnos a la liberación final, cuando demostramos con hechos que la humanidad es nuestra familia, cuando somos capaces de levantar la antorcha del verbo e iluminar el camino de otros, cuando en verdad trabajamos por llevar a otros la Gnosis como un bálsamo que ayuda a sanar el adolorido corazón de los que sufren y lloran.

Aries está regido por el Planeta Marte. Marte es la fuerza guerrera, la fuerza que necesitamos para luchar por el pan de cada día, la fuerza que se requiere para combatir al eterno enemigo de la noche, la fuerza que necesitamos para enfrentarnos a todo lo podrido de esta raza y que lamentablemente llevamos en nuestro interior.

Las energías que provienen del cosmos no son buenas ni malas, son como la electricidad, si la usamos para mover nuestros aparatos electrodomésticos, para que funcione nuestras computadoras, etc., pues son útiles, pero si la usamos en una silla eléctrica, pues serán mortales. Pero, ¿Qué diferencia existe entre la luz que pasa por un aparato útil al ser humano como la licuadora, el refrigerador, la computadora, etc. y la electricidad que circula para dar muerte?, no hay ninguna.

Así mismo son las fuerzas siderales, dependiendo de nuestra idiosincrasia, de nuestra forma de ser y sentir, de los defectos psicológicos que cargamos, es que tales energías pueden llevarnos a realizar las más grandes cosas o a sumergirnos en los más grandes delitos.

De nada sirve decir: “Pues qué quieres, soy Aries, por eso soy corajudo”, o aquello de que “Sabes, la astrología dice que Aries se lleva bien con Libra, lo siento, voy a dejarte…”, no amigos, basta de ese fanatismo astrológico, con todo esto queremos ustificar nuestros errores y no es de extrañarse que hasta con la astrología queramos amoldarnos para manifestar nuestros peores delitos.

“Hay que sacudirnos el polvo de los siglos, eliminar todas nuestras rancias costumbres y creencias y salir del fanatismo astrológico.” (Samael Aun Weor.)

Somos arquitectos de nuestro propio destino, la Gnosis es la luz que puede revolucionarnos contra sí mismos, que puede llevarnos al despertar del Universo interior y ser uno solo con el Cosmos Infinito. Aries nos enseña el sabio uso de la voluntad de Marte representada en el metal del Hierro, dirigida para el despertar de nuestra conciencia.

En Aries debemos comprender que es indispensable emprender grandes batallas en nuestro universo psicológico, para conquistar el fuego sagrado del amor. No se trata de cursilerías baratas, de romanticismos absurdos, de palabras bonitas, pero huecas, ¿cómo nos podríamos acercar a la verdad? Más bien, se requiere de una lucha incesante contra sí mismo, contra la lujuria, el amor propio, los celos, la ira, la intolerancia, el miedo y la codicia, que necesitamos ser guerreros, luchadores en la vida y saber que el enemigo no está afuera, sino que todos lo llevamos cargando a cuestas desde hace mucho, mucho tiempo.

LÁMINA DE JOHFRA BOSSCHART

Aries

Las bras del pintor holandés Johfra Bosschart son ciertamente una fuente de conocimientos esotéricos relacionados con los 12 signos zodiacales.

En la lámina del Signo de Aries podemos notar elementos que en silencio dicen mucho:

Hierro: La pintura está rodeada de un marco de formas punzantes indicando la voluntad verdadera o Thelema, tan necesaria en el trabajo interior, sólo con esta facultad podremos liberarnos de la Rueda de vidas y Muertes o Rueda del Samsara también dibujada en este mismo marco.

La figura central de esta lámina es Marte, Dios de la guerra, pero indudablemente se refiere a la guerra interior, llamada por los aztecas la guerra florida, la guerra que debe sostenerse contra sí mismo.

Carnero: Es el cordero inmolado, el Cristo, el Fuego sagrado del amor que debemos despertar en cada uno de los momentos de la vida.

Volcanes: Indican el elemento fuego, la acción, la actividad de nuestra esencia, el dejar la negligencia y pereza en el trabajo.

Color Rojo: Es el Cristo, el logos Solar, la fuerza que debe inundarnos para redimirnos.

El Mago: Corresponde al Arcano número uno del Tarot Egipcio, viene a representar a un Ser superior y en su mesa de trabajo los elementos indispensables para realizar la Gran Obra o en lenguaje alquimista elaborar la Piedra Filosofal.

Montaña: Detrás del Mago vemos una montaña, es la iniciación o sendero que debemos recorrer para regresar a aquello que no tiene nombre.

Mujer vendada: Detrás del guerrero encontramos una mujer vestida de color verde, con un fuego en su mano, buscando el camino. Esa mujer es la humanidad que busca el camino interior, esta ciega al conocimiento, pero existe esperanza (color verde) de que lo encuentre; lleva el fuego en su mano, pues dentro de cada uno existe la posibilidad de trabajar con este, aunque no lo sepa.

Salamandra: Son los elementales del fuego, asociadas también al fuego interior de cada uno de nosotros y con el cual es posible la regeneración de la especie humana.

Templo en ruinas: Es la situación en que nos encontramos espiritualmente hablando, se ven por doquier fragmentos de una construcción, añoranza de lo que hace mucho tiempo fuimos y que es indispensable reconquistar.

El color rojo de Aries es el Cristo, el Carnero es el Fuego Sagrado que simboliza al Cristo, Marte lleva en su mano la antorcha del fuego que es el mismo Dios Khristus (Cristo) que viene de antiquísimos Cultos al Dios del fuego.

“Necesitamos la conflagración del Amor para transformar el mundo, necesitamos fuego de Amor para iluminar la sociedad. Los códigos fríos, insípidos, complicados, no cambian nada, no transforman nada. De nada sirven todos los mejores proyectos sociales, todos los mejores principios políticos si no están escritos con el fuego del Amor. La verdadera Revolución es el resultado de la TRANSFORMACIÓN, solo las tempestades del Amor pueden transformar al individuo y a la sociedad.” (Samael Aun Weor)

ELEMENTOS.

Los 2 Genios Zodiacales de Aries, o par de Ancianos citados por “El Apocalipsis” de San Juan, son los siguientes: SATAARAN y SARAHIEL. Aries gobierna la CABEZA, su metal es el HIERRO, sus piedras preciosas que simbolizan virtudes son el RUBÍ y el DIAMANTE, la planta el ROBLE, la flor el CLAVEL ROJO, el perfume es la MIRRA, el color es el ROJO, el planeta que lo rige es MARTE, su elemento es FUEGO y su palabra clave es “ACCIÓN” (Samael Aun Weor).

Piedra: Rubí y Diamante.

En la antigüedad se consideraba que las piedras de colores tenían poderes especiales y eran utilizadas para la curación de enfermedades. Por ser tan hermosas eran utilizadas por los reyes y nobles.

El Rubí es muy cotizado por su brillante color rojo y por ser una de las piedras más duras después del diamante.

Diamante: El nombre diamantest deriva del griego antiguo (adámas), significa: propio, inalterable, irrompible, indomable. Los diamantes han sido atesorados como gemas preciosas desde su uso como íconos religiosos en la antigua India. El diamante es el material natural más duro conocido hasta el momento, donde la dureza está definida como la resistencia a la ralladura.

Perfume: Mirra: YRRHIS ODORATA / COMMIPHORA MOLMOL - Gomorresina roja y aromática, amarga y frágil, obtenida de varios árboles de las de las burseráceas. Se usa en medicina y perfumería.

Planta.- Roble (Quercus) una gran variedad de estos árboles son de corteza dura. Su madera ha sido en todo tiempo muy apreciada en la construcción y la industria; así como también es utilizado en medicina y piezas ornamentales.

Flor: Clavel rojo (Dianthus). Planta muy difundida que se cultiva con fines ornamentales, debido a que pueden durar mucho tiempo con flores y los hay de diversos y hermosos colores. Según los griegos antiguos eran las flores de Dios.

CARACTERÍSTICAS.

Los 4 elementos fundamentales de la naturaleza, (fuego, aire, agua y tierra) están en los signos zodiacales, forman parte del temperamento individual. Así como es el fuego, es Aries, Leo y Sagitario. No es de extrañar que siendo explosivo el fuego, la naturaleza Ariana también sea explosiva y si añadimos a esto la fuerza de Marte, provee de una fuerza de voluntad inigualable que los lleva a cumplir las más grandes empresas, pero como toda fuerza, si no es utilizada sabiamente, termina siendo un problema muy grave para los nativos de este signo y acaban sufriendo mucho en sus matrimonios, por la ira tan impulsiva que los caracteriza. Si los Aries no quieren fracasar en sus matrimonios, deben trabajar con todos esos elementos psicológicos indeseables del coraje.

PRÁCTICA:

Práctica de Aries

Siéntese el discípulo en un cómodo sillón y durante cinco minutos permanecerá sin pensar en nada.

Luego, ore al Intimo así: "Padre mío, tú que eres yo mismo, tú que eres mi verdadero Ser, te suplico que te transportes a la Estrella Principal de la Constelación de Aries, para que me traigas a esta humilde casa al Genio Principal de esa Constelación, a fin de que cure mi cerebro y despierte todos los Poderes Ocultos de mi cabeza".

Luego, el discípulo con las manos entrelazadas sobre el corazón, hará una pequeña venia saludando al Guardián de la columna derecha, inspirando hondo, como un suspiro, y enseguida pronuncia la palabra de pase: Jachín. Enseguida, hará idéntico saludo al Guardián de la izquierda, y pronunciará la palabra: Boaz. Después orará nuevamente a su Íntimo, así: "Padre mío, dad los 7 pasos sagrados hacia adentro, hacia el interior del templo, y póstrate a los pies del Genio Principal de Aries, rogándole que venga a despertar los poderes de mi cerebro, y a inundar de Luz mi cabeza".

Luego, el discípulo pronunciará el mantram AOMmantram se pronuncia abriendo bien la boca con la vocal "A" redondeándola con la vocal "O" y cerrándola con la letra "M" así: AAAAAAOOOOOOOOOOOMMMMMMM.

Este mantram se pronuncia 4 veces con la intención de que la luz inunde todo nuestro cerebro. A continuación el discípulo se pondrá de pie; extenderá su mano derecha hacia adelante, y moverá la cabeza 7 veces hacia adelante, y 7 hacia atrás; 7 dándole vueltas por el lado derecho, y 7 dándole vueltas por el lado izquierdo, con la intención de que la Luz inunde y actúe dentro de todas las glándulas del cerebro.

Samael Aun Weor. Curso Zodiacal.

Instructor: Jenaro Ismael Reyes Tovar. Comisión: Internet San Luis Potosí, S. L. P.

Imagen del Signo Johfra Bosschart.

Imagen de la Práctica Ismael Moreno Luna

Descargar en Word | Pdf | Solo texto | Word Comprimido

Aires | Tauro | Gemínis | Cáncer | Leo | Virgo | Libra | Escorpio | Sagitario | Capricornio | Acuario | Piscis