Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

English | Francais | Buscador

Tauro

Imagen 1: John Bevis – Tauro. 1750.

21 de abril al 20 de mayo

El signo de Tauro, que rige la garganta, nos invita a reflexionar en la importancia de la palabra misma, que se crea o se gesta, precisamente en la laringe.

Nos dice Juan el Evangelista: “En el principio era el Verbo y el Verbo estaba con Dios y el Verbo era Dios, por Él todas las cosas fueron hechas y sin Él nada de lo que es hecho hubiera sido hecho.”

Juan nos insiste en el inicio de su evangelio que Dios está en el Verbo mismo y que es a través del Verbo o de la palabra, que Dios crea.

En la creación existen 7 órdenes de mundos o 7 Cosmos y cada uno de ellos fue creado con el Verbo y se mantienen gracias al Verbo y a la música.

Esto entra en perfecta armonía con la ley del 3 que crea, la Ley Sagrada del Triamazikamno, ya que, en el principio de la creación, más allá de toda manifestación, éstas 3 fuerzas fueron representadas por un Sacerdote y una Sacerdotisa que representaban a la fuerza masculina y a la fuerza femenina, mientras que la fuerza neutra fue representada por un coro y entre todos ellos, cantando, fue como concibieron en el Caos primitivo o aguas primigenias, la Creación

Los ángeles crean con el poder de la palabra. La laringe es el útero donde se gesta la palabra.

Por lo anterior es importante considerar que, en nuestro nivel, el verbo o la palabra es un elemento a cuidar de suma importancia, y que no está separado de nuestro desarrollo espiritual.

La consciencia duerme en nuestra laringe, porque no tenemos una clara idea de lo que decimos, ni de las consecuencias de cada palabra que decimos, por ello es importante volvernos conscientes de cada palabra que pronunciamos y la fuerza o intención que lleva consigo, ya que con ella podemos destruir o dar vida, tal como lo demuestra la importancia de elegir sabiamente las palabras que un médico dice a su paciente ante un diagnóstico complicado o incierto, ya que puede infundir esperanza o desánimo y esto, en última instancia, influir en la salud del paciente.

Toda palabra tiene sus consecuencias y nos traen bienestar o desgracias a aquellos que las pronunciamos, por lo anterior resultan una tontería los rumores, la maledicencia, la crítica mal intencionada, el juzgar al prójimo, los insultos, etc., ya que las consecuencias funestas de cada una regresarán a su autor, trayendo desgracia y sufrimiento.

Las palabras en la sociedad actual ya no llevan sinceridad y, muy al contrario, generalmente son vacías o llenas de hipocresía, por ello cada día más y más contratos y enredos legales son necesarios ya que no somos capaces ni responsables de cumplir los mínimos acuerdos, o la palabra empeñada, llenando al mundo de dolor y amargura.

Todo ello nos señala la urgencia de purificar y perfeccionar nuestro uso de la palabra, y de llenarlas de sinceridad, de armonía y de amor hacia nuestros semejantes a fin de construir las bases de un mejor ambiente a nuestro alrededor, mejores y más duraderas relaciones, así como la posibilidad de un mejor desarrollo espiritual, por la fuerza y contundencia de nuestro verbo, por ejemplo, al practicar los mantras para el fin que sean requeridos. El uso de nuestro verbo en el día a día está íntimamente ligado con su uso en el camino espiritual.

Las personas de signo Tauro son nobles, pacientes, muy trabajadoras, tenaces y avanzan con paso firme, pero si bien se les puede considerar tranquilas, guardan en su interior la fuerza avasallante del Toro que, al ser provocados, derriban sin freno.

Las personas bajo el signo de Tauro son regidas por Venus, el planeta del amor, por ello son románticos y sensuales, pero pueden pasar por fuertes decepciones amorosas. Tienen disposición para las artes manuales, gustan de la música, el arte y la belleza.

ELEMENTOS:

El signo de Tauro es del elemento tierra, su planeta Venus, metal el cobre, rige la garganta y el cuello, color verde, piedra la esmeralda, la flor de espino, palabra clave amor, regente: Uriel Ángel de Venus, día viernes y sus genios zodiacales: Bagdad y Araziel.

Imagen 2: John Bevis. Argo Navis.

PRÁCTICA

Siéntese el discípulo en un cómodo sillón. Cierre sus ojos, aparte de su mente todo pensamiento, adormézcase un poco, y luego enfoque su Mente, hacia adentro, hacia el Íntimo, orando así:

ORACIÓN

"Padre mío, transpórtate ahora a la Estrella Principal de Tauro entra por las puertas del Templo-Corazón haciendo los saludos que tú ya sabes, y ruégale al Genio Sideral de esa estrella y a sus Ángeles que se dignen venir hasta mí, para que me "preparen" y curen mi laringe".

Luego, adormecido el discípulo, imagine ver la luz acumulada en su cabeza descendiendo ahora a la garganta, al tiempo que pronuncia la palabra AOM. Con la vocal "A" imagina la Luz descender de la cabeza a la garganta; con la vocal "O", imaginará la Luz inundando la garganta; y con la vocal "M" exhalará el discípulo el aliento como expirando las escorias que residen en la garganta. Este mantra se pronuncia: aaaaaa oooooo mmmmm por 4 veces o el tiempo que quiera.

He de advertir a mis discípulos, que los saludos tal como los describí cuando hablé de Venus, junto con las palabras de pase "Jachín" y "Boaz", se aplican a todas las estrellas del cielo.

Así pues, los Genios de la Constelación de Tauro vendrán personalmente a despertar los poderes de la laringe, y si el discípulo tiene alguna enfermedad "laríngea" puede solicitar a estos Genios de Tauro, ser curado y ellos lo curarán. También podrá el discípulo aprovechar estos poderes para sanar a otros.

Deberá vocalizar el discípulo diariamente por una hora, la vocal "E", así: eeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee.

El sonido vibratorio de esta vocal, le despertará el Poder del Oído Oculto. La vocal "E" hace vibrar la glándula tiroides, que es el centro del oído mágico. La vocal "E" también desarrolla la clarividencia del cuerpo mental. La vocal "E" hace vibrar el cuerpo mental y nos da el sintetismo conceptual y el poder para penetrar en el íntimo sentido de las palabras.

Samael Aun Weor

Enviado por: Instructor Rubén Soto Orozco

Imagen 1: John Bevis – Tauro. 1750.

Imagen 2: John Bevis. Argo Navis.

“La Astrología de estos tiempos del fin no sirve para nada porque es puro comercio. La verdadera Astrología de los sabios caldeos ya ha sido olvidada.” Samael Aun Weor

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | 12 |
Suscribirme