Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

English | Francais | Buscador

Los Perfumes Zodiacales

Cultura Romana Nombre: Muchacha transvasando perfume Año: Tiempos del emperador Augusto

El asunto de los perfumes zodiacales para muchos es un misterio y para otros, un “cuentos de hadas”. Mientras algunos buscan comprender la ciencia tras el efecto de los perfumes, otros permanecen incrédulos y se ríen de lo que desconocen. Para beneficio de todos, vamos a expandir el tema, comenzando con la evidencia científica de tal forma que aquellos que necesitan ver, vean, para que crean.

En un estudio publicado en febrero del 2013, científicos de la República de Corea, Mi-Yeon Cho, Eun Sin Mil, Myung-Haeng Hur, y Myung Soo Lee, presentan los resultados de su trabajo titulado: Efectos de la Aromaterapia en los síntomas de ansiedad, los signos vitales y la calidad del sueño en pacientes de cuidado intensivo post-intervención coronaria percutánea. En este estudio cincuenta y seis pacientes se distribuyeron entre el cuidado convencional por enfermeras y el otro grupo fue tratado con aromaterapia, donde los últimos fueron expuestos a aceites esenciales de lavanda, camomila y neroli.

Los resultados demostraron de forma favorable que el grupo bajo cuidado con aromaterapia padeció de menos ansiedad (t = 5.99, P < .001) y de mejor calidad de sueño (t = −3.65, P = .001). También se observó una diferencia favorable en la medida de la presión sistólica (F = 4.63, P = .036) al igual que en la medida de la presión diastólica (F = 6.93, P = .011) entre ambos grupos. Evidentemente, esto demuestra que la terapia con perfumes resulta ser verdaderamente efectiva.

La relación entre los beneficios de un perfume con su zodíaco correspondiente se hace clara a la luz de la Metempsicosis de Pitágoras, o el proceso de la transmigración de las almas, pues el origen de cada hombre se halla en su Mónada.

Las Mónadas son partículas últimamente simples e indivisibles que emanan desde el Reino de la Tríada Divina del Padre, Hijo y Espíritu Santo. Estas mónadas contienen en esencia todas las virtudes, poderes, habilidades, y facultades del Padre, mas todos estos atributos le existen solamente en estado potencial. Cada mónada, en su infinita inocencia, requiere del desarrollo necesario para lograr unificarse con su Real Ser y para ello, requiere de los procesos de la transmigración.

Toda mónada comienza su desarrollo recibiendo una forma física en el Reino Mineral. En este nivel fundamental de la creación, las mónadas comparten una misma forma física mientras son educadas por jerarquías angélicas. Parte de la función de estas mónadas en su forma física como “piedras”, minerales y cristales es la de recibir y transmutar corrientes cósmicas para entregarlas a las capas anteriores del planeta, de tal forma que el planeta mismo pueda nutrirse y satisfacer la Ley Cósmica del Trogoautoegocrático Cósmico Común; o la ley que sostiene el balance de la creación, pues todo en la creación contribuye, alimenta y nutre a todo lo demás.

Una vez estas mónadas alcanzan su nivel de maestría en el mundo mineral, trascienden al mundo vegetal donde experimentan su primera condición de “individualidad”. En el reino vegetal las mónadas asumen formas físicas cada vez más complejas mientras son educadas por las jerarquías angélicas del reino vegetal. Aquí las mónadas también aprenden sobre diferentes fenómenos de transporte, transacciones eléctricas y fluidicas, así como sobre sus propiedades medicinales. Cuando las mónadas han alcanzado la maestría en este reino, se ganan el derecho de transmigrar y entrar en el Reino Animal.

En el Reino Animal las mónadas son responsables de organismos mucho más complejos que en el mundo vegetal y continúan con su desarrollo hasta alcanzar la maestría. Una vez las mónadas llegan a la cúspide de este reino, la Madre Divina les recompensa transmigrándole al Reino Humano y dándole su primer cuerpo físico y con ello, comienza la cuenta de 108 vidas para que continúen con su educación interior y alcancen la autorrealización íntima del Ser.

Este proceso de la transmigración de las almas nos permite establecer la conexión directa entre la persona, la planta, el perfume, el metal, el mineral, y el zodíaco correspondiente, pues cada uno de nosotros tiene una mónada interior que ha transmigrado por todos los tres reinos inferiores y que ha adquirido tanto el conocimiento necesario como las maestrías correspondientes por virtud de su propio esfuerzo y autosacrificio.

Ahora es quizá más fácil comprender por qué aquellos que nacen bajo el zodíaco de Aries tienen como minerales el rubí y el diamante, como metal el Hierro, su planta el roble, la flor el clavel rojo, y su perfume la mirra; porque en sus procesos de transmigración, cada uno de estos representa un grado de maestría de esa Mónada en el reino correspondiente.

De igual manera los nativos de Libra con su planta el pino y el ciprés, su flor el narciso, su mineral es la crisolita, su metal es el Cobre, y su perfume es el gálbano; y podemos continuar con los nativos de Tauro con su metal siendo también el cobre, su mineral es el Ágata, su flor es la Flor de Espino, la planta es el abedul y su perfume es el de las hierbas aromáticas, etc.

Cada perfume zodiacal existe entre esa cadena de transmigraciones con el propósito de proveer las fuerzas y la ayuda necesaria a la mónada en el momento que corresponda, pues los perfumes zodiacales tienen facultades curativas muy poderosas para todos los nacidos en su signo particular y en nuestro caso, que hemos consumido muchos de los 3,000 ciclos de 108 vidas para alcanzar la autorrealización, el hecho de que hemos nacido bajo la mayoría, si no bajo todos los signos del zodíaco, resulta irrefutable.

Estos perfumes los podemos utilizar para reducir nuestros niveles de ansiedad, calmar las emociones y calmar la mente; por consiguiente, su uso es muy propicio a la hora de meditar. También nos sirven en aquellos momentos donde el cuerpo físico se encuentra enfermo, pues ayudan a crear una atmósfera favorable para revitalizar el cuerpo etérico que trae como efecto, la mejora del cuerpo físico. Por consiguiente, todo aquel que se encuentre enfermo, sepa que usted debe perfumar su habitación y su casa a diario y darse a sí mismo aromaterapia con su perfume zodiacal.

PERFUMES ZODIACALES

Aries, Mirra

Tauro, Hierba aromática

Géminis, Almáciga

Cáncer, Alcanfor

Leo, Incienso

Virgo, Sándalo Blanco

Libra, Gálbano

Escorpio, Copal

Sagitario, Sábila

Capricornio, Extracto de Pino

Acuario, Nardo

Piscis, Tomillo

Procedimiento

Consiga carbones para quemar incienso y con mucho cuidado, una vez encendido, coloque el carbón ardiente en un lugar seguro, en un recipiente capaz de resistir altas temperaturas. Una vez el carbón esté listo, vierta de su perfume y cree un sahumerio que le permita perfumar su casa, su habitación o cualquier otro espacio que estime pertinente. Siempre es prudente invocar al Íntimo, pedirle por su intervención, rogarle por la sanación y darle gracias por la ayuda prestada, recordando que nada se nos da regalado y que todo lo que se nos dé, debemos devolverlo en ayuda y sacrificio por aquellos que sufren tanto o más que nosotros.

Que todos los seres sean felices.

Biblioteca Nacional de la Medicina, Instituto Nacional de la Salud, EEUU

Enviado por: Ricardo Santana, Instructor del ICQ Phoenix, Arizona

Imagen: Autor: Cultura Romana Nombre: Muchacha transvasando perfume Año: Tiempos del emperador Augusto

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 |
Suscribirme