Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Glándula Pituitaria

Chakra frontal (Ajna) situado en la glándula pituitaria (imagen del libro: Los Chakras de C. Leadbeater)

Esta glándula Pituitaria es muy pequeña, la Biología afirma que es tan solo del tamaño de un guisante y está situada en la base del cerebro y detrás de la base de la nariz, pende de la base misma del cerebro descansando armoniosamente sobre el hueso esfenoides. En ésta glándula encontramos la trinidad maravillosa, la Ley del Triángulo que rige todo lo creado, ya que consta de tres partes: dos lóbulos y una parte media.

Los médicos creen que la vida se imposibilita con la extracción del lóbulo anterior y por lo contrario, el exceso de secreción del lóbulo anterior de la glándula pituitaria da origen a seres humanos gigantes y cuando es insuficiente ocasiona el enanismo; puede también producir ciertas formas de ceguera y de idiotez.

El lóbulo frontal de esta glándula está encargado de fiscalizar el tamaño de la estructura de la comunidad celular, así como también su regularización y control.

La función del lóbulo posterior es tonificar maravillosamente los músculos involuntarios del organismo, como el útero, uréter, intestinos, vesícula biliar, aumenta la presión de la sangre y los intestinos, la vesícula biliar, la vejiga, su secreción además afecta la excreción del agua de los riñones, entre otras importantes actividades.

Es considerada una glándula principal ya que produce hormonas que afectan el crecimiento y las funciones de otras glándulas del cuerpo.

Los médicos utilizan la hormona Oxitocina para ayudar en los partos. La Maestra H.P.B. menciona que la glándula pituitaria es el paje y porta luz de la glándula pineal, mientras que el Dr. Krum Heller escribe que estas dos glándulas están conectadas por un canalillo o capilar muy fino, ya desaparecido en los cadáveres; no hay duda que entre ambas existe un intercambio magnético.

En la literatura del mundo oriental, dicen los Yoguis que de la glándula pituitaria nace una flor de loto de 12 pétalos y esa flor de loto se encuentra situada en el cuerpo astral exactamente en el centro de las cejas en el cuerpo astral, y nos aseguran además que este  chakra, desarrollado, nos da el poder de la clarividencia, junto con la glándula Pineal.

Debemos hacer notar al estudiante que existen dos clases de clarividencia: la positiva y la negativa; o la supra-consciencia que corresponde a los grandes maestros iluminados como Buda, Jesús, Zoroastro, Hermes Trismegisto, etc., cuyo símbolo es la serpiente coronando la cabeza de los faraones egipcios. Mientras que la clarividencia negativa es la misma infra-clarividencia donde las personas tienen visiones absolutamente negativas, que los confunden, transformándose en delincuentes.

Estos clarividentes negativos realmente ven formas que existen en el infraconsciente de la naturaleza.

La clarividencia consciente solo la poseen aquellos que han logrado despertar en los mundos superiores, el clarividente debe ser rigurosamente analítico, altamente intelectual y estrictamente científico. El peor enemigo del clarividente es la ignorancia y debe aprender a ver en ausencia del Yo, del mí mismo. Ver sin juzgar.

Como dice un antiguo aforismo: “Busca primero la sabiduría y lo demás se dará por añadidura”.

La vocal «I» Iiiiiiiiiiiiiiii hace vibrar las glándulas PINEAL y PITUITARIA;

Cada una de estas dos glandulitas tiene su AURA VITAL, y cuando las dos AURAS se mezclan, se desarrolla el SENTIDO ESPACIAL y podemos ver el ULTRA de todas las cosas.

Si ponemos a girar los  chakras intensamente, (recordemos que el giro debe ser de izquierda a derecha, como las manecillas de un reloj visto de frente), crearemos hormonas en mayor cantidad y éstas (a su vez) crearán tejidos y células nuevas y obtendremos una mayor vitalidad y mejor salud.

Los siete centros magnéticos o  chakras del cuerpo humano se corresponden a las 7 glándulas endocrinas principales, que es necesario despertar, desarrollar y dominar para que el hombre llegue a ser perfecto. Esas siete glándulas principales en el cuerpo físico son las depositarias de los plexos en el cuerpo Vital y los  chakras, en el Astral.

El Prana o Energía Cósmica es recibida y distribuida por los  chakras que funcionan como verdaderos acumuladores de energía, realizando su trabajo a semejanza de los dínamos o baterías, circulando a través de ciertos conductos o canales denominados NADIS de distintos tamaños que se dispersan por todas partes, a semejanza de los nervios, venas y arterias; es sobre estos Nadis que en la antiquísima civilización china, los médicos desarrollaron la técnica de la Acupuntura que tanto impacto ha causado en nuestros días.

“El chakra frontal es el trono de la mente. Cuando el estudio y la clarividencia marchan en forma equilibrada y armoniosa, entonces entramos de hecho en el templo del verdadero saber”. Samael Aun Weor

Chakra frontal (Ajna) situado en la glándula pituitaria (imagen del libro: Los Chakras de C. Leadbeater)

Descargar en: Word | Zip | Pdf | Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | 12 | 13 |
Suscribirme