Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Budismo Esotérico Cristiano

Imagen: Mara tratando de perturbar a Buda (Pintura en el monasterio de Laos) origen Wikipedia

La humanidad ha tenido grandes maestros, cuya misión es la de guiarnos con sus sabias enseñanzas por el camino a la luz de la sabiduría. Si bien cada iluminado nos devela todas las herramientas para auto realizarnos, encontramos cierto énfasis en alguna parte del conocimiento. Así tenemos que las culturas azteca, maya, inca se especializaron en el conocimiento de la transmutación de la fuerza que nos trajo al tapete de la existencia, y la representaron con la serpiente sagrada.

Las enseñanzas de Buda además de entregarnos la gnosis, se enfocan al Buda íntimo o Ser que todos tenemos en nuestro interior, y las enseñanzas de Jesucristo se relacionan con el Segundo Logos o fuerza cósmica que está en el fondo de cada átomo y de cada sol.

En la Gnosis encontramos en esencia las enseñanzas trascendentales de estos apóstoles de la humanidad en forma totalmente práctica.

Las enseñanzas de cada iniciado, son entregadas de dos formas: Siempre hay un círculo exotérico para el público en general y otro esotérico para las personas que tienen más madurez espiritual (el prefijo griego “eso” es dentro y “exo”, fuera)

Uno es el conocimiento que hemos encontrado en las enseñanzas de las distintas y sagradas religiones cristianas y búdicas, pero hay un conocimiento más profundo, llamado esotérico, que nos da las claves concretas para combatir a Mara, el señor de la ilusión (nuestros defectos psicológicos) y desintegrarlo de nuestra psiquis para así cristalizar en nosotros nuestra alma, para cumplir con lo que el gran maestro Jesús dijo: “En paciencia poseeréis vuestras almas”. En el Budismo esotérico es donde encontramos la ciencia de la transmutación para encarnar al Ser fabricando cuerpos existenciales superiores, para que el Padre que está en Secreto de cada persona pueda manifestarse en su vida.

La Gnosis es Budismo esotérico Cristiano, pues entrega las claves de salvación, para que podamos salir del infortunio en que estamos y convertirnos en héroes solares.

El Maestro Samael Aun Weor dice: “Incuestionablemente, los dos líderes más grandes que han habido a través del tiempo, son el Buda y el Cristo. En cierta ocasión hube de presentarme en un Monasterio Budista, en el Japón. Entonces se me ocurrió hablar algo a favor del Cristo. Entre los hermanos asistentes se formó, por lo que dije, cierto escándalo. Como el Templo era Budista y no cristiano, se puso la queja, pues, al Maestro.

Este vino a mí y me interrogó: “¿Por qué ha hablado usted a favor del Cristo, siendo éste un Monasterio Budista?” Respuesta: “Con profundo respeto a esta Sagrada Institución, he de afirmar en forma enfática que el Buda y el Cristo se complementan”... Aguardaba yo una reacción de parte del Maestro, pero con gran asombro vi que asintió diciendo: “En verdad que el Buda y el Cristo se complementan, así es”... luego hizo traer un hilo y cáñamo. Y me dijo: “Présteme su mano derecha” (lo hice así, claro). Con un hilo me amarró pues, el dedo pulgar derecho y luego el dedo pulgar izquierdo, y terminó hablando en lenguaje Zen: “El Buda y el Cristo se complementan”...

Me retiré de aquél Monasterio, habiendo entendido perfectamente el “KOAN”. En nombre de la verdad tenemos que reconocer que ese “KOAN” es muy sabio: Budda y Cristo están ligados dentro de nosotros, porque el dedo pulgar derecho representarla al Cristo y el izquierdo al Buda (son dos factores dentro de nosotros). Buda, Siddharta Sakya-Muni, trajo la doctrina del BUDA INTERIOR al mundo. ¿Cuál es nuestro Buda Interior? El ÍNTIMO es el Buda (ATMAN-BUDDHI, hablando en lenguaje rigurosamente sánscrito, teosófico): ese es el BUDA ÍNTIMO de cada cuál, y Gautama nos trajo esa Doctrina del Íntimo. Por eso está escrito en el Testamento de la Sabiduría Antigua: “Antes que la falsa aurora amaneciera sobre la Tierra, aquellos que sobrevivieron al huracán y a la tormenta alabaron al Íntimo, y a ellos se les aparecieron los Heraldos de la Aurora”... Ese ÍNTIMO es el BUDA INTERIOR de cada cual. ¿Que no lo tengan encarnado los “humanoides”? ¡Es cierto! ¿Que está en la “Vía Láctea”? De acuerdo, pero a cada cual le corresponde (allá arriba, en la Galaxia) un Buda Íntimo.

En cuanto al Cristo, cambia la cuestión. Jesús de Nazaret, el Gran Kabir, el Gran Iniciado Gnóstico, uno de los miembros más exaltados de la Orden de los Esenios, y que viviera hace muchos siglos allí a las orillas del Mar Muerto, trajo la Doctrina del Cristo Íntimo. El error de las gentes modernas consiste en creer que el Cristo era exclusivamente aquel gran Maestro, Jeshuá Ben Pandirá (ése es su nombre local, pero eso es local). El Cristo es una fuerza cósmica, es el Segundo Logos, es la UNIDAD MÚLTIPLE PERFECTA, es una fuerza como la electricidad, una fuerza como la de la gravitación universal, una fuerza como la del fuego, la del agua, del aire, etc. Es una fuerza, esa fuerza es el Cristo, que se expresa a través de cualquier hombre o mujer (las mujeres también tienen el mismo derecho) que estén debidamente preparados, y eso es todo”. (Samael Aun Weor)

En el noble óctuple sendero encontramos sabiduría oculta si verdaderamente ponemos el empeño por comprender y vivir la enseñanza. Bebe del manantial de luz que en este sendero se encierra.

Enviado por Lupita Rodríguez y Jenaro Reyes (Comisión de Cursos por Internet). Imagen: Mara tratando de perturbar a Buda. (Pintura en el monasterio de Laos) origen Wikipedia.

"El verdadero héroe es aquel que conquista su propio enfado y odio" Dalai Lama

Descargar en: Word | Zip | Pdf | Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | Papel Tapiz
Suscribirme