Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Chacra Sahasrara

Chacra Sahasrara

Este chacra es llamado la corona de los santos. La morada de Shiva (tercer logos) corresponde a la glándula pineal. La corona de los santos; tiene 12 estrellas que son las doce facultades del alma,  en el cerebro existen 24 átomos angélicos que representan los 12 signos zodiacales que resplandecen maravillosamente cuando Devi-Kundalini abre ese centro.

Este centro magnético nos representa la preciosa facultad de la intuición, llamada también polividencia que nos permite penetrar en el hondo sentido de todas las cosas.

También se llama chacra coronario, ubicado en lo alto de la cabeza, es el más resplandeciente de todos cuando se despierta en toda su actividad, parece contener una gama indescriptible de colores, pero en su conjunto predomina el violeta, es asiento del alma o tercer ojo.

Con la meditación interna se desarrolla y desenvuelve el loto resplandeciente de los 1000 pétalos. El mantram de este vórtice es TRIN. Se pronuncia TRIIIIIINNNNNN.

El estudiante sumido en meditación perfecta y con la mente quieta deberá inundarse de un gran silencio, entonces vocalizará mentalmente el mantram sagrado, puede cantarse también cuantas veces se quiera, después de unos diez minutos de vocalización , suspenderá el canto y continuará con la mente en silencio, así continuará por tiempo indefinido y cuando el silencio nos inunda, adviene a nosotros la experiencia de la gran realidad.

La glándula pineal está situada en la parte superior del cerebro y es la reina de las glándulas. Entre la  glándula pineal y pituitaria existe un canalillo sumamente sutil, ya desaparecido en los cadáveres, por ese canal debe pasar el fuego hasta la raíz de la nariz, donde existe un campo magnético que es la morada del átomo del Padre, éste es el átomo de la voluntad.

En la glándula pineal dentro del chacra Sahasrara reside el átomo del Espíritu Santo .

 En la glándula pituitaria se encuentra el átomo del Hijo, cuyo exponente es el átomo de Nous, dentro del corazón.

Todo aquel que quiera llegar a la ciencia mística debe despegarse de cinco cosas:

Primera: De las humanas pasiones, distracciones y vicios de las multitudes.

Segunda: De las cosas vanas y pasajeras de éste mundo

Tercera: De los mismos poderes ocultos.

Cuarta: Despegarse de sí mismo.

Quinta: Resolverse a morir en sí mismo.

Recuerda que los poderes ocultos son muy divinos, pero peligrosos, si no disolvemos el ego, sucede que éste armado con poderes desea ser grande y poderoso. Aquellos iniciados que se apegan a los poderes mágicos, se salen de la humildad y la nada y caen en el abismo de la perdición.

Para el desarrollo de la séptima iglesia se necesita elevada devoción,  santidad total y la voluntad.

Laodicea es el ojo de diamante, el que abre este ojo se sabe todas las cosas del cielo y de la tierra, se vuelve terrible, ve en todas partes, nada ignora, después de esto el alma se une con el Intimo y se convierte en Maestro, profeta, sabio, iluminado,  poderoso, ve todo, oye todo, nada ignora. Cuando el alma se ha unido totalmente con el Intimo, entonces se vuelve Ángel y los Ángeles son hombres perfectos.

Conforme se van disolviendo los defectos de tipo psicológico se desarrolla la intuición, ésta es la flor de la inteligencia, la comprensión y la intuición reemplazarán a la razón y al deseo, éstos dos últimos son atributos del Yo.

“Unos resucitan en el fuego y otros en la luz. Primero resucitamos en el fuego y luego en la luz”. Samael Aun Weor

Enviado por: Antonio Compeán Martínez. San Luis Potosí, S.L.P.

Suscribirme