Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Farigola (Thymus)

Se trata de Thymus vulgaris, conocido por Tomillo en algunos países, que es familia de las Plantas labiadas, de muy variado tamaño, aunque por lo general es una mata de 10 a 30 cm de altura. Florece de Abril a Junio y hay en su familia muy variadas especies sobre todo en España, pero la verdadera Farigola es la Thymus Vulgaris a que nos referimos.

Cuando José de Arimatea depositó su Santo Cáliz en la Montaña Sagrada (aquel Santo Graal que sólo aparece al que haya logrado su pureza y visión interior y que todo lo cura con su santa influencia), los Ángeles que asistieron a este acto, llenos de misericordia, quisieron beneficiar al que visitara la Montaña Elegida y entonces sembraron una Planta que en el aspecto físico tuviera las propiedades del Graal. Esta Planta, fue la Farigola que viene conservándose desde esa época como una verdadera panacea...

Ya entre los Griegos y Romanos, fue tenida como un buen condimento y como remedio excepcional. En Alemania no empezó a cultivarse hasta el Siglo XVI.

Se le tiene corrientemente como excitante de las funciones circulatorias y cerebrales, y dotada de ciertas propiedades antiespasmódicas. Sin embargo, nosotros aseguramos que todas las dificultades de la menstruación, afecciones pulmonares, del intestino, riñones, piel y del hígado, en sus diversas manifestaciones, son curadas mediante los preparados del Tomillo. Conocido es, desde luego, el Timol como producto farmacéutico que se extrae de sus esencias aunque no está recolectado en fechas astrales y convenientes...

La Farigola, originalmente, bebe el rocío y recibe las irradiaciones del Sol de una manera especial. Hay una Planta muy parecida, la Erica Montaña, que buscan intensamente las Abejas. Su miel cura infaliblemente la Tos Ferina y dada a tiempo a los niños evita que sucumban de este mal.

Estas dos Plantas fueron consideradas siempre como virtuosas y sagradas por los Gitanos del mundo entero. Ellos aseguran que se las ofreció un antiguo Dios del Egipto. Lo cierto es que ambos arbustos se parecen a los Gitanos. Estos sólo viven en la miseria, cubiertos de andrajos y mantienen su constante aversión hacia la opulencia y la comodidad, donde se morirían, estando fuera de su ambiente propio. Para que vivan alegres, es preciso darles su tamboril, sus fieras domesticadas y la eterna andanza de pedir limosnas de puerta en puerta, viviendo a la intemperie. Iguales son la Farigola y la Erica. Llevadas a un Jardín bien cultivadas en buena tierra abonada, se morirían. Ellas requieren terrenos pedregosos, llenos de malezas, agrestes del todo, calizos pero miserables, con escasez de humus y de agua, y entonces florecen y abundan... No se conforman con los alimentos materiales de la tierra, sino que ansían el rocío del cielo, y es cuando devuelven las fuerzas divinas que atesoran.

La mayoría de los Elixires de larga vida preparados por los Alquimistas de la Edad Media, contienen thymus, igual que lo hicieron los Rosa Cruces desde Arnaldo de Villanova. Los Árabes y Druidas entonaron a ambas Plantas sus cánticos de alabanza cuyas propiedades excepcionales ya les eran conocidas.

En resumen: la Farigola es Planta que mata todo microbio dañino y ofrece un principio excelente de larga vida.

La mejor especie crece en la tierra sagrada de Cataluña.

Intro | Capítulo: I | II | III | IV | V | VI | VII | VIII | IX | X | XI | Algarrobo | Áloe | Apio | Beleño | Café | Ajo | Farigola | Apio | Cebolla | Vid | Mandrágora | Muérdago | Miel | Naranjo | Nogal y Avellano | Conclusión | Descarga: Word | Texto | Pdf | Zip |