Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

EL SONIDO UNIVERSAL

La Batalla de Jericó. Julius Von Carolsfeld. 1794-1872

La Batalla de Jericó. Julius Von Carolsfeld. 1794-1872

1 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.  2 Este era en el principio con Dios. 3 Todas las cosas por él fueron hechas; y sin él nada de lo que es hecho, fue hecho. (Juan 1:1-3 Reina-Valera Antigua (RVA).

Así empieza el Evangelio de San Juan; este es el ejemplo más comprensible de que el sonido es universal, desde el momento en que todas las cosas fueron creadas a través del verbo.

Estimado lector reflexionemos en este axioma: “Todo movimiento es coesencial al sonido.” Donde quiera que exista el movimiento, existe el sonido. (Samael Aun Weor).

Podríamos caer en el error de pensar que éstas son frases o pensamientos hermosos llenos de religiosidad o misticismo puro, sin embargo si acudimos a la ciencia comprobaremos que los físicos cuánticos y astrofísicos dicen lo mismo.

Todo lo que nuestros sentidos perciben como formas materiales, es puramente energía condensada en diferentes grados ya sea ésta en forma gaseosa, liquida o sólida, por ejemplo el agua, el aire, la tierra, el fuego, las plantas, los animales, una mesa, una roca, nuestro cuerpo, una montaña, un planeta, una galaxia, etc., con esto decimos que todo lo existente en el universo es materia y energía al mismo tiempo. La partícula más pequeña en la que puede descomponerse cualquier materia sin perder sus propiedades es el átomo.

Todo lo que existe vibra y la vibración produce sonido y color, así el átomo considerado la partícula más pequeña está constituido de tres partes primordiales: una parte eléctricamente positiva, formada por los protones; otra eléctricamente negativa, compuesta por electrones, y una tercera integrada por minúsculas partículas neutras denominadas neutrones, al girar produce sonido, el cual viaja en el espacio-tiempo en forma de ondas sonoras produciendo infinidad de vibraciones, muchas de ellas son perceptibles al oído físico, pero muchas más no las podemos percibir, ya sea porque están por encima o por debajo del nivel que el oído físico alcanza a registrar.

At the piano yactb 13. François-Hubert Drouais. 1727-1775

At the piano yactb 13. François-Hubert Drouais. 1727-1775

LA NOTA CLAVE

El conjunto de átomos que constituyen cualquier objeto, animal, planta, persona, mundo, etc., al estar en constante vibración produce una nota clave individual, muy particular, luego el conjunto de notas individuales de cada objeto, animal, planta etc., forman la nota clave de todo el planeta.

El ruido de la ciudad, la mala música, las palabras en doble sentido, la calumnia, y en sí el mal uso de la palabra en general, crea en cada uno de nosotros notas inarmónicas y como consecuencia tenemos una sociedad caótica, tanto física como emocional y mentalmente, compuesta por seres complicados, llenos de problemas y enfermedades, es urgente practicar la meditación y la mantralización de las vocales sagradas de la naturaleza con el fin de recuperar los poderes ocultos que otrora se perdieran.

Es importante hacer buen uso del verbo, de la palabra. Debemos calcular con nobleza el resultado de las palabras habladas, pues muchas veces se hiere a otro con las palabras en forma inconsciente. Hay veces que hablar es un delito, hay veces que callar es también otro delito.

En tiempos antiguos las siete vocales de la naturaleza resonaban mágicamente en el organismo humano como un arpa maravillosa desde la cabeza hasta los pies, en aquellas remotas épocas se parlaba un lenguaje universal, se tenían 12 sentidos en lugar de 5. Cuando el hombre degeneró, las siete vocales dejaron de vibrar en el organismo humano al mismo tiempo perdió los siete sentidos que hoy se encuentran latentes y que debemos recuperar haciendo vibrar nuevamente las Siete Vocales de la Naturaleza.

El discípulo gnóstico debe vocalizar una hora diaria en el orden aquí expuesto: El sonido de cada vocal se prolonga en una exhalación completa de los pulmones: iiiiiiiiiii eeeeeeeee ooooooooo uuuuuuuu aaaaaaaa mmmmmmmm sssssssssss.

La I activa el sentido de la clarividencia, ubicada en el entrecejo. La E corresponde al sentido de la clariaudiencia u oído mágico, en laringe creadora. La O nos ayuda a recuperar la intuición, en el templo corazón. La U nos confiere el poder telepático, situado en el plexo solar. La A trae el recuerdo de vidas pasadas, ubicado en los pulmones.

La M y la S activan todos los poderes ocultos y en conjunto las 7 vocales nos confieren el poder de la Polividencia. Situado en la glándula pineal.

En el museo de Antropología e Historia de la ciudad de México se halla un cuadro muy interesante relacionado con las enseñanzas que impartían los nobles y sacerdotes aztecas en sus templos secretos refiriéndose a las salidas en astral: consciente y voluntariamente. Flotando en el cerro de Chapultepec encontramos dos seres que van en cuerpo astral y uno de ellos pronuncia una nota que sale de sus labios como dos ondas de luz, esa nota es el sonido sibilante y agudo del grillo. Esa nota es un coro; dentro de ese coro inefable está nuestra nota clave. Si un músico tocara nuestra nota clave, caeríamos muertos instantáneamente. No hay nada en la naturaleza que no tenga su nota clave. El que quiera salir a voluntad en cuerpo astral, debe adormecerse pronunciando la sílaba LA, alternando con la sílaba RA. (Ver la práctica en revista No. 65)

LA AFINIDAD VIBRATORIA

Si se toca una nota en un piano, y cerca hay otro piano, este último repetirá la misma nota del primero. Eso se debe a la ley de afinidad vibratoria. Esto mismo pasa en nosotros como seres humanos, si somos optimistas por ley de afinidad vibratoria atraeremos personas alegres y optimistas. Si somos pesimistas, si vivimos quejándonos de nuestra “suerte”, si llevamos una vida deprimida etc., atraeremos a nosotros solo eventos negativos. Aquellas personas que viven en la adicción del tabaquismo, del alcohol, de las drogas, de los juegos de azar, de los prostíbulos etc., se verán rodeados siempre de personas con esos mismos intereses por ley de afinidad vibratoria.

Si nuestra forma de vida actual nos desagrada y queremos hacer un cambio, tenemos que empezar ese cambio desde nuestro interior, recordemos que somos los arquitectos de nuestro propio destino, nadie es culpable de lo que estamos viviendo, “única y exclusivamente nosotros mismos” ¡Cada quien es el compositor y músico de su propia melodía!

Enviado por la Instructora Nelly López Villa. Hermosillo Sonora.

En la música todos los sentidos vuelven a su estado puro y el mundo no es sino música hecha realidad. Arthur Schopenhauer. (1788-1860) Filósofo Alemán.

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 |
Suscribirme