Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Claves Astral Parte 2

La bella durmiente. Pintura victoriana

No es peligroso salir en cuerpo astral, porque todo el mundo lo hace en el sueño. El que quiera despertar conciencia durante el sueño debe practicar estas claves.

Durante el sueño todo ser humano anda en los mundos internos con la conciencia dormida. El Alma envuelta en su cuerpo Astral, abandona el cuerpo físico durante el sueño. Así es como el cuerpo astral puede separarse del cuerpo denso. Cuando el alma entra al cuerpo, entonces despertamos del sueño natural. En los mundos internos las almas se ocupan de los mismos oficios cotidianos; entonces compran y venden como en el mundo físico. Las almas de los vivos y los difuntos conviven juntos durante el sueño. En los mundos internos todo lo vemos como en el mundo físico: el mismo Sol, la misma Luna, las mismas nubes, las mismas cosas de la ciudad, todo igual. Ahora entendemos porqué los difuntos no aceptan que están muertos.

Saliendo en cuerpo astral es como conocemos los misterios de la vida y la muerte.

Lo primero que debemos hacer para despertar consciencia es saber que estamos con la consciencia dormida, mientras no reconozcamos que tenemos los defectos y que podemos comprenderlos y eliminarlos, cualquier cambio es imposible.

CLAVE DEL DISCERNIMIENTO

Consiste este ejercicio en saber discernir, diferenciar entre lo que es falso y lo que es real, por ejemplo: comprender que este mundo no es como lo vemos, este planeta es multidimensional y debemos verificar por sí mismos que existen siete supra-dimensiones y siete infra-dimensiones, hacia arriba son grados de consciencia despierta y hacia abajo es consciencia embotellada en el ego y que nuestro cuerpo habita en una tercera dimensión, pero que existen la cuarta, quinta, sexta y séptima dimensiones

Es necesario conocer el lugar en que nos encontramos en determinado momento: en presencia de alguna cosa curiosa, un tumulto, una fiesta, un aparador con cosas extrañas o raras, o simplemente algo que nos llame la atención, deberemos hacernos la pregunta:

"¿Estaré en el cuerpo? ¿Estaré fuera del cuerpo?"

Luego dará un saltito o bien, puede estirarse un dedo con la intención de flotar o de que el dedo se alargue, es lógico que si flota o el dedo se alarga es porque estamos en el astral y si no, es porque estamos en el mundo físico. Sucede que en los mundos internos actuamos durante el sueño de la misma manera que en el mundo físico, entonces entendemos que solamente si logramos volar podemos darnos cuenta de que estamos en cuerpo astral. Este ejercicio se practica a cada instante durante el estado de vigilia y en presencia de toda cosa curiosa y el resultado será que despertaremos conciencia en el mundo astral, entonces, suspendido en el espacio nos dirigiremos a donde el corazón nos lleve.

DIVISIÓN DE LA ATENCIÓN

Si queremos despertar conciencia, debemos de empezar a dividir la atención en tres partes: SUJETO, OBJETO Y LUGAR.

SUJETO: Íntima recordación de sí mismo de momento en momento. No olvidarse de sí mismo ante ninguna representación, ante ningún acontecimiento.

Debemos hacer consciencia de quienes somos realmente, podemos pensar o creer que somos buenos ciudadanos, que somos caritativos, bondadosos, buenos padres, buenos hijos etc., sin embargo, si nos vemos reflejados en el espejo de los demás, nos descubriremos a sí mismos tal y cual somos.

Los valores del Ser son las diversas partes del Ser y esas partes del Ser nos orientan y guían en el trabajo psicológico relacionado con la desintegración del ego y la liberación de la mente.

Debemos hacer siempre una diferenciación entre la mente y el ser.

OBJETO: No identificarse con cosa alguna, con circunstancia alguna, observar sin identificación, sin olvidarse de sí mismo, por ejemplo si nos identificamos con una copa de vino terminamos ebrios, si con un automóvil o joyas, deseamos poseerlas y viene la fascinación y el sueño de la consciencia.

Si vamos por la calle y nos encontramos con una manifestación, nos identificamos con el desfile y luego estamos fascinados, gritamos, lanzamos objetos, hacemos cosas que en otras circunstancias no haríamos.

Debemos preguntarnos ¿Qué estoy haciendo?

Hacer consciencia de la actividad que estamos realizando, si trabajando, caminando, comiendo, en el automóvil, con amigos, con la familia, etc.).

LUGAR: Preguntarse a sí mismo: ¿Qué lugar es éste? , observarlo detenidamente, preguntarse a sí mismos: ¿Por qué estoy en este lugar? La división de la atención en tres partes nos conducirá al despertar de la Conciencia.

Para el despertar de la consciencia es indispensable estar atento a lo que sucede, tanto interna (pensamientos, emociones, instintos, deseos, etc.) como externamente (percepciones que recibimos por medio de los cinco sentidos: colores, sonidos, olores, sensaciones), si hace frío o calor, hacer consciencia del ambiente donde nos encontramos, y no olvidarnos de hacer la pregunta ¿En dónde estoy?

Sucede que en los mundos internos actuamos durante el sueño de la misma manera que en el mundo físico, entonces comprendemos que sólo si logramos despertar conciencia, podemos darnos cuenta de que estamos en cuerpo astral. Este ejercicio se practica a cada instante durante el estado de vigilia y en presencia de toda cosa curiosa. Lo que se hace en vigilia se repite durante el sueño. Si hacemos esta reflexión durante el sueño, el resultado será que despertaremos Conciencia en el Mundo Astral.

CLAVE: “S”

El estudiante debe adormecerse vocalizando la letra “S” como un sonido dulce y apacible y cuando ya se encuentre en estado de transición de la vigilia al sueño, levántese de la cama y salga de su habitación en dirección a la Iglesia Gnóstica o adonde usted anhele. En los

Templos situados en los mundos internos se enseña la sabiduría divina.

Debe levantarse de su lecho con tanta naturalidad como lo haría un niño que no supiera de ocultismo, no es práctica mental y debe traducirse en hechos concretos, como cuando nos levantamos por la mañana a tomar el desayuno.

La vocal S tiene un poder terrible.

Instructor, Rigoberto Loza González, Pénjamo, Gto.

Imagen: La bella durmiente. Pintura victoriana

Descargar en: Word | Zip | Pdf | Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 |
Suscribirme