Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Arcano Nº 65, El Aprendizaje 

Arcano 65 El Aprendizaje. Tarot. Gnosis

A M: El Principio de la propia Disciplina. AT: “Quien añade Ciencia, dolor añade, de día o de noche, para su bien. AV: Luna. Letra: J. Nº 2. EG: Nadie es experto del todo, pero siempre hay un guía oportuno. D: Mujer morena; ascenso; protección de persona mayor o más rica. R: Descenso; la dicha se posterga para más adelante.

La vehemencia es fogosidad, impetuosidad. Por tanto, entiéndase por una persona vehemente a una persona fogosa, impetuosa, ardiente.

El aprendizaje es el tiempo durante el cual se aprende un arte u oficio, o durante el cual se aprende algo. El aprendiz o aprendiza, normalmente parte de cero, es decir, no sabe nada sobre el particular, o en todo caso, su vocación le inclina de manera natural hacia eso que quiere aprender.

En otras palabras, no puede el aprendiz empezar como maestro, creerse que ya sabe, porque esto sería prepotencia, orgullo, auto-suficiencia. Ya está dicho: “Para alcanzar la sabiduría hay que ser humildes, y una vez alcanzada más humildes todavía”...

También se dice: “Para cambiar hay que saber; para saber hay que aprender; y para aprender hay que hacer grandes sacrificios”...

En este sentido, parte del trabajo esotérico está encaminado a la muerte del ego, que mantiene atrapada parte de nuestra conciencia, en donde hay depositados grandes conocimientos; y por otra parte la consciencia emancipada y despierta nos da acceso a los diversos niveles del conocimiento universal. El Maestro Samael nos dice:

Conciencia despierta, es consciencia que puede informarnos. En la consciencia están los datos que necesitamos para nuestra orientación psicológica; en nuestra Consciencia están las partículas de dolor de nuestro padre que está en secreto; en la consciencia está la religiosidad cósmica, el Buddha, la sabiduría... Si nosotros conseguimos liberarla, ella puede orientarnos.

Un hombre de consciencia despierta es un hombre libre; es un hombre capaz de conocer, por sí mismo, la senda que ha de conducirlo a la liberación final. Ahora verán ustedes por qué es tan importante morir de instante en instante, de momento en momento. 

Si queremos despertar, para poder ver, oír, tocar y palpar a los mundos superiores; para poder parlar con los maestros de la Blanca Hermandad, pues se necesita destruir totalmente a Seth, al Ego, a los Diablos Rojos, a los Yoes. Sólo así, la consciencia logra emanciparse, liberarse y despertar radicalmente.

Dentro de cada una de esas entidades, está enfrascada nuestra conciencia, embutida, embotellada, dormida. Así, pues, nuestra consciencia, dijéramos, actúa en función de su propio embotellamiento, marcha definitivamente por el camino del error; es egoica, desgraciadamente.

Cuando la conciencia despierta, podemos ver el camino; cuando la conciencia despierta, podemos ponernos en contacto con la Humanidad Divina que vive en las Tierras de Jinas; cuando la consciencia despierta, podemos recordar nuestras vidas pasadas, podemos visitar otros mundos habitados, podemos parlar, cara a cara, con los Dioses del mahamvantara, etc.

Sólo así, estando despiertos de verdad, es como podemos nosotros tener conocimiento directo. Mientras que uno no llegue al conocimiento directo, mis caros hermanos, no pasa de ser más que un teórico: Repite como loro lo que otros dicen y eso es todo…

El Aprendizaje: Como enseñanza y advertencia. Simboliza la Virtud humana del conocimiento por experiencia. El Principio de la propia disciplina.

Vemos en la parte central de la lámina un personaje instruyendo a un niño. Las Jerarquías Solares, en relación con los aspirantes gnósticos, afirman que “Dios disciplina o corrige a su hijo (a la Esencia) en tanto hay esperanza”...

Además de Dios-Padre y de Dios-Madre en nuestra intimidad, son los Venerables Maestros del Círculo Consciente de la Humanidad Solar los encargados enseñar y disciplinar a quienes recorren la vía inicática, es decir, quienes nos instruyen e incluso nos someten a pruebas que debemos pasar y calificar y también, si fuere necesario, quienes nos reprenden para que corrijamos posibles fallos o errores.

Un axioma de la sabiduría oculta dice: “Cuando el discípulo está preparado, el Maestro aparece”... Aunque eso está relacionado con el Maestro Interno, con el Real Ser, también se aplica a lo que se denomina el Guía o Gurú.

En realidad las disciplinas esotéricas, conducentes al aprendizaje, son auto-disciplinas, vale decir, son trabajos conscientes y padecimientos intencionados, voluntariamente aceptados por amor a dios, al ser, quien es, en definitiva, el que impulsa y conduce a su hijo por el camino que lleva a la liberación final.

Las Disciplinas Esotéricas y Gnósticas tienen fundamentos científicos, artísticos, filosóficos y religiosos, que todo aspirante a la alta iniciación debe necesariamente estudiar y comprender.

El aprendizaje, precisamente, tiene su basamento en el estudio y comprensión de sí mismos, utilizando para ello las 4 columnas del saber gnóstico. En otros términos, mediante el aprendizaje gnóstico nos convertimos, simultáneamente, en científicos, en artistas, en filósofos y en místicos.

Ser disciplinado, en el sentido gnóstico, implica, pues, trabajar sobre sí mismos con los 3 factores de la revolución de la consciencia. Sin esos 3 factores, el aprendizaje resulta algo más que imposible. Incuestionablemente, el aprendizaje tampoco se logra sin el concurso de la meditación. Uno se auto-disciplina cuando aprende a hacer la voluntad del padre, tanto en la tierra como en los cielos.

Ra, el Sol; Ahh, la Luna: Si sumamos cabalísticamente el número del Arcano 65 (6 + 5 = 11), nos da el arcano de “La Persuasión” que está regido por el Sol; éste último, vuelto a sumar (1 + 1 = 2) Nos da el arcano de “La Sacerdotisa”, regido por la Luna. Todo esto nos indica que el aprendizaje no es posible sin el concurso de la unión de los contrarios, de los opuestos (hombre y mujer)

Dios Anpu o ap-Uat, Dios Anubis: Ya sabemos que Anubis es el Jerarca de la Ley Divina. La Ley y los divinos maestros vigilan a los trabajadores de la gran obra y ésta última sólo puede realizarse de acuerdo a los méritos del corazón. También, este símbolo de Anubis yaciente con la cruz Ank en la mano, se lee como SAB, sabio. Así se nos recuerda que, quien tiene la piedra es realmente sabio; si tiene el báculo o Tcham, significa poder y sabiduría.

Letra hebrea Ghimel: Ghimel: Quiere decir “Camello”, “Plenitud”. El vocablo significa “Esplendor y Organismo en Función”, esto es: La función del dinamismo viviente en su labor de vivir. Despierta en el ser humano aptitud para identificarse con lo oculto y lo manifestado.

Fonograma Egipcio: Esta es la letra “G” y también el sonido de una especie de “G” muy gutural que casi suena como “K”; indica génesis, principio, gestación, receptáculo. Vaso para libaciones.

El Símbolo Alquimista: Como símbolo alquimista representa el día y la noche, amalgama; en la escritura Pasaje del Rio aparece representando a la misma letra hebrea Ghimel.

Letra J: Se relaciona con el número 11 y el planeta Luna. Está simbolizada por un escudo atributo de protección.

Planeta regente: Luna; Gabriel, “el Ángel del Señor que anunció a María”, es el Rector de la Luna, planeta que a su vez gobierna la mágica constelación de cáncer. Los ángeles de la vida (principios inteligentes que pertenecen a este departamento o rayo de creación).  Ellos tienen la grandiosa misión de dotar de cuerpo vital a todo ser humano que retorna, que regresa, que se re-incorpora. De modo que, tales Devas tienen poder sobre las aguas amnióticas y en general sobre toda materia.

También los Ángeles de la vida se encargan de conectar el cordón de plata con el zoospermo fecundante, que igualmente navega entre las aguas espermáticas. “Las AGUAS, pues, son nuestras madres”, tal como reza la portentosa Sabiduría Gnóstica Oriental.

Cualidad o virtud: la auto-disciplina, estudio, comprensión, discernimiento. El defecto: el desorden, falta de estudio, comprensión y discernimiento.

Prueba iniciática: Diversas pruebas iniciáticas. Claro, que el Karma existirá siempre, aunque a menor grado de Conciencia, menor grado de Karma; por otra parte, a mayor grado de Conciencia, mayor grado de responsabilidad. Y, “El que añade Sabiduría añade dolor”..., dice Salomón.

Axioma trascendente: “Quien añade ciencia, dolor añade, de día y de noche, para su bien”. Desde luego, no hay aprendizaje posible sin el factor sacrificio, y éste, a su vez, implica dolor, padecimiento intencional. De allí que el Axioma Trascendente nos alerte: “Quien añade Ciencia, dolor añade, de día o de noche, para su bien”. Y por otro lado, entre más se sabe, más se le cobra al Discípulo si comete un error, y todo siempre para su bien, en la Luz o en las Tinieblas.

Jesús el Cristo se sacrificó ampliamente por la Humanidad. ¿Por qué? Necesitó abrir la Senda de la Iniciación, públicamente, para nosotros (en el fondo, esto tiene algo más)...

Existe una Ley; y esa Ley no es otra cosa sino la ley de la entropía. Si no trabajamos sobre nuestro pensamiento, si no trabajamos sobre nuestra mente, si no trabajamos sobre el Yo, sobre el mí mismo, sobre el sí mismo, etc., tienden los pensamientos a ser de naturaleza cada vez más inferior, las emociones se hacen cada vez más negativas, las voliciones poco a poco más débiles, caen en la Entropía; las áreas del cerebro se debilitan más (y ya no trabajan como en otros tiempos, sino unas pocas; eso lo saben los mejores médicos, los mejores hombres de Ciencia), caen dentro de la Entropía. (Samael Aun Weor)

Elemento de Predicción: Promete: Enseñanzas Internas y Externas; Defectos y Virtudes; Ascensos y Descensos; protección de una persona mayor en edad y posición; más dicha para el futuro cercano de lo que el presente hace suponer.

Artículo adaptado de Cesar Owen, España.

Descargar en: Word | Zip | Pdf | Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 |
Suscribirme