Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Claves para el Despertar de la Conciencia

Quetzalcoatl

Estudiosos de la antropología gnóstica, es hora de dejar las teorías a un lado para  convertirnos en  investigadores competentes de los mundos internos, es hora de hallar el auténtico sentido a nuestra vida mediante el trabajo interior y la comunicación directa con nuestra alma conciencia que desafortunadamente se halla adormecida dentro de nosotros, es claro que si nos interesamos por ésta clase de estudios trascendentales del ser, es por una causa y la causa es  que nuestra alma conciencia quiere despertar, para que esto sea posible necesitamos imprimirle un shock a nuestra esencia que viene a ser lo más digno que tenemos dentro de si, para que despierte, ese shock es mediante las prácticas. Debo hacer mención de la existencia de fuerzas divinas en los mundos internos que nos auxilian en el proceso del despertar siempre y cuando seamos sinceros y estemos dispuestos a sacrificar en un ciento por ciento nuestras debilidades, sin embargo la  naturaleza no da saltos, el despertar de nuestra conciencia es un proceso lento y gradual por lo que necesitamos una buena dosis de paciencia para lograrlo y como un día dijo el maestro Samael:  multiplicar nuestra paciencia hasta el colmo de los colmos, a continuación con gran entusiasmo expongo algunas claves que nos enseñó el V.M. Samael para despertar nuestra conciencia y desdoblarnos conscientemente en los mundos internos.

ORDEN EN EL TRABAJO:

Antes de despertar en los mundos internos primero necesitamos despertar en el mundo físico, y esto es posible mediante un riguroso trabajo psicológico, habrá días en que horas de trabajo psicológico consciente en el mundo físico equivalgan a unos cuantos instantes de conciencia despierta en el mundo astral, sin embargo, esto es normal ya que la fuerza hipnótica del ego es abrumadora y mantiene a nuestra conciencia en un estado de sueño profundo, esto es similar al efecto de una droga en la mente de un adicto.

Así pues lo primero es trabajar en el día psicológicamente y en la noche podemos ayudarnos de mantrams o incluso de elementales para desdoblarnos conscientemente en astral y más adelante los más avanzados puedan viajar conscientemente en el plano mental o incluso en el causal, pero por lo pronto nuestra meta ha de ser primero lograr mantenernos conscientes lo más que podamos en el mundo físico y luego en astral.

Lo primero que necesitamos para despertar la conciencia es:

1.- RECONOCER QUE ESTAMOS DORMIDOS.

Cuando una persona reconoce que tiene la conciencia dormida es una señal clara de que quiere despertar, en tanto no reconozcamos que tenemos errores y que podemos eliminarlos, que podemos cambiar nuestra psicología, cualquier cambio es imposible.

2.- CLAVE DE SOL:

Esta clave implica dividir la atención en tres aspectos

1.- sujeto: debemos hacer consciencia del quien soy, mi persona, debemos observarnos en forma objetiva, vernos como realmente somos, sin fantasías de ninguna clase, alguien podría pensar que es un gran comerciante y en realidad, no lo es, todos pensamos lo mejor de sí mismos, tenemos una imagen falsa de sí mismos porque nos miramos a través del cristal psicológico del yo y estamos identificados con nosotros mismos y el colmo de los colmos es que sólo simpatizamos con nosotros mismos, tanta identificación  nos lleva a la fascinación y en ultima consecuencia al sueño de la consciencia.

Debemos aprender a mirarnos en forma objetiva, cruda y real si queremos salir de la identificación, fascinación y sueño de la consciencia.

2.- Objeto: debemos preguntarnos: ¿Qué estoy haciendo? Y lo que estemos haciendo hacerlo sin pensar en otra cosa más en lo que estamos haciendo, si caminamos por la calle caminemos sin pensar en nada mas, si leemos un libro leamos sin pensar en otra cosa, si comemos comamos sin que nuestra mente se vaya al trabajo, con la esposa, con los hijos, etc. Si trabajamos trabajemos concentrados en lo que estamos haciendo , aquí aplicamos el adagio chino “Haz lo que haces”.

3.- Lugar: Debemos poner atención en el lugar donde nos encontramos, en los colores, olores, sonidos, sabores incluso sensaciones en la piel, hacer consciencia del ambiente donde estamos, si hace frío o calor, pero debemos ir más allá, preguntarnos en qué dimensión nos hallamos si en el plano físico o en el plano astral, para asegurarnos si estamos en el físico nos estiramos el dedo o damos un saltito y si no se nos estira el dedo o no quedamos flotando entonces es que estamos en el mundo de las tres dimensiones, en lo personal he hecho este ejercicio y he podido comprobar en el mundo astral que puedo flotar o que en verdad el dedo se  estira ya que el cuerpo astral es elástico, dúctil, vaporoso, fluídico, uno debe comprobar en los hechos las claves que nos enseña el maestro Samael. Así pues es necesaria esta clave para ir comenzando a desarrollar ese sentido que hoy está atrofiado en nosotros y es el sentido de la auto observación psicológica, es fundamental  preguntarnos ¿Quién soy? Fulanito de tal y vernos en forma objetiva, sin fantasías de ninguna clase. ¿Qué estoy haciendo? Hacer conciencia de la actividad que estamos desempeñando en ése momento “haz lo que haces”. ¿En que lugar me encuentro? Si en la casa, en la calle, en el trabajo, etc. Incluso asegurarnos si en la tercera dimensión o mundo astral. Por otra parte esta clave nos ayuda a distinguir el mundo físico del mundo astral ya que ambas dimensiones son tan parecidas que fácilmente nos confundimos y creemos que estamos en el mundo físico cuando en realidad estamos en el mundo astral esto me ha pasado en muchas ocasiones y hasta he tenido la oportunidad de verificar cuan semejante es el astral del mundo físico, las mismas nubes, el mismo sol, los mismos campos e incluso pueblos y ciudades, todo muy parecido a las tres dimensiones, pero en cuanto pego el salto quedo flotando entonces con enorme emoción me digo: ¡ha! ¡Estoy en  astral! …

3.- LA INTIMA RECORDACIÓN DE MÍ MISMO:

Bien estimados lectores, la clave anterior nos ayuda a mantenernos en estado de auto observación psicológica, que debemos complementar con LA INTIMA RECORDACIÓN DE MI MISMO. Una cosa es auto observar nuestro comportamiento en cualquier lugar en donde nos encontremos como el hablar, reír, comer, caminar, que estamos haciendo y otra cosa es observar nuestro propio yo, es decir, ser capaces de observar los íntimos procesos psicológicos que se desenvuelven en los cinco cilindros de la máquina humana: Centro intelectual ubicado en el cerebro. (Diversos pensamientos contradictorios) Centro emocional ubicado en la región del ombligo. (Emociones encontradas, opuestas) Centro motor ubicado en la nuca. (Costumbres grabadas en el centro motor, por ejemplo: el levantarnos tarde, el resorte secreto puede ser la pereza en el centro motor.) Centro instintivo ubicado en el cóccix. (Impulsos instintivos brutales, aquí el infra conciente se expresa abiertamente, por ejemplo, estamos viendo un espectáculo de box, lucha libre, una pelea de perros o quizás a alguien que está toreando en el ruedo y sentimos que nos hierve la sangre, se acelera el pulso cardiaco e impulsos violentos, asesinos e infra humanos se manifiestan en nuestro instinto. 

Centro sexual ubicado en las gónadas sexuales. En este centro se expresan yoes del infra consciente. Basta con ver los delitos sexuales tipificados en el código penal. 

Es necesario recalcar que más allá de todo yo, ego, mi mismo, sí mismo, pecado, defecto psicológico, defecto de carácter o como se le quiera llamar se encuentra nuestro  tres por ciento de  esencia o conciencia. Es a nuestra conciencia a quien le damos la oportunidad de manifestarse en este trabajo psicológico. Mantenernos en auto observación implica un esfuerzo, mantenernos en recuerdo intimo de si mismo es estar observando los íntimos procesos del ego y estar en contacto con nuestra conciencia la cual a su vez es un desdoblamiento de nuestro ser interior, la intima recordación de sí mismo implica otro esfuerzo, por lo tanto al sumar ambos esfuerzos tenemos un súper esfuerzo para despertar esa conciencia embotellada por el yo.

4.- CLAVE DEL DISCERNIMIENTO:

La clave del discernimiento  también es indispensable para lograr el despertar de nuestra conciencia, urge aprender a discernir, distinguir, diferenciar lo objetivo de lo subjetivo, debemos distinguir lo real de lo ilusorio en el día, por ejemplo cuando vemos la TV. No debemos creernos todo lo que en ella vemos como las telenovelas, películas, programas musicales e incluso noticieros debemos tener en cuenta que quienes hacen todo ese tipo de programas tienen mente subjetiva y en consecuencia proyectan cosas subjetivas y a veces ridículas a través de esos programas y a la gente la mantienen atada con el programa, la película, la novela, los comerciales, los deportes, etc. en un sueño profundo. Por lo tanto nos hemos vuelto incapaces de ver al mundo como realmente es con sus diferentes dimensiones y principios inteligentes, aquí debo resaltar que si somos capaces de discernir lo objetivo de lo subjetivo durante el día, lo haremos también durante la noche, es decir durante las horas en que nuestro cuerpo físico descansa y nuestra esencia se halla en el mundo astral, entonces por disciplina continuaremos el discernimiento de nuestras vivencias astrales y de manera intuitiva distinguiremos las experiencias internas objetivas (que por cierto son muy escasas debido a la pobreza de nuestro estado psicológico y espiritual) de las experiencias internas producto de meras proyecciones de nuestra mente subjetiva y del ego animal que cargamos dentro de nuestra psicología y que por cierto estas últimas abundan debido a tantos defectos que llevamos dentro.      

Mas esto no es todo en el trabajo psicológico, durante el día para lograr el despertar de nuestra conciencia, sabido es por los que nos hemos adentrado más en los conocimientos gnósticos que debemos complementar lo antes dicho con la técnica de la meditación en la muerte nuestros defectos psicológicos, así como la práctica de la transformación de las impresiones, además otras claves para acabar con la asociación mecánica por ideas y por imágenes en nuestra mente y claro sin olvidar la desintegración del ego a través de la transmutación de nuestra energía creadora, estos últimos puntos que he tocado son estudiados por los estudiantes avanzados de la antropología gnóstica y son técnicas revolucionarias que tienen que ver con el budismo zen del Japón y de los tibetanos, (por cierto, vamos a profundizar en ésta información en el próximo congreso sobre la Dinámica Mental los días 24, 25 y 26 de julio en la Cd. de Aguascalientes México).  Todas éstas claves  practicadas en su conjunto nos llevan a la disolución del ego en forma radical.  Y para nuestro amigos que apenas comienzan a conocer a cerca de nuestros estudios por de pronto les recomiendo que practiquen la clave de sol, la íntima recordación de sí mismos y la clave del discernimiento durante el día y  si queremos tener un chispazo de conciencia en el mundo astral es adecuado practicar en la noche antes de poner a descansar nuestro cuerpo físico el mantram que usted elija, según sus necesidades.

MANTRA:  Significa palabra de poder, es una sabia combinación de sonidos para lograr un beneficio mental, físico o espiritual, así pues, existen mantras para ayudarnos a despertar la conciencia en el mundo astral, vamos a estudiar algunos de ellos en otro artículo de esta misma revista.

MANTRAM “EPHRAIM”

El Mantram “EPHRAIM” tiene el poder de desarrollar todos los chacras y poderes de nuestro Cristos Cósmico. Este Mantram se pronuncia así:

EEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE

PPPPPPPPHHHHHHHRRRRRRRRRAAAAAAAAAIIIIIIIIIIIIIIIIIIMMMMMMMMM.

Todos los poderes ocultos del cuerpo Astral entran en actividad con este poderoso mantram egipcio. La vocal “H” se pronuncia como un suspiro hondo y la letra “P” le da fuerza a esta vocal, como cuando uno está soplando el aire. Un sacerdote católico le pregunto a un mago azteca: ¿Cómo llamas tú a Dios? Y el mago azteca le respondió haciendo un suspiro hondo; este suspiro fue la vocal “H” y la palabra aliento debería llevar la vocal “H”.

La “H” es vocal aunque los gramáticos no lo digan; la “H” es el aliento de la vida, el hálito ígneo y combinada con la letra “P”, así “PH”, da la sensación de estar como golpeando con los labios el hálito de la vida. Así pues en este mantram se encierran poderes terribles. La Vocal “E” desarrolla el chacra de la tiroides y los poderes de la mente. La “PH” lleva el hálito ígneo a todos los chacras  del cuerpo astral para despertarlos. El Mantram “RA” hace vibrar  los chacras del cuerpo astral del hombre.

La vocal “I” despierta los chacras de la cabeza, y al combinarse con la vocal “M”, así “IM”, adquiere un poder terrible que se difunde a través de todos los chacras astrales, animándolos y encendiéndolos. La vocal “M” se pronuncia como un sonido que se siente en la boca, pero como los labios están cerrados, tiene que salir por la nariz. Esa vocal “M” encierra poderes terribles. [Las Siete Palabras]

Virgilio Cuautle Roldán. Instructor en Nochistlán, Zac.

Descargar en: Word | Zip | Pdf | Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | 12 |
Suscribirme