Gnosis - Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Huehuetéotl

Huehuetéotl

Aquello que no tiene nombre, aquello que fue, que es y que será, a lo oculto de lo oculto, a la primera y la última síntesis de nuestro Ser, a eso que es, y sin embargo no es, en la Doctrina Secreta de Anáhuac, los aztecas lo llamaron Huehuetéotl

Los mayas le nombraron Kahuil,

Entre los cristianos es el Agnus Dei, el INRI.

Es el Abraxas entre los gnósticos.

El Tao chino.

El Zen budista.

Todos ellos son uno mismo, son el regente del fuego con diferente nombre de acuerdo a la cultura. En esta ocasión nos vamos a referir a Él, como Huehuetéotl.

Huehuetéotl: del nahua-huehue = viejo (Sabiduría, experiencia); teotl = (Dios) “maravilloso, fino, apreciado, intenso”.

Huehuetéotl: tiene gran relevancia al estar relacionado con el fuego debido a que el fuego es la base de la existencia misma. Todo lo creado, desde lo infinitamente pequeño hasta lo inmensamente grande, existe por advenimiento del fuego y deja de existir cuando el fuego abandona la forma.

Huehuetéotl, como individuo sagrado, es un rey angélico, alguien que se realizó íntimamente, un Malachim bajo cuya rectoría trabajan billonadas y trillonadas de salamandras (criaturas del fuego).

En el Fuego Universal moran dichosos los “Hijos de la llama”, los dioses del elemento ígneo los genios antiguos, Apolo, Minerva, Horus, etc. Esas llamas inefables y terriblemente divinas ciertamente están mucho más allá el bien y del mal. Samael Aun Weor: Doctrina Secreta de Anáhuac

El Regente del fuego no es una divinidad, es un símbolo de conocimiento y sabiduría ancestral tan antiguo, que antes de que la falsa Aurora apareciera sobre la faz de la tierra, aquellos que sobrevivieron al huracán y a la tormenta, alabaron al Fuego y a ellos se les aparecieron los heraldos (mensajeros) de la Aurora.

No es por casualidad que los nahuas representen a Huehuetéotl con la imagen de un anciano de avanzada edad, lleno de arrugas y cargando un brasero sobre su cabeza.

Juan 1:29 dice: El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: “He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”. Los textos sagrados no se interpretan literalmente… sería incongruente representar al fuego como un cordero; el cordero de Dios es Cristo; el que se sacrifica por la humanidad, es el fuego que debe arder en cada uno de nosotros mediante el esoterismo crístico.

El Cordero con una cruz sostenida en una de sus patas nos invita a la reflexión…

La cruz representa la unión del hombre y la mujer en matrimonio perfectamente constituido, para trabajar en el desarrollo del Fuego Sagrado que sube a lo largo de la espina dorsal, por dos cordones ganglionares: Idá y pingalá hasta la coronilla, logrando el despertar de la conciencia.

Las cuatro letras grabadas sobre la cruz del calvario explican el significado de “Cristo” INRI: “Ignis Natura Renovatur Integram” (El fuego renueva incesantemente la naturaleza).

El árbol de la vida es el Ser y está representado en nuestro cuerpo físico por la columna espinal y su sombra fatal es el ego. Los sephirotes son atributos, valores, poderes, principios y según se desarrolle cada uno de ellos, se irán despertando las facultades latentes en el ser humano.

Los tres primeros sephirotes (Kether, Chokmah y Binah); forman el triángulo Logoico; el Primero, Segundo y Tercer Logos; el Padre, el Hijo y Espíritu Santo, la trimurti de perfección; la divina trinidad.

Después hay un abismo y está el segundo triángulo central es conocido como ético, formado por el cuarto, quinto y sexto sephirote, correspondiente a (Chesed, Geburah y Tiphereth), que es lo mismo que el íntimo, el alma divina y el alma humana.

El tercero es llamado triángulo mágico, lo forman el séptimo, octavo y noveno sephirote correspondiente a (Netzach, Hod y Jesod); el cuerpo de la mente, el cuerpo astral y el cuerpo vital.

Por último, está el décimo sephirote en la base del árbol de la vida, correspondiente a (Malkuth) o cuerpo físico; cuerpo de carne y huesos.

En el primer triángulo está Huehuetéotl, él es Kether, el Primer Logos, el Padre de los hombres y de los dioses, Él es el Ser de nuestro Ser, el Anciano de los Días y mora en el mundo de Kether, el jefe de ese mundo es el Ángel Metratón, ese ángel fue el profeta Enoch.

Todas las noches antes de ir a dormir, debemos practicar la meditación como si fuera el pan nuestro de cada día. El devoto que quiera llegar a su Padre interior debe vocalizar el mantram Pander, seguido de la meditación profunda.

En el fondo de la conciencia de todo hombre y de toda mujer vive el Huehuetéotl: el Anciano de los Días, la bondad de las bondades, la misericordia infinita, lo oculto de lo oculto.

La cabellera del Anciano de los Días tiene 13 bucles; cabalísticamente 13 se descompone así: 1+3=4. 1 es el principio masculino, el fuego; 3 es el Hijo, la creación universal; 4 es el Santo Tetragrámaton (El nombre del eterno Iod He Vau He).

Iod He Vau He, son 4 letras sagradas del hebreo que significa:

Iod = Fuego-Masculino

He= principio divino, partícula divina. El fuego o principio masculino)

Vau = agua-femenino.

He = principio divino, partícula divina. (L agua o principio divino femenino).

Triada divina

1.- Kether = Padre (Huehuetéotl)

2.- Chokmah = Hijo

3.- Binah = Espíritu

LOS SIETE CUERPOS

4.- Chesed = Íntimo

5.- Geburah = Alma Divina

6.- Tiphereth = Alma Humana

7.- Netzach = Cuerpo Mental

8.- Hod = Cuerpo Astral

9.- Jesod = Cuerpo Vital

10.- Malkuth = Cuerpo Físico.

En los tres primeros sephirotes que forman la Triada Divina está Huehuetéotl, él es Kether, el Primer Logos, el Padre que está en secreto, Él es el Ser de nuestro Ser, el Anciano de los Días. El jefe de ese mundo es el Ángel Metratón, ese ángel fue el profeta Enoch.

Todas las noches antes de ir a dormir, debemos practicar la meditación como si fuera el pan nuestro de cada día. El devoto que quiera llegar hacer contacto con Huehuetéotl (Su padre interior) debe vocalizar el mantram Pander, seguido de la meditación profunda.

Enviado por: Nelly López Villa. Instructora en Hermosillo, Sonora.

Imagen: Huehuetéotl, dios del fuego. Teotihuacán. Foto Lupita Rodríguez y Jenaro Reyes.

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 |
Suscribirme