Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Templo de los Jaguares

Templo de los Jaguares. Parte superior. Jaguares caminando

A un lado del Gran Juego de Pelota, se encuentra el Templo de los Jaguares, en su interior encontramos un gran número de escenas bélicas que deben de ser llevadas a cabo en nuestro interior.

El jaguar es el símbolo de la sabiduría y de la fuerza que se necesita para combatir al peor enemigo: nuestros defectos psicológicos. Se requieren de verdaderos jaguares de la psicología revolucionaria, dispuestos a combatirse a sí mismos, y ése es el porqué de tantos grabados dentro del templo sobre escenas bélicas. No es para representar conquistas de otros pueblos, se refiere más bien a la conquista de sí mismos.

Templo de los Jaguares. Tres entradas, dos columnas

Tiene tres entradas este bello templo, recordándonos, de esa forma, que debemos trabajar para encarnar las tres fuerzas primarias de la naturaleza. La primera, la del Padre, es dejando de mentir, pues el Padre es la verdad; la segunda, la del Hijo, es dejando de odiar, de sentir rencor, deseos de venganza, pues el hijo es amor; y la tercera, la del Espíritu Santo, que es Poder, sólo dejando de abusar de nuestras energías creadoras, es posible acercarnos a esa tercera fuerza.

Las dos columnas, entre las tres puertas, son las mismas que encontramos en el templo del Sabio Salomón, Jakin y Boaz, que no es otra cosa que el hombre y la mujer, los dos pilares en que se sostiene el templo, que como nos dice el maestro Samael Aun Weor, no deben estar ni muy lejos, ni muy cerca, como para que un rayo de luz pase entre ellas. Y en medio de las dos columnas un trono en forma de jaguar, indicando que el secreto de la auto realización está entre las dos columnas, en el amor que puede profesarse en un matrimonio, dejando atrás odios, pasiones, celos, intolerancia y los miles de defectos que dañan la relación en pareja.

Templo de los Jaguares. Mujer con vestidura con cruces de San Andrés.

Es asombroso que precisamente una de las columnas, tenga una mujer regiamente vestida (pues el camino es indistinto, tanto las mujeres como los varones pueden lograrlo), pero en su vestidura se encuentran huesos formando la cruz de San Andrés. Esto es portentoso, pues nos indica que el camino es de incesantes mezclas (el cruce en X lo indica) entre el mercurio de los sabios (la energía creadora trasmutada) y el fuego del amor. Pero, el que sea formado de huesos, es todavía más profunda su enseñanza, pues indica que debemos morir en sí mismos (en nuestros defectos) con la ayuda del fuego del amor.

Templo de los Jaguares. Anciano (la sabiduría)

En otro de los grabados vemos un anciano, mostrándonos la experiencia, la comprensión, la sabiduría necesaria para poder eliminar el ego, si uno no entiende todos los mecanismos del ego, entonces resulta imposible eliminarlo. La ancianidad, nos indica ese grado de comprensión que debe uno alcanzar, a través del trabajo con la transformación de impresiones, la auto observación psicológica y la meditación de fondo.

Templo de los Jaguares. Trono a la entrada del templo en forma de jaguar.

Si alguien anhela una didáctica precisa para destruir el Yo, aquí en este Templo del Jaguar la tenemos. El trabajo con la muerte del ego, no es para los débiles, sólo es para los verdaderos guerreros, que luchan día a día sacrificando pasiones, aniquilando deseos, derrotando las ansias de querer sobresalir pisoteando a los demás. Pues dicho está por el gran iniciado Buda: "Más grande que la conquista en batalla de mil veces mil hombres es la conquista de uno mismo". Buda. Dhammapada (v103)

Enviado por: Jenaro Reyes y Lupita Rodríguez Comisión de Cursos por Internet.

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 |
Suscribirme