Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

El Observatorio

El Observatorio o el caracol. Chichén Itzá

En lo referente a la gran estructura conocida como el observatorio, es posible deducir que los antiguos sacerdotes mayas podían tener la perfecta relación de la presencia de planetas y movimientos de las constelaciones con el objetivo de comprender mejor las influencias cósmicas que se manifiestan, tanto en determinadas fechas en la naturaleza, como en la psicología y personalidad del ser humano.

Las influencias planetarias, principalmente la de Venus, por su simbolismo, nos invita al trabajo interior a través del amor, que es la comprensión. Un trabajo que ha de realizarse diariamente en la espiral de la vida, representado por la escalera en forma de caracol que se encuentra en el interior de este edificio. Y no solamente la de la vida, sino además la de las existencias, ya que la espiral también representa la manifestación del espíritu celestial en la Tierra y cómo es que éste llega, a través de diferentes dimensiones, hasta materializarse en la zona tridimensional, proceso conocido en diferentes culturas como evolución de los elementales o de los espíritus mediante encarnaciones y reencarnaciones.

El trabajo del amor, que es comprensión, implica la labor de saber utilizar la energía creadora para cristalizar y materializar virtudes, cualidades y facultades, aprovechando el gimnasio psicológico, o diríamos las situaciones diversas de la vida, para el crecimiento o desarrollo del espíritu, tal como lo realizaron el señor Quetzalcóatl, Buda, Hermes, Kukulkán, etc., en sus existencias. Para ellos, el precepto principal era el amor a la humanidad y en su legado entregaron las técnicas para el despertar de la conciencia, mediante una psicología aplicada completamente revolucionaria. Sería un bálsamo, para esta humanidad, si pudiese corregir, a través del despertar de la conciencia,  muchos de los trastornos en los que se encuentra originados por: la ira,  el egoísmo, las guerras, las luchas, la incomprensión, las adicciones, etc.

El Observatorio o el caracol. Chichén Itzá

La bóveda de esta construcción presenta nichos o ventanillas en los cuales se puede apreciar la aparición de algunos planetas como Marte y Venus, entre otros, principalmente Venus, que viene a manifestar el elemento sustancial para la vida, que es el amor. La escalera espiraloide nos invita a reflexionar que todo lo que sube tiene que bajar, a menos que haya una revolución, pues la hermana gemela de la evolución es la involución. Así cada esencia que llega de los mundos superiores al planeta Tierra, toma su ámbito de conciencia en el mundo mineral, una vez adquirida esa información, esa experiencia, la esencia pasa evolucionando al reino vegetal; adquiriendo su maestría en este plano, continúa al reino animal y siguiendo la espiral evolutiva, inicia sus experiencias en el reino humano, trabajando con las fuerzas marcianas. Aprendiendo a adaptarse a este mundo, tiene que enfrentar la lucha con la oscuridad, representado cuando Venus, el amor, aparece alumbrando por el poniente durante toda la noche y desapareciendo con los primeros rayos del Sol cuando la luz de este astro alumbra completamente el mundo, es decir, que la lucha termina, o el periodo de pruebas finaliza, cuando se ha alcanzado la luz o el estado de iluminación total.

Llama la atención que la estructura del llamado caracol está sobre una base cuadrada, a la cual se accede por una escalera en cuyos extremos se presentan dos enormes cabezas de serpiente, en cuya orilla de las mismas escaleras, se conforman los cuerpos tallados de dos serpientes emplumadas que invitan al estudioso a seguir por ese camino de la sabiduría, simbolismo mismo de la serpiente. Al haber ascendido por esas escaleras, se llega a la plataforma cuadrangular que representa el basamento, el fundamento, la base y equilibrio de la naturaleza a través de los elementos tierra, aire, agua y fuego, ante los cuales, se enfrentará el individuo mediante el logro de la paz, el equilibrio y la felicidad, dando como resultado un equilibrio humano y espiritual.

Enviado por F. Ismael Moreno Luna. Comisión de Calmécac ICQ. San Luis Potosí, S.L.P.

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 |
Suscribirme