Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Tzompantli

Tzompantli. Muro de Calaveras

Chichén- Itzá nos deja enseñanzas a cada paso y a diferentes niveles. Con el Tzompantli aprendemos acerca de la muerte, pero no de la muerte o sacrificio físico, sino de una aún más terrible, como lo es la muerte de nuestros defectos psicológicos. Y es que muchas veces somos capaces de grandes sacrificios, pero no sacrificamos nuestras pasiones, apegos, apetencias, vicios y deseos. Por lo tanto, en ello estriba la diferencia de esta milenaria civilización, que en algunas cosas eran radicales como lo muestran en el “Muro de las Calaveras”.

Si bien Tzomplantli es una palabra de origen náhuatl, se percibe que era un conocimiento compartido con los mayas, nos referimos a la significación sobre la muerte, pues existen otras estructuras similares en otras ciudades de Mesoamérica.

En las primeras etapas de tales civilizaciones los sacrificios humanos brillaban por su ausencia y la enseñanza era pura, pero al caer también en la degeneración empezaron entonces tales sacrificios acelerando con ello su destrucción y atrayendo nefastas consecuencias.

Es interesante observar que el alto grado de ciencia y arte maya les daba la posibilidad de construir imágenes de calaveras idénticas. Sin embargo, las realizaban, a cada una, de forma diferente, mostrando que son miles las facetas que representan a los agregados psicológicos que en nuestro interior cargamos y que son muy distintos unos de los otros.

El Ego es tres, siete y legión. El V.M. Samael Aun Weor nos ilustra de la siguiente manera:

Debemos saber que lo Real es el Ser, el Íntimo, el espíritu, empero, además existe en nosotros un factor de discordia; éste es el yo, el ego, el mí mismo.

Resulta interesante comprender que el yo es pluralizado. El yo está constituido por muchos yoes que riñen entre sí, y que se pelean por el control de la personalidad humana. Estos yoes son "tres", son "siete", y "legión".

Los "tres" básicos son: El demonio del deseo, el demonio de la mente y el demonio de la mala voluntad. (Llamados en el cristianismo los tres traidores del Cristo).

Los "siete" son los siete Pecados Capitales: Ira, Codicia, Lujuria, Gula, Envidia, Orgullo y Pereza.

La "Legión" está constituida por todos los millares de pecados secundarios.

Los "tres", los "siete" y la "Legión" son pequeños Yoes; elementarios Animales creados por la Mente. Estos elementarios Animales son los enemigos que viven dentro de nuestra propia casa. Estos elementarios animales viven dentro del reino de nuestra Alma, se nutren con las substancias inferiores de nuestros bajos fondos animales.

“Lo más grave es que estos yoes, se han robado parte de nuestra Conciencia. Esto se demuestra con las siguientes afirmaciones: Yo tengo ira, yo codicio, yo deseo, yo siento envidia, etc. El Ser verdadero es el espíritu y éste todavía no ha entrado en el hombre porque el "yo" tiene invadido el reino del alma”. Samael Aun Weor. Tarot y Cábala.

La enseñanza de los mayas es radical y de ella debemos seguir el ejemplo al trabajar sobre nosotros mismos, sin miramientos, contemplaciones o justificaciones.

Todo verdadero cambio interior empieza por el trabajo con el yo psicológico.

Enviado por Rubén Soto Orozco. Comisión de Internet en inglés y francés. Ensenada B.C.

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 |
Suscribirme