Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Primera petición:
Padre nuestro que estás en los cielos

El Anciano de los días. William Blake

Estimados lectores de nuestra revista, hoy nos toca estudiar, meditar, comprender a fondo el hondo significado de esta primera frase que forma parte de la oración del Padre Nuestro enseñada por el gran Maestro Jesús Cristo, es claro que es de un contenido esotérico espiritual trascendental y profundo.

Meditemos en el hondo significado de la palabra “PADRE”, dicho está que hay tantos padres en el cielo como hombres en la tierra, así como todos venimos de un padre y de una madre físicos, en lo interno, nuestro 3% de esencia o de alma, deviene de un padre y una madre espiritual, ambos constituyen nuestro ser, NUESTRO PADRE que está en secreto;  es aquí donde encontramos el significado de la segunda palabra de la frase motivo de nuestro estudio “NUESTRO”, muy en el fondo todos internamente somos “ESENCIAS HUMANAS” nacidas de nuestro padre que está en secreto mismo que a la vez es andrógino, Elohim, ya que es masculino y femenino a la vez.

Es preciso estar bien relacionados con nuestro Ser, es necesario establecer conexiones precisas con sus distintas partes, mismas que son auto conscientes e independientes, desafortunadamente, hoy por hoy, todas esas partes divinales están condicionadas, enfrascadas, embotelladas en multitud de agregados psicológicos que interiormente cargamos a tal grado que el Ego se ha tragado el 97% de nuestra alma-conciencia necesitamos urgentemente auto realizar e integrar cada una de las partes de nuestro Ser el cual es como un ejército de niños, auto realizar es auto concientizar, es auto perfeccionar cada fracción de nuestro Padre que está en secreto, mediante súper esfuerzos conscientes y padecimientos voluntarios.

La lucha es a todas luces desigual, por lo tanto jamás debemos olvidar a nuestro PADRE QUE ESTÁ EN LOS CIELOS.

Como podemos leer en la primera frase de la oración del Padre nuestro, figura el verbo “Estar” en tiempo presente esto significa que para nuestro Dios interno no hay pasado ni habrá futuro sino un eterno AHORA. Él está más allá de todo bien y de todo mal.

ÉL está en LOS CIELOS, los cielos son las dimensiones superiores de la naturaleza, el objetivo de la gnosis es lograr el “religare”, es decir, volver a unirnos con nuestro Ser interno, para lograrlo es preciso despertar poco a poco en las distintas dimensiones superiores de la naturaleza comenzando por el plano físico, debemos desegoistizarnos, dejar de identificarnos con los diferentes sucesos que nos acontecen en el mundo tridimensional por duros o desagradables que estos sean; al transformar las impresiones, al no reaccionar con ira, venganza, pereza, orgullo, deseo sexual o cualquier tipo de baja pasión, es claro y definitivo que pagamos cierto tipo de karma y economizamos energías vitales, mentales, conscientivas y hasta volitivas que nos ayudarán en el despertar de nuestra alma-conciencia tanto en lo físico como en lo interno.

Más adelante, con un trabajo más avanzado en la muerte del ego, lograremos ponernos en contacto con las diferentes partes de nuestro SER interno, lograremos ver nuestros cuerpos internos por separado, experimentaremos el despertar de los sentidos ocultos, veremos las grandes realidades dentro de las diferentes dimensiones de la naturaleza, visitaremos la región de los muertos, (los que han muerto en sí mismos), la cual es una región de eterno descanso, paz y silencio absoluto en donde no hay ningún tipo de actividad ni problemas de ninguna clase, entonces tendremos el libro de la vida individual o familiar en nuestras manos y nos haremos partícipes de los misterios de la vida y de la muerte estudiando a los pies de nuestro maestro interior, tendremos la posibilidad de ver los maravillosos y pulcros templos que residen en los mundos internos en los cuales se respira un hálito de muerte, sí, de muerte psicológica en donde han perecido los deseos, concupiscencias y vanidades de este mundo .

Si queremos convertirnos en discípulos de nuestro propio SER interno y de la bendita Logia Blanca ¡Despertemos conciencia!.

Amigos, no debemos olvidar que nuestro SER tiene dos almas,  una es el alma divina, que es de naturaleza femenina, y reside en las dimensiones superiores de la naturaleza, la otra es el alma humana la cual se halla  en estos momentos caída y encarnada en nuestro cuerpo de carne y hueso; tenemos un escaso 3% de alma humana libre y el 97% restante está embotellado en el Ego animal, nuestra alma humana es el hijo pródigo del evangelio bíblico que tras haber rodado por el mundo a través de sucesivos retornos, evoluciones e involuciones incesantes, arrepentida quiere volver a la casa del SEÑOR.

Por lo tanto, jamás debemos olvidarnos de nuestro PADRE que está en secreto, quien sólo se fía de la riqueza material y de las vanidades de este mundo, mismas que son efímeras, rodará al abismo.

Un gran sabio dijo: “Más vale ser un mendigo en la tierra que un rey en el imperio de las sombras” “¿De qué le sirve a la persona ganarse todas las riquezas de este mundo si con ello pierde su alma?” ¡Así es! En la vida práctica vemos gentes que se esmeran por amasar riquezas y cuando llegan al ocaso de su vida ¿de qué les sirvió? Si aquello por lo que tanto lucharon no se lo podrán llevar y lo que es peor, si no hacen testamento por pura codicia, otros lucharan por el botín, hijos o familiares, etc., hay quienes justifican su insaciable avaricia diciendo “Es para mis hijos” pero reza el dicho vulgar “nadie sabe para quién trabaja”, esas pobres personas adormecidas por la concupiscencia nada hicieron por su alma, se olvidaron de su SER interno, trabajaron para que otros disfrutasen sus riquezas materiales, pero jamás trabajaron para su SER; cuando alguien tiene este tipo de comportamiento en la vida y ha caído en soberbia dándole mayor importancia a las cosas y riquezas materiales, aunque aparente ser buena persona, su cristo íntimo lo abandona, su destino será el abismo;  cuando el hijo se pervierte, el padre se aleja.

Mas sin embargo, cuando el alma está arrepentida de sus perversiones y lucha por regresar al seno del PADRE  aunque desmaye y desfallezca en su lucha, el PADRE, que está en secreto la anima, la fortifica, le da experiencias espirituales extraordinarias para que siga trabajando internamente; aquel que es asistido por su padre nunca cae en miseria, pero miserable es el hijo malvado cuyo padre está ausente.

La primera frase del Padre Nuestro nos invita a meditar en nuestro PADRE interno;  es recomendable sentarnos cómodamente en un sillón y mantralizar PANDER, con este mantram cuyo significado profundo es PADRE, al practicarlo en honda meditación logramos establecer una conexión con nuestro SER. El maestro Samael nos dice que existe una región superior de la naturaleza llamada “Mundo de Atziluth” en donde hay un templo maravilloso dentro del cual reside la majestuosa presencia del SER también llamado Kether, el jefe de esta región es el Ángel Metratón .

Experiencia directa es indispensable para ir al encuentro de nuestro SER. Kether a su vez emanó del sagrado sol espiritual llamado Absoluto, del sagrado Absoluto emana una sustancia atómica llamada: “La Paz”. Jesús Cristo dijo “Mi paz os dejo, mi paz os doy”

¡Qué la Paz del Señor reine en vuestros corazones!

Fraternalmente

Enviado por: Virgilio Cuautle Roldán instructor gnóstico de Nochistlán Zac.

Imagen: El Anciano de los días. William Blake 

“Esta oración se hace en meditación profunda adorando a esa estrella inefable de la cual salió nuestro Intimo mismo y así aprenderemos a hablar con nuestro Padre que está en secreto.
Samael Aun Weor Curso Zodiacal.

Descargar en: Word | Zip | Pdf | Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 |
Suscribirme