Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Tonantzin  

Tonantzin

Nuestras culturas ancestrales aprendieron a vivir en armonía con ella (Nuestra Madre) y nos enseñaron que de ella somos y a ella regresaremos.

Cada uno de nosotros debe aprender a integrarse con ella, amarla y respetarla porque es la que nos da el alimento que llega a nuestra boca. Es la que nos prestó este cuerpo que poseemos y que debemos aprender a cuidarlo.

Nuestra Divina Madre ha sido y será el origen de todo lo creado, la raíz de todo lo existente.

Nuestra Madre, enseña al tímido pajarillo a construir su nido. Palpita en el corazón de cada árbol, en el corazón del tímido gusanito que se arrastra por la tierra, en el corazón del águila que altanera bate sus alas intrépidas sobre las moles gigantescas de granito que se enclavan en sus torres almenadas entre el azul del cielo. Enseña al niño a buscar el pecho de su madre y enseña a las aves a levantar el vuelo. Da forma a todas las cosas, organiza los pétalos de las flores que embalsama el aire con sus perfumes, y ordena el movimiento de los astros entre la magnífica orquestación del infinito.

La electricidad, el magnetismo universal, la fuerza cósmica, las leyes de cohesión y gravedad planetaria fueron creadas por la Madre de toda adoración. Todos los planetas que brillan, centellean y palpitan en el inalterable infinito, descansan entre el seno delicioso de la Bendita Diosa Madre del mundo. (Samael Aun Weor)

Nuestra Madre Divina no solo está presente en la naturaleza y el cosmos, sino en cada ser humano, hay tantas Madres en el mundo como seres humanos en la tierra. Ella siempre está al pendiente en cada situación difícil de la vida de cada ser humano, orientándonos, guiándonos, y previniéndonos de algún peligro. Ella se presenta ante nosotros de muy distintas formas, en sueños podemos ver una representación de nuestra Madre Divina, en nuestra madre física, mostrándonos el camino que debemos seguir.

Nuestra adorable Madre es el aspecto femenino de la Divinidad, una derivación de nuestro propio Ser interno. Ella siempre ha estado presente en todas las culturas y civilizaciones que han poblado la tierra, así como una gran variedad de nombres: María, Adonaia, Insobeta, Isis, Astarte, Casta Diana, la Virgen del Carmen, la Kundalini, Tonantzin, etc.

En anatomía oculta, nuestra adorable Madre Kundalini se encuentra enroscada tres vueltas y media en el centro magnético ubicado el hueso coxígeo, esperando el momento de ser despertada.

Nuestra adorable tiene cinco aspectos fundamentales para una mayor comprensión:

1.- La inmanifestada Kundalini (la madre cósmica de donde surge todo lo creado) origen de todo lo que es ha sido y será.

2.- La Isis inefable (sabiduría, amor y poder) es la parte que nos concede la sabiduría, cuando ya nos hemos hecho merecedores a ella. Es la que se encarga de entregarnos los poderes cuando ya estamos preparados para recibirlos; previo haber eliminado ciertos defectos psicológicos.

3.- La Hécate griega, la Proserpina egipcia, la Coatlicue azteca (la reina de los infiernos y la muerte, terror de amor y ley). Es aquella que nos castiga por nuestro propio bien cuando lo necesitamos, con la finalidad de no caer en más degeneración, ella es la que nos ayuda a eliminar los defectos psicológicos que previamente hemos comprendido.

4.- La Madre Natura particular individual (aquella que creó nuestro cuerpo físico.

5.- La Maga Elemental Instintiva (aquella que originó nuestros instintos).

Cuando esta divina fuerza despierta, asciende victoriosa por el canal medular espinal, despertando poderes inefables. Los fuegos del corazón controlan el ascenso de la serpiente. Nuestra adorable serpiente Kundalini se desarrolla y evoluciona de acuerdo con los méritos del corazón. La castidad es el fundamento. Todo el poder de la Kundalini se encuentra en la energía sexual.

Nuestra Adorable Madre, Kundalini para los indostanes, Tonantzin para nuestros antepasados de anáhuac, es la encargada de eliminar nuestros defectos psicológicos que en nuestro interior cargamos a condición de haberlo comprendido totalmente.

Sumidos en profunda meditación, invocamos a nuestra Adorable Madre, “Tonantzin Teteonan o Madre mía ven a mi” pidiéndole, suplicándole, implorándole, que por misericordia elimine tal defecto.

Nuestra Adorable tiene el poder para eliminar cualquier defecto psicológico. Nuestra Adorable Madre a condición de una absoluta castidad y resuelto a hollar la senda de la santidad puede perdonar karma de vidas pasadas. ¡Oh Madre Mía! Que sería sin ti, perdido en las embravecidas olas del océano tormentoso de mi existencia.

Su figura sobresale en la parte posterior de Coatlicue con pocos emblemas, pero con gran porte, simbolizando la austeridad, la grandeza que caracteriza a nuestra Madre divina. Viste túnica que baja hasta sus pies, emblema de perfección, de sacrificio, sobre la túnica un quexquémitl una prenda que cubría el torso de las debajo del pectoral, a la altura del bajo vientre encontramos un colgajo de finísimas saetas del cual cuelgan dos grandes lenguas de pedernal que en conjunto simbolizan al fuego universal de la creación.

Todo en su conjunto representa la perfección.  

De la preciosa serpiente que remata el conjunto del monolito emana un “Sentimiento de maternidad” y su cabeza de doble cara es el emblema de la pareja divina.La parte posterior, de los hombros a los pies, simboliza a Toantzin, la madre de los dioses, su pecho de flácidos senos, adornado con collar de manos y corazones simboliza a Coatlicue la sombra de Tonantzin.

Enviado por Rigoberto Loza- ICQ Pénjamo Gto. México

Descargar en: Word | Zip | Pdf | Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 |
Suscribirme