Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

La Mística Transcendental

Caballero Águila. Templo Mayor

Aunque es lamentable el que vivamos, nos movamos y existamos atrapados entre las leyes de la evolución y la involución, hay una de entre muchas cosas por las que debemos estar muy agradecidos: la inquietud espiritual que arde en cada uno de nosotros. Aunque esta inquietud se presente como un fuego voraz en algunos o como una chispa fugaz que viene y va en otros, en síntesis resulta ser evidencia clara del esfuerzo que el SER está haciendo por trabajar la Esencia.

El SER y la Esencia no son lo mismo.

El SER es el SER y la razón de ser del SER es el SER mismo.

Desde el Macrocosmos, el SER trabaja la Esencia mientras esta se mueve y existe en el Microcosmos; y la trabaja con el propósito de que ésta logre alcanzar la Auto-realización.

Aquellos amigos cabalistas estarán de acuerdo que el Árbol de la Vida nos muestra esta relación en la conexión directa que existe desde el mismo Sagrado Absoluto primeramente hacia el triángulo logoico (de los tres Logos o fuerzas primarias de la creación), después con el triángulo ético (Chesed, Geburah y Tipheret) el ser con sus dos almas, la divina y la humana. Se llama ético porque ahí prima lá ética, la moral superior, la recta conducta, es el mundo del Espíritu puro y continuamos con el triángulo de la magia formado por Netzach, (mente) Hod (Astral) y Jesod (fundamento) y finalmente el reino (Malkut)que corresponde al cuerpo físico llamada la tierra filosofal por los alquimistas.

El trabajo impulsado por el SER busca la reintegración de la Esencia en sí misma (el nacimiento segundo) como el resultado de la eliminación de los agregados inhumanos que en nuestro interior cargamos (el proceso de la muerte mística), y tiene como resultado la formación de un centro permanente de consciencia donde el vínculo entre el SER y la Esencia deja de estar filtrado e interrumpido por el YO. Una vez que esto sucede, la personalidad deja de ser herramienta de la Legión de nuestras pasiones y deseos y pasa a ser un instrumento al servicio del SER.

El despertar de la Consciencia y la subsiguiente fusión con el Íntimo es la re-unión máxima que todo verdadero aspirante busca y la Gnosis se encarga de entregar la doctrina y las prácticas necesarias para realizar este trabajo.

…En cuestión de mística nosotros estudiamos la religiosidad en su forma más profunda; la Gnosis estudia la ciencia de las religiones. Religión verdadera la encontramos en toda la naturaleza. La Gnosis, va pues, al fondo religioso, busca el Re-Ligare, el querer ligar o volver a ligar el alma con Dios y esto implica trabajos intensísimos, porque tiene uno que eliminar el “yo psicológico” el “mí mismo”, solo así es posible el religare de que nos hablaran los antiguos sabios…. Buscamos a la Seidad, a lo divinal dentro de nosotros mismos, no fuera de nosotros. Sabemos que si no descubrimos a Dios dentro de sí mismos, no lo descubriremos en ninguna otra parte. Nos preocupamos pues, por Auto-conocernos, nos preocupamos por la auto-gnosis, cuando uno llega a la auto-gnosis, se conoce a sí mismo, conoce al propio Ser interior en sí mismo…..(Samael Aun Weor)

En síntesis, la Gnosis es sabiduría inmortal y universal y es la raíz de todas las grandes religiones del mundo.

Encontramos el misticismo de la Gnosis en prácticas superiores como lo son la meditación trascendental, la oración consciente, el canto de los mantram y los koanes, en posturas sagradas, etc., pero sobre todo luchamos por la comprensión y desintegración de los defectos, la canalización en forma correcta de nuestra energía sexual, y la ayuda desinteresada a nuestros semejantes.

Sin embargo la Gnosis no se expresa contra ningún culto o práctica religiosa y por eso el VM Samael enfatiza que “todas las religiones son perlas preciosas engarzadas con el hilo de Oro de la Divinidad”, porque contienen en sí los mismos principios divinales. Reconocemos que todas son necesarias como guías para la humanidad, mas cuando hablamos de Religión nos referimos a algo muy trascendental.

Religión viene de la raíz religare, que en principio significa “volver a unir”.

Yoga viene de su raíz Sánscrita yug, que también significa “volver a unir”.

Para todos los efectos, Religión o Yoga, las prácticas místicas en el Oriente o en el Occidente, en principio tienen ambas el mismo propósito; liberarnos de este valle de lágrimas para reunirnos nuevamente con la fuente de la cual nos separamos.

Es nuestra responsabilidad como verdaderos aspirantes a estudiantes de Gnosis pasar la amarga prueba del Laberinto de las Teorías y poder discernir entre lo que son cultos devocionales y la verdadera religión. Para eso aquí les damos la clave: La verdadera religión es posible a través de la regeneración total y definitiva marcada por el camino de la revolución de la consciencia.

Todo aquello que no venga por el camino de la Muerte Mística, del Nacimiento Segundo, y el Sacrificio por la Humanidad es perder el tiempo miserablemente.

Que todos los seres sean felices.

Ricardo Santana Laracuente. Phoenix, Arizona, Estados Unidos

Descargar en: Word | Zip | Pdf | Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 |
Suscribirme