Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

La Divina Madre

El Padre que está en secreto es el Eterno Principio Masculino, es en sí mismo Brahma, que no tiene forma, es impersonal, inefable y podemos simbolizarlo con el Sol. La Madre es el Eterno principio Femenino que se puede simbolizar con la luna.

En ocultismo se dice que la Divina Madre es la manifestación dual de la unidad. La unidad al desdoblarse da origen a la femineidad receptora y productora en toda la naturaleza, es obvio que dentro de nuestro organismo humano está el 1 y el 2, el uno como voluntad creadora y el dos como imaginación. En los Templos antiguos de Misterios nunca faltaban estos dos principios: masculino y femenino.

La Divina Madre tiene cinco aspectos fundamentales que mencionaremos en forma breve:

1. LA INMANIFESTADA KUNDALINI, no tiene forma, es terriblemente divina.

2. LA MANIFESTADA (Isis, Adonai, Tonantzin, Venus). Es sabiduría amor y poder.

3. LA HEKATE griega, LA PROSERPINA egipcia LA COATLIICUE azteca, (la reina de los infiernos y de la muerte. Terror de Amor y Ley)

4. LA MADRE NATURA PARTICULAR (aquella que creó nuestro cuerpo físico)

5. LA MAGA INSTINTIVA (quien originó nuestros instintos)

Virgo

En el precioso cuadro correspondiente al signo zodiacal de Virgo, pintado por Johfra Bosschart encontramos a la Divina Madre , representando sus cinco aspectos fundamentales, expresando principalmente toda la fertilidad de la naturaleza. Con admiración y emoción, observamos a la virgen alada, es la Prakriti de los indostaníes, sustancia primordial que fecundada siempre por el Tercer Logos da origen al fuego para que surja la vida.

En el aspecto de madre interior, particular, cada quien tiene la suya, hay tantos padres-madres en el cielo como seres humanos en la tierra, ella en sí misma, es una parte de nuestro propio Ser, pero derivado.

A ISIS como madre de los elementos la podemos observar rodeada con símbolos como el rostro de Ángel que representa al elemento agua, la cabeza de águila al elemento aire, abajo la cabeza de toro símbolo del elemento tierra y la cabeza de león al fuego.

Los dos libros, uno abierto y el otro cerrado, el abierto es la sabiduría que la Divina Madre nos puede otorgar y el cerrado son los misterios de la Madre divina, es la materia prima en estado caótico.

Describe el autor un marco bellísimo formado con plantas mercurianas donde ha incrustado elementos alquímicos, cabalísticos y la simbología astrológica correspondiente al signo de Virgo. En el centro de esta pintura y hacia arriba, encontramos la representación de la sustancia primordial de la Madre Inmanifestada, el akasha de los orientales, la nebulosa macrocósmica de donde salen los mundos.

Los estudiantes gnósticos debemos comprender como trabajar con los aspectos de la Divina Madre.

En general esta pintura es espléndida, llena de símbolos naturales, representando toda la magia y esplendor de la naturaleza que la divina madre da a todos sus hijos en forma generosa. Sin embargo solemos ser muy egoístas y crueles con todo lo que nos rodea, sin comprender que el ser humano provoca su propia destrucción.

La Madre Cósmica.

Dios no tiene figura ninguna. Dios es coesencial con el espacio abstracto absoluto, Dios es Aquello, Aquello, Aquello…

Cristo es el hijo del Dios. Cristo no es un individuo. Es el ejército de la voz, el Verbo.

Antes de que rayara la aurora del nuevo día cósmico, el Padre y la Madre eran uno. Dios como padre reside en el ojo de la sabiduría, situado entre las dos cejas. Dios como Madre en el Templo corazón.

Sabiduría y amor son las dos columnas torales de la Logia Blanca. Dios como amor es Isis.La Madre cósmica no tiene forma, pero le gusta tomar alguna forma para contestar al suplicante.

La Divina Madre no es una mujer, ni tampoco algún individuo, es únicamente una sustancia incógnita. El devoto que quiera poderes debe pedirlos a la Divina Madre, el verdadero devoto se humilla ante Dios Madre.

Mujer con paloma

“Orar es platicar con Dios. Nosotros debemos apelar a Dios Madre en Nuestra Intimidad, si es que en verdad queremos desintegrar "Yoes", quien no ama a su Madre, el hijo ingrato, fracasará en el trabajo sobre sí mismo.

Todos los pueblos antiguos adoraron a "Dios Madre" en lo más profundo de nuestro Ser. El principio femenino del Eterno es ISIS, MARÍA, TONANTZIN, CIBELES, REA, ADONÍA, INSOBERTA, HAADIT, NUIT, VENUS, MINERVA, etc., etc., etc.

Si en lo meramente físico tenemos padre y madre, en lo más hondo de nuestro Ser tenemos también a nuestro Padre que está en secreto y a nuestra Divina Madre KUNDALINI. ÉL y ELLA son ciertamente las dos partes superiores de nuestro Ser intimo. Indubitablemente ÉL y ELLA son nuestro mismo Ser Real más allá del "YO" de la Psicología. ÉL se desdobla en ELLA y manda, dirige, instruye. ELLA elimina los elementos indeseables que en nuestro interior llevamos, a condición de un trabajo continuo sobre sí mismo.

Nuestra Madre Divina particular, individual, mediante sus poderes flamígeros puede reducir a polvareda cósmica a cualquiera de esos tantos "Yoes", que haya sido previamente observado y enjuiciado. En modo alguno sería necesaria una fórmula específica para rezarle a nuestra Madre Divina interior. Debemos ser muy naturales y simples al dirigirnos a ELLA. El niño que se dirige a su madre, nunca tiene fórmulas especiales, dice lo que sale de su corazón y eso es todo.

Ningún "Yo" se disuelve instantáneamente; nuestra Divina Madre debe trabajar y hasta sufrir muchísimo antes de lograr una aniquilación de cualquier "Yo". Volveos introvertidos, dirigid vuestra plegaria hacia adentro, buscando dentro de vuestro interior a vuestra Divina Señora y con súplicas sinceras podéis hablarle. Rogadle desintegre aquel "Yo" que hayáis previamente observado y enjuiciado.

El sentido de auto-observación intima, conforme se vaya desarrollando, os permitirá verificar el avance progresivo de vuestro trabajo .Comprensión, discernimiento, son fundamentales, sin embargo se necesita de algo más si es que en realidad queremos desintegrar el "MI MISMO".

La mente puede darse el lujo de rotular cualquier defecto, pasarlo de un departamento a otro, exhibirlo, esconderlo, etc., más nunca podría alterarlo fundamentalmente. Se necesita de un "poder especial" superior a la mente, de un poder flamígero capaz de reducir a cenizas cualquier defecto. STELLA MARIS, nuestra Divina Madre, tiene ese poder, puede pulverizar cualquier defecto psicológico. Nuestra Madre Divina, vive en nuestra intimidad, más allá del cuerpo, de los afectos y la mente. Ella es por sí misma un poder ígneo superior a la mente.

Nuestra Madre Cósmica particular, individual, posee Sabiduría, Amor y Poder. En ella existe absoluta perfección…..”

Psicología Revolucionaria (S.A.W.)

“El Reino de los cielos es como un grano de mostaza, que toma un hombre y lo siembra en su campo. Es, ciertamente, la más pequeña de todas las semillas; pero, cuando crece, es la mayor de las hortalizas y se hace árbol, de tal suerte, que las aves del cielo vienen y anidan en sus ramas.” San Mateo 13:31-32

Enviado por: Ma. Guadalupe Licea R. Instructora de San Luis Potosí, S.L.P.

ORACIÓN GNÓSTICA.

"OH ISIS, Madre del cosmos, raíz del amor, tronco, capullo, hoja, flor y semilla de todo cuanto existe, a ti, fuerza naturalizante, te conjuramos; llamamos a la Reina del espacio y de la noche, y besando sus ojos amorosos, bebiendo en el rocío de sus labios, respirando el dulce aroma de su cuerpo, exclamamos ¡OH NUIT! Tú, ETERNA SEIDAD DEL CIELO, que eres el ALMA PRIMORDIAL, que eres lo que fue y lo que será, a quien ningún mortal ha levantado el velo, cuando tú estéis bajo las estrellas irradiantes del nocturno y profundo cielo del desierto, con pureza de corazón y en la flama de la serpiente te llamamos"

"Gloria, Gloria a la MADRE KUNDALINI, que mediante su infinita gracia y poder conduce al SADHAKA de chacra en chacra e ilumina su intelecto identificándole con el supremo Brahmán. ¡Puedan sus bendiciones alcanzarnos! (SIVANANDA).

Beethoven el gran músico-filósofo en su mesa de trabajo tiene a la vista a su Madre Kundalini, se ha dicho que el citado maestro había puesto al pie de aquella estatuilla, una inscripción de su puño y letra que a la letra dice:

“Yo soy la que ha sido, es y será y ningún mortal ha levantado mi velo.”

El progreso íntimo revolucionario se hace imposible sin el auxilio inmediato de nuestra divina Madre TONANTZIN, todo hijo agradecido debe amar a su Madre, Beethoven amaba entrañablemente a la suya.

Descargar en: Word | Zip | Pdf | Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | 12 |
Suscribirme