Antesala del Museo de Guadalupe

Su historia data en el año 1707 y fue el Colegio de Propaganda Fide de Nuestra Señora de Guadalupe. Fide significa Fe. Su construcción fue de tipo barroco en la época del virreinato.

De las obras más importantes es el relieve de Francisco de Asís, quien fue un Iniciado, y en la que sostiene a la Virgen de Guadalupe, representación de la Madre Divina.

En el claustro de Francisco de Asís se exhiben 26 lienzos de su vida y obra, desde su nacimiento hasta su canonización, cuyo autor fue Ignacio Berbén. Los lienzos de la vida de Francisco de Asís, destaca como un instrumento útil para la enseñanza de los frailes. Las imágenes narran hechos y sucesos sobrenaturales.

Fachada del Museo

Fachada del Museo de Guadalupe, Zacatecas.

En la fachada del Museo destacan muchos símbolos muy interesantes, por ejemplo: tenemos las columnas que vienen a representar las dos columnas torales de todo templo, las dos son iguales, ni una más pequeña, ni una más grande que la otra, nos vienen a recordar al Eterno Principio Masculino o fuerza positiva y al Eterno Principio Femenino o fuerza negativa. Quien aprende a equilibrar estas fuerzas, tiene el dominio de sí mismo, y este es el secreto de la Auto Realización Intima del Ser.

Cuatro de esas columnas nos vienen a simbolizar los cuatro pilares de la Gnosis, estos cuatro pilares son:

Ciencia: Se refiere a la Ciencia Pura, no en ese podridero de teorías muertas que hoy en día abunda por todas partes. Ciencia Pura como la de la Gran Obra; Ciencia Pura como la de los alquimistas Medievales; Ciencia Pura como la de un Paracelso, o como la de un Pablo de Tarso.

Filosofía: Realmente la Gnosis es una Filosofía, un funcionalismo de la conciencia; la encontraremos en cualquier obra de los grandes filósofos de la época milenaria. También la vemos en cualquier piedra arqueológica, vasijas, accesorios, etc. Esta es la Antropología Gnóstica; en la que podemos evidenciar la realidad de que la Gnosis brota por doquier. Hay una gran diferencia entre lo que es la Antropología meramente profana y lo que es la Antropología Gnóstica. Cualquier pirámide, cualquier pieza arqueológica, y otros objetos que vemos en las zonas arqueológicas, son enseñanzas dirigidas en última instancia al Ser.

El arte lo hallamos en todas las piezas arcaicas, en todas las piezas antiguas. Vemos arte en las pirámides y en todos los viejos obeliscos de Egipto. En el México antiguo, en los mayas, las reliquias arqueológicas de los aztecas, zapotecas, toltecas, etc. Las pinturas de Miguel Ángel, los jeroglíficos de Egipto, los bajorrelieves antiguos del viejo país de los faraones, en la China, en la cultura de los caldeos, persas, fenicios y asirios, etc. Hay dos clases de arte: primero subjetivo, es el arte que a nada nos conduce; y existe el arte regio de la naturaleza, el arte objetivo, real, el arte trascendental; obviamente tal arte contiene en sí preciosas verdades cósmicas.

Mística trascendental. Religión verdadera encontramos en toda la naturaleza. La Gnosis va al fondo religioso, busca el religare, el querer ligar o volver a ligar el alma con Dios. La religiosidad que nosotros poseemos es completamente científica, es altamente filosófica, profundamente artística. Buscamos a la Seidad, lo divinal dentro de nosotros mismos, no fuera de nosotros.

El arco es el espacio que debe de haber entre esas dos columnas para que pase la luz, ni muy grande ni muy pequeño.

Flores en la fachada del museo de Guadalupe Zacatecas

Vemos también unas flores que simbolizan las virtudes que tenemos que conquistar. Y esto solamente lo logramos cuando desintegremos todos los agregados psicológicos que cargamos dentro de nosotros. Este proceso se realiza con la meditación en donde estudiaremos cada defecto de una manera completa para poder comprenderlo y solicitar a nuestra Madre Divina que es la que tiene el poder de desintegrarlo; lo vuelva polvareda cósmica.

Las copas nos indican la sublimación de nuestras energías creadoras para llegar al triunfo en el trabajo de la iniciación que es nuestro objetivo en esta vida para llegar a la Auto Realización Íntima del Ser, y para lograrlo se requiere recorrer un camino, un sendero, a tal camino se le llama “La Iniciación”. Debemos perfeccionarnos, desintegrando nuestros yoes y transmutar el plomo en el oro del Espíritu. Y esto se logra canalizando y transformando nuestras energías creadoras.

Por otro lado, encontramos unos rostros con guirnaldas que vienen a simbolizar la victoria total en el trabajo de los iniciados. Este trabajo es muy arduo porque existen peligros por dentro y por fuera.

La Última Cena

Ultima cena. Museo de Guadalupe Zacatecas.

Jesús el Gran Kabir antes de representar el drama cósmico, se reunió con sus apóstoles. Realizó una ceremonia mágica de inmenso poder. El representa al verdadero Cristo, que es la fuerza que se logra en el trabajo con el agua y el fuego. Vemos sobre la mesa, el pan que nos viene a representar la carne de Cristo y el vino que nos representa la sangre de Cristo.

Por otra parte, los 12 apóstoles nos vienen a representar las 12 partes autónomas de nuestro Ser y que nosotros debemos perfeccionarlas: “El Ser es el Ser, y la razón de ser del Ser es el mismo Ser”.

Los 12 apóstoles nos pueden ayudar en nuestro trabajo espiritual y así llegar a la Auto Realización Íntima del Ser, cada uno de ellos tiene su función y misión dentro de nosotros, veamos:

Simón Pedro es el maestro de los misterios de la piedra filosofal, él nos enseña cómo lograr el uso correcto de nuestras energías creadoras.

Andrés nos enseña los 3 factores de la revolución de la conciencia. Estos tres factores son: Nacer, este trabajo implica la sublimación de nuestra energía creadora que nos lleva al nacimiento segundo. El segundo factor es Morir, pero no estamos hablando de una muerte física, sino de la muerte mística.

El tercer factor de la Revolución de la Conciencia es el Sacrificio que tenemos que hacer por la humanidad.

Juan el patrono de los fabricantes de oro. Esto es la transmutación del plomo de la personalidad en el oro del Espíritu.

Felipe, maestro del astral y las ciencias Jinas: Si nosotros lo invocamos en los instantes en que nos encontremos dormitando, obtendremos prodigios formidables.

Mateo nos enseña la ciencia pura, como un maestro científico, ciencia desconocida por nosotros que nos abocamos a la ciencia materialista, que está llena de teorías y conceptos que se ponen de moda hoy y mañana pasan a la historia.

Tomás: la comprensión y la sensatez. Tomás nos enseña a manejar la mente, a ser sensatos, lo que significa ser comprensivos en el sentido íntegro de la palabra.

Judas Iscariote y la muerte del ego. El Judas Interior nos enseña la doctrina de la disolución del ego, de la aniquilación buddhista, nos orienta en el procedimiento de cómo lograr la muerte del ego.

Santiago, el bendito patrón de la Gran Obra. Nos viene a ilustrar sobre la Ciencia Maravillosa de la Gran Obra. Nos ilumina en estos sagrados misterios para poder llevar a cabo nuestro trabajo interior.

Marcos y el misterio de la transubstanciación. Los átomos crísticos se acumulan en el pan y en el vino. Así es como realmente el pan y el vino, por obra de la transubstanciación se convierten en la carne y en la sangre del Cristo.

Lucas y su evangelio Solar nos indican lo que ha de ser la vida en futura edad de oro.

Pablo y la filosofía gnóstica nos muestran el camino de la sabiduría, de la gnosis, y la filosofía

No sería posible perfeccionar esas partes del Ser mientras no hayamos desintegrado todos los elementos indeseables que en nuestro interior cargamos.

Atuendo y Mitra

Atuendo y Mitra. Museo de Guadalupe, zacatecas.

En esta pintura vemos el atuendo con que está vestido este santo, nos viene a simbolizar las vestiduras del alma, los vehículos que necesitamos trabajar para que nuestro Ser pueda manifestarse.

También vemos en la mesa una Mitra que expresa el dominio de nuestra mente.

Todo iniciado debe poner su mente al servicio de su Ser, una mente abierta, receptiva, espontánea que lo pueda llevar a una experiencia de la verdad, de lo real que es lo único que vale la pena. Se necesita estar abierto a lo nuevo.

Para ello, se requiere de eliminar todo prejuicio, ideas, preconceptos. Todo lo que tiene almacenado en su centro formativo que es la memoria y que no sirve porque ésta es infiel.

Debemos saber que existen tres mentes: mente sensual que usamos diariamente y es la que elabora los conceptos de acuerdo con los datos aportados de los cinco sentidos: mente intermedia que es donde encontramos las creencias religiosas de todo tipo. Y la última es la mente interior que funciona con los datos aportados por la conciencia del Ser.

El iniciado debe trascender prejuicios ejemplo: preconceptos, cárceles del entendimiento, falacias, etc.

Atributos del Iniciado

Atributos de un iniciado. Museo de Guadalupe Zacatecas.

Todo iniciado debe poseer tres atributos: la lámpara de Hermes Trismegisto, el manto de Apolonio y el bastón de los patriarcas.

La lámpara de Trismegisto nos viene a simbolizar la búsqueda de la luz, la iluminación en el camino, en la senda de la Iniciación.

El bastón de los patriarcas es el mismo Kundalini, ese fuego serpentino que debemos despertar para que ascienda por nuestra columna vertebral y hacerlo llegar al corazón. Este es el báculo de Brahma y el cetro de los dioses.

El manto de Apolonio nos viene a representar al ermitaño del tarot, prudente y sabio que está envuelto en el manto protector que simboliza la prudencia. Y detrás de él vemos una palma que representa la palma de la victoria. Estamos hablando de la victoria en el trabajo de la Iniciación.

Eterno Principio Femenino Divinal

La Madre Divina. Museo de Guadalupe.

El eterno principio femenino divinal es un desdoblamiento del padre, es Dios-madre, adorable y eterna, sin principio ni fin, en ella se encuentran todos los poderes de nuestro propio espíritu.

De acuerdo con las diferentes culturas, adopta diferentes nombres: Entre los aztecas ella es Tonantzin, entre los griegos, la casta Diana y en Egipto es Isis la Madre Divina a quien ningún mortal ha levantado el velo. Dios madre, Rea, Cibeles, Adonia o como queramos llamarle es una variante de nuestro propio ser individual aquí y ahora.

El místico músico e Iniciado Beethoven tenía sobre su mesa de trabajo a su divina madre y había puesto al pie de aquella figura adorable, una inscripción de su puño y letra que decía: “Yo soy la que es, ha sido y será y ningún mortal ha levantado mi velo” Todo hijo agradecido debe amar a su madre, Beethoven amaba entrañablemente a la suya.

Existen 5 aspectos del eterno principio femenino divinal.

A ella y a nuestro Padre que está en Secreto podemos solicitarles nos ayuden en todo nuestro trabajo interior. Son también nuestros abogados ante el tribunal del karma.

La Trinidad

La Trinidad. Museo de Guadalupe Zacatecas.

La trinidad son los triples poderes, las tres fuerzas primarias de la naturaleza y del cosmos: el santo afirmar, el santo negar y el santo conciliar o el padre, el hijo, y el espíritu Santo, que son la fuerza positiva, la fuerza negativa y la fuerza neutra. Llamadas en gnosis el santo triamazikamno

Enviado por: Carlos Celso Rea Zamora y Ma. Guadalupe Inclán Castillo

“La Psicología Revolucionaria y la Antigua Philokalia afirman que mediante súper esfuerzos de tipo muy especial se puede despertar conciencia y hacerla continua y controlable” Samael Aun Weor “Educación Fundamental”.

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06
Suscribirme