Significado esotérico de las pinturas de la Virgen María

Ciencia, arte, mística y filosofía, son los cuatro pilares de la antropología gnóstica, nunca habrían de faltar en el diario vivir del estudiante gnóstico.

Nos menciona el maestro Samael que es muy conveniente rodearnos de los símbolos que nos inspiran o pueden acercarnos al trabajo interior.

El arte como la pintura ofrece simbolismos maravillosos con múltiples significados, desde una técnica artística que puede expresar corrientes filosóficas o inspirarnos con formas y colores y el significado esotérico que por inspiración y consciencia podemos clamar a la divina madre particular para comprender ese hondo significado de las composiciones realizadas por artistas que parece ser visiones de los mundos superiores, veamos la primera.

a) Nueve meses dura la gestación, nueve meses representa la novena esfera.

Nueve meses dura la gestación, nueve meses representa la novena esfera. Museo de Guadalupe Zacatecas.

La novena esfera refiere un trabajo psicológico, emocional y físico en el matrimonio para que el Cristo pueda nacer, preparar una perfección de los cuerpos que revisten al ser humano que es el físico, astral, mental y causal.

Cuando en el matrimonio se prepara para que el Cristo tenga un lugar donde habrá de desarrollarse.

b) María como Madre Divina otorga las virtudes y cualidades, orienta y educa al Cristo interior. María auxilia al Cristo íntimo en el trabajo en el mundo.

María como Madre Divina otorga las virtudes y cualidades, orienta y educa al Cristo interior. María auxilia al Cristo íntimo en el trabajo en el mundo. Museo de Guadalupe Zacatecas.

En el cuadro de Santa Ana vemos el triunfo a través de la palmera, ese triunfo es sobre las bajas pasiones a través de la castidad, representada en su posición de sentada sobre la roca y conduciendo al Cristo al tiempo que lo educa con la presencia de Juan el Bautista quien lo acompaña desde niño.

Juan el Bautista de niño es la representación de la preparación para el bautizo.

1. Inmaculada concepción

Inmaculada concepción. Museo de Guadalupe Zacatecas.

El eterno femenino cósmico y universal rige los destinos de los mundos y como bien lo expresa la frase “tal como es arriba, es abajo”, el macrocosmos se refleja en el microcosmos.

El eterno femenino dirige la vida particular del ser humano rodeada de los cinco aspectos de la Madre Divina.

El trabajo de la gran obra presenta la mística de la Madre Divina en la oración, todos los iniciados siempre oraron a la Madre Divina.

Ella es quien en su vientre gesta al iniciado, a la esencia rebelde y revolucionaria que trabajará en el mundo físico e interno; si bien Joaquín y Santa Ana se preparan para gestar inmaculadamente a quien sería la gran maestra e iniciada, María, quien a su vez gestó al gran maestro Jesús, ella, como simbolismo de la Madre Divina particular, gesta al Cristo cósmico interior en cada uno.

Como una visión consciente del pintor ilustra a la fuerza fecundadora inspirando a Joaquín y a Ana para el milagro de la fecundación de la inmaculada concepción.

2. Nacimiento de la virgen

En esta pintura, por la inspiración intuitiva de las pinceladas se aprecia que en las dimensiones superiores se verifica el nacimiento de los grandes maestros, en tanto que en el físico parecería simplemente como un nacimiento común, sin embargo, se manifiestan los ángeles y cualidades del Ser que orientan al alma humana y la custodian en este mundo físico.

“Orad y Meditad intensamente. La Divina Madre enseña a sus hijos.” Samael Aun Weor.

3. Presentación

Presentación. Museo de Guadalupe Zacatecas.

Los valores espirituales de las religiones tienen simbolismos aquí en el mundo físico y representados en esta pintura por Zacarías, el camino de la iniciación, el cual se va recorriendo a través del desarrollo de virtudes representadas por las flores a los pies de María, ascendiendo los peldaños del desarrollo interior y siempre apoyada por Joaquín y Santa Ana como sus padres físicos e internos.

4. El sacramento de las bodas

El sacramento de las bodas. Museo de Guadalupe Zacatecas.

Las bodas internas reflejadas en esta pintura cuando José y María se casan y que representa el alma humana y alma divina en el interior de María como grado de desarrollo interior verificado por el florecimiento de la vara de nardo, con la paloma de la santidad de José.

Todo ese sacramento logrado a través del crecimiento de virtudes representado por las flores que le rodean en el piso.

5. La anunciación

La anunciación. Museo de Guadalupe Zacatecas.

El espíritu santo como fuerza creadora está representado por la paloma, la cual desciende y se hace manifiesto para realizar el milagro en la fecundación de los iniciados como parte del ser, el arcángel Gabriel anuncia el milagro de la inmaculada concepción, en la pintura, San Gabriel exalta la pureza de María entregándole una vara de azucenas y un jarrón al pie representa el yoni femenino que resplandece por la belleza de sus virtudes representadas por las flores blancas verificando el seno inmaculado de María.

No pueden faltar los querubes que inspiran siempre y María orante con su atuendo con velo que representa la castidad y el conocimiento iniciático y el azul de las almas revolucionarias y que actualmente representa el ejército de salvación mundial.

San Joaquín. Museo de Guadalupe Zacatecas.

De igual forma el arcángel San Gabriel hace la anunciación a San Joaquín, de su corazón brotan tres azucenas, representación del Padre, hijo y espíritu santo que viven en su corazón. San Joaquín vestido con la túnica del Cristo como rey, su mano izquierda representa las energías de la Tierra y su mano derecha señalando hacia arriba, transmutación para convertirse en un sacerdote de la orden de Melchizedeck.

Santa Ana . Museo de Guadalupe Zacatecas.

Santa Ana señala las virtudes encarnadas y de su corazón brotan tres azucenas al regocijo de la anunciación que el ángel Gabriel da.

6. Visitación

Visitación . Museo de Guadalupe Zacatecas.

El espíritu santo llena a la familia de María, José, Isabel y Zacarías, padres de Juan el Bautista, de gozo y alegría, pues reconocen el advenimiento de los grandes maestros en su vientre.

7. La natividad

La natividad. Museo de Guadalupe Zacatecas.

En los mundos superiores, con un gran séquito celestial dirigidos por el Padre en la parte central José y María adoran al niño Jesús, ha nacido el Cristo.

Dos arcángeles, Gabriel, regente de las fuerzas fecundantes y Miguel, regente del Sol, sostienen al Cristo, mostrando la íntima relación del alma humana de Michael encarnada en el planeta Tierra, que llevaría en vida el nombre de Jeshúa Ben Pandirá.

"Eres tan grande, señora, y tanto vales, que todo el que desea alcanzar alguna gracia y no recurre a ti, quiere que su deseo vuele sin alma”  Dante Alighieri

8. La circuncisión

La circuncisión. Museo de Guadalupe Zacatecas.

Es una representación de la transmutación de las energías de la naturaleza, ante la cual siempre permanece la ayuda de los padres internos y la divinidad.

9. Adoración de los reyes magos

Adoración de los reyes magos. Museo de Guadalupe Zacatecas.

Los tres reyes magos aparecen en este cuadro adorando al Cristo Jesús, que es el Cristo interno de María y podríamos decir que las ofrendas de incienso, oro y mirra no son directamente para el niño, sino para la Madre María, con los cuales continuará educando a su Cristo interno.

10. Bautizo

Bautizo. Museo de Guadalupe Zacatecas.

En esta imagen se describe cómo el Cristo bautiza a María, bien descrito está, pues es el Cristo interno quien realiza ese sacramento en cada uno de nosotros.

En este sacramento en los mundos superiores se observa al Ser, la paloma del espíritu santo y los ángeles con ofrendas hacia la bautizada.

11. Pentecostés

Pentecostés. Museo de Guadalupe Zacatecas.

María encarna el fuego del espíritu santo ascendiendo en sus estados de iniciación y el despertar de la conciencia.

12. Tránsito de la virgen María

Tránsito de la virgen María. Museo de Guadalupe Zacatecas.

Como una gran ceremonia tanto en el mundo físico como en los mundos internos, María pasa por el proceso de la muerte y resurrección interior, todo el séquito celebra la preparación de María en los mundos internos.

13. La Asunción

La Asunción. Museo de Guadalupe Zacatecas.

María asciende a su real ser convirtiéndose en una maestra resurrecta de los mundos superiores, las tres fuerzas le brindan las virtudes, cualidades correspondientes en la parte inferior, el mundo se ve iluminado con las fuerzas físico-espirituales de esta gran iniciada, a quien se le puede invocar en situaciones de la vida.

14. Coronación

Coronación. Museo de Guadalupe Zacatecas.

Padre, hijo y espíritu santo, que es el Ser y las fuerzas fecundantes del tercer logos coronan a María.

En el transcurso de la vida, esas tres fuerzas se pueden ir manifestando, pero se encarnan hasta la cristificación.

Los ángeles sostienen la esencia anímica de María arrebatándola hasta las dimensiones superiores, así el gran camino de María, además de mostrar la encarnación, el cuidado y la cristificación de Jesús el Cristo, nos entrega la gran obra representada en su propia vida.

15. Esencias revolucionarias

Esencias revolucionarias. Museo de Guadalupe Zacatecas.

E impetuosas vienen a los mundos para educarle y están presentes en las grandes proezas de otras esencias contribuyendo en los destinos humanos.

Decidió el Real ser de María, tomar cuerpo físico, ella se autorrealizó hace millones de años y el cuerpo físico del planeta Tierra es el cuerpo físico actual de María.

Enviado por: Ismael Moreno Luna

“La mujer, el Eterno Femenino, envuelve con sus miradas de luz al planeta entero” Samael Aun Weor.

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06
Suscribirme