Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

English | Francais | Buscador

EL ESTADO INTERIOR

Bartolomé Esteban Murillo (1618 - 1682) Nombre: San Juanito y el Cordero

Estimado lector: Hoy traemos hasta ti, un tema de sumo interés, te invito humildemente a meditar y reflexionar en “Tu estado interior”; ¿Te has puesto a analizar por un momento cuál es tu estado interior? Posiblemente sí; pero la gran mayoría nunca nos hemos auto observado como para comprender, que la situación que vivimos en el pasado, presente y que viviremos en el futuro, es precisamente el resultado de nuestro estado interior.

Parece curioso, pero todo lo que nos sucede es precisamente por nuestro estado interno. Por lo común pensamos que toda desdicha, fracaso, infelicidad, tristezas etc., es debido a sucesos externos a nosotros mismos; creemos y aseguramos tal sufrimiento se deben al mundo que nos rodea y jamás imaginamos que la causa de todo está dentro de nosotros mismos. Nosotros somos los arquitectos de nuestro propio destino.

Resulta más cómodo pensar, que nacimos con mala suerte, que nos casamos con la pareja equivocada, que nos tocó un mal gobernante, que los compañeros de trabajo no nos permiten superarnos, que el cambio climático es el culpable de los desastres, etc., vivimos sintiéndonos víctimas y con nuestra canción psicológica del mal que nos aqueja.

De acuerdo a nuestros estados internos del alma, será nuestra felicidad o infelicidad.

Podríamos estar en un paraíso terrenal, con los paisajes más bellos del planeta, con el arco iris más hermoso que pueda existir o con una puesta de sol increíble, pero si nuestro estado interno está como un mar embravecido, lleno de preocupación, o de ira, de tristeza, de celos, etc., entonces nunca podríamos experimentar la belleza externa que nos rodea.

Es por eso que muy acertadamente el V.M. Samael Aun Weor, nos dice en el Libro de Psicología Revolucionaria lo siguiente: Combinar estados interiores con acontecimientos exteriores en forma correcta, es saber vivir inteligentemente.

Cualquier evento inteligentemente vivenciado exige su correspondiente estado interior específico.

Esto quiere decir que vivamos conscientemente de momento en momento y que por cada evento positivo o negativo que el tapete de la vida nos presente, lo combinemos sabiamente con un estado interior consciente para tomar el control de la situación y no la situación tome el control de nosotros.

Hércules y la Hidra, 1475. Galleria degli Uffizi, Florencia.

Es conveniente comentar apreciable lector, que los orígenes de esta situación por lo que la raza humana vive en un grado de inconsciencia se debe a que después de la destrucción de la Atlántida el Ser humano perdió el 97% de conciencia y solo conserva el 3%.

Ese 97% es el famoso subconsciente que duerme profundamente y trabaja precisamente durante el sueño del cuerpo físico, momentos en los cuales divagamos por las dimensiones superiores del espacio infinito, pero que desafortunadamente no recordamos, o recordamos muy poco precisamente por experimentarlas subconscientemente.

Si trabajamos con la clave SOL (Sujeto, Objeto, Lugar) durante el día iremos convirtiendo ese 97% de subconsciente poco a poco en conciencia.

Cuando el subconsciente se vuelve consciente es obvio que se produce un cambio radical en el individuo, entonces durante el sueño de su cuerpo físico puede dedicarse a estudiar las maravillas de la naturaleza moviéndose con el cuerpo molecular en las dimensiones superiores del espacio.

Si modificamos nuestra forma interna (nuestra forma de sentir, de pensar, de actuar) se transformará en lo externo. Es necesario que trabajemos con nuestros defectos psicológicos, que nos auto observemos, es hora de que seamos sinceros con nosotros mismos. Que comprendamos que, si las cosas no van bien en nuestra vida, el origen, la causa, está dentro de uno mismo; cambiando uno, cambia el mundo que nos rodea.

Si nos hacemos conscientes de nuestros errores subconscientes el subconsciente se torna consciente y la infelicidad se convertirá en felicidad.

Paz Inverencial.

Enviado por: Instructora Nelly López Villa. Hermosillo, Sonora

Imagen 1: Bartolomé Esteban Murillo (1618 - 1682) Nombre: San Juanito y el Cordero

Imagen 2: Hércules y la Hidra, 1475. Galleria degli Uffizi, Florencia.

“Quienes aprenden a combinar conscientemente eventos exteriores y estados interiores, marchan por el camino del éxito...” Samael Aun Weor. Psicología Revolucionaria.

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | 16 |
Suscribirme