Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Arcano 71 La Avaricia

Arcano 71. La Avaricia

“Codiciosa es la codicia, harta en miserias y abundante en sinsabores”.

AM: El Principio de Prevención.

AT: “Codiciosa es la codicia, harta en miserias y abundante en sinsabores”.

AV: Saturno. Letra: Ñ. Nº 8

EG: El egoísmo ajeno posterga una recompensa; embrollos; amontonamiento de escritos sin valor.

D: Dificultades para conservar el puesto o posición.

R: Remordimiento; peligro de robo; usura.

“Existe la Ley del Trogo-Auto-Egocrático Cósmico-Común; es evidente que, en nuestro Sistema Solar, el radiante astro que nos ilumina, es de hecho el administrador de esta suprema Ley Cósmica. No sería posible el funcionalismo de tal Ley violando todo equilibrio. Ahora podemos explicarnos, claramente, el motivo fundamental por el cual pródigos y avaros, alteran la balanza de pagos y ocasionan funestas consecuencias en el equilibrio cósmico y humano.”.

Samael Aun Weor.

La avaricia: El proverbio o refrán popular nos dice que “la avaricia rompe el saco”, indicando así, en forma sencilla, que el afán o deseo desmedido de riquezas, de lucro, e incluso de acumulación de conocimientos intelectuales y de experiencias, termina devorando a su autor: al Yo avaro, cuyo proceder origina terribles conflictos íntimos y conflictos externos, peleas, rencillas, discusiones, problemas judiciales y policiales, cárceles, sufrimientos y desgracias en general.

La avaricia, en efecto, rompe el equilibrio, viola la Ley de la Balanza, así nos lo recuerda la suma cabalística del Arcano (7 + 1 = 8, recuérdese todo lo relacionado con este Arcano Mayor).

La avaricia, en fin, es egoísmo extremo que todo lo quiere para sí, que gusta de acumular sin importarle absolutamente nada las necesidades y sufrimientos del prójimo.

La virtud opuesta o antitética es el altruismo, o sea la generosidad, el desprendimiento, cuyo basamento es el amor. Hay que diferenciar entre esa «ansia de poder» del ego y el poder que concede júpiter a quienes se lo merecen. Bueno es recordar, al respecto, aquella frase de los miembros de la Orden del Tíbet: «Nada resiste a nuestro poder». El ansia de poder tiene su origen en la AMBICIÓN, y ésta se asocia (en este caso) con el egoísmo.

El Maestro Samael, por su parte, dice lo siguiente:

Dentro del proceso meramente Trogo-Auto-Egocrático Cósmico-Común, debemos permanecer siempre fieles a la balanza. Es claro que la violación de la ley del equilibrio, trae consecuencias kármicas dolorosas.

En el terreno de la vida práctica podemos verificar, conscientemente, las desastrosas consecuencias que devienen de la violación de la Ley de la Balanza.

El pródigo, el derrochador, aquél que malgasta su dinero, aunque en el fondo se sienta muy generoso, es indubitable que está violando la Ley.

El avaro, aquél que no hace circular el dinero, aquél que egoístamente lo retiene en forma indebida, más allá de lo normal, ostensiblemente está perjudicando a la colectividad, quitando el pan a muchas gentes, empobreciendo a sus semejantes. Por tal motivo está violando la Ley del Equilibrio, la Ley de la Balanza.

El derrochador, aunque aparentemente haga bien haciendo circular la moneda en forma intensiva, es lógico que produce desequilibrio, no solamente en sí mismo, sino también con el movimiento general de valores. Esto a la larga ocasiona tremendos perjuicios económicos a los pueblos.

Pródigos y avaros se transforman en mendigos, y esto está comprobado.

Es indispensable, es urgente cooperar con la Ley del Eterno Trogo-Auto-Egocrático Cósmico-Común, no entorpecer el equilibrio económico, no dañarse a sí mismo, no perjudicar a los demás.

Como quiera que muchos ignoran lo que es la Ley del Eterno Trogo-Auto-Egocrático Cósmico-Común, conviene aclarar lo siguiente: Esta Gran Ley se manifiesta como recíproca alimentación de todos los organismos.

Si observamos cuidadosamente las entrañas de la Tierra, encontraremos el cobre como centro de gravedad de todos los procesos evolutivos e involutivos de la Naturaleza.

Si aplicamos la fuerza meramente positiva a dicho metal, veremos con la Clarividencia Objetiva, desarrollos evolutivos extraordinarios. Si aplicamos la fuerza negativa, podremos evidenciar en forma directa impulsos involutivos, descendentes en todos los átomos de dicho metal. Si aplicamos la fuerza neutra, veremos procesos de estabilización atómica en tal metal.

Muy interesante es, para los investigadores esoteristas, contemplar las radiaciones metálicas del cobre entre las entrañas vivientes del organismo planetario.

Uno se asombra al ver como las emanaciones del mencionado metal, animan a su vez a otros metales, al tiempo que, como recompensa, se alimenta también con las emanaciones de los mismos.

Hay pues intercambio de radiaciones entre los distintos metales que existen en el interior de la Tierra; hay recíproca alimentación entre los metales, y lo que más asombra es el intercambio de radiaciones entre los metales que existen en el interior de la Tierra y aquellos que subyacen dentro del reino mineral sumergido, en otros mundos del Sistema Solar. He ahí la Ley del Eterno Trogo-Auto-Egocrático Cósmico-Común en plena manifestación. Esta Gran Ley, permite la convivencia entre los mundos.

Esta alimentación recíproca entre los planetas, éste intercambio de substancias planetarias, deviene originando el equilibrio de los mundos alrededor de sus centros gravitacionales.

Con otras palabras, diremos lo siguiente: Existe recíproca alimentación entre las plantas, entre los minerales, entre el organismo de toda especie, etc., etc., etc.

Los procesos económicos y humanos, las fluctuaciones de la moneda, el debe y el haber financiero, el intercambio de mercancías y monedas, la economía particular de cada cual, lo que cada uno recibe y gasta, etc., etc., etc., pertenece también a la Gran Ley del Eterno Trogo-Auto-Egocrático.

Es claro, repetimos, es evidente que, en nuestro Sistema Solar, el radiante astro que nos ilumina, es de hecho el administrador de esta suprema Ley cósmica. No sería posible el funcionalismo de tal Ley violando todo equilibrio.

Ahora podemos explicarnos, claramente, el motivo fundamental por el cual pródigos y avaros, alteran la balanza de pagos y ocasionan funestas consecuencias en el equilibrio cósmico y humano.

Quienes violan la Ley, en alguna forma deben recibir su merecido. No es pues extraño encontrar en la antítesis solar, en el 4º Círculo Dantesco, a los pródigos y a los avaros.

Pregúntense a sí mismos qué es la avaricia; en qué se parece un avaro a un mendigo; cuál es la vida de los avaros, sus enfermedades, sus padecimientos, en qué forma mueren.

Vayamos al otro extremo. Pensemos por un instante en la persona que ha derrochado toda su fortuna. ¿En qué situación queda? ¿Cuál es la suerte de sus hijos, de su familia en general? etc., etc., etc.

En el casino de Montecarlo, se conocieron muchos casos de suicidio. Jugadores que quedaron en la miseria, que perdieron sus millones, se suicidaron de la noche a la mañana...

¿Qué diremos ahora de estos 2 tipos de gentes? Amigos, en los Mundos Infiernos sólo existen resultados, y estos son catastróficos, terribles, espantosos. En el Averno, desesperados, los pródigos y avaros blasfeman contra la divinidad; maldicen, se combaten mutuamente, se sumergen en espantosa desesperación.

Es claro que toda violación de la Ley de la Balanza ocasiona desequilibrio y el resultado es el dolor….

La Avaricia:

Como acto de cálculo interesado. Simboliza la Virtud Humana del poder (cuídese del ansia de poder). El Principio de prevención.

Vemos en la representación central de la lámina a un personaje que hace relación y toma nota de sus posesiones, como acto de cálculo. Nosotros debemos hacer un balance y tomar consciencia de lo que nos sobra y de lo que nos falta, pero en el campo psicológico y espiritual; proponernos a trabajar para eliminar lo que nos sobra, y para conseguir lo que nos falta, pero nunca codiciar poderes, iniciaciones, etc.

Las 6 vasijas que sumadas con la que representa el corazón y que se encuentra en las aguas de la vida, representan los 7 cuerpos; las que están sobre la mesa y las que están en el suelo y que suman 6, nos recuerdan el Arcano Nº 6, "El Enamorado", es decir, el trabajo con las fuerzas mercuriales y foháticas de la naturaleza.

AB, el corazón:

En las aguas de la vida vemos, rodeado de 2 serpientes (ARA, la serpiente Diosa), esto nos indica que nosotros debemos trabajar con las fuerzas luni-solares, vaciar el corazón de las cosas de la mente y poner la escudilla de mente y corazón hacia arriba, esperanzados en la ayuda del padre-madre interior, representados por el Sol y la Luna de la parte superior.

Letra Hebrea Teth: Teth: Quiere decir: Serpiente, Sabiduría.

Fonograma Egipcio: Representa a las letras, o al sonido “TH”. La “T” o Tau de los misterios egipcios, símbolo hierático de la cruz. Y la “H” es el hálito divino, tomada aquí y por lo que el Arcano representa como prana, aliento, aire; en síntesis, el domino de las fuerzas sexuales por medio del control de la respiración y por la purificación o acercamiento a la divinidad. (Estudiado en Arcano 9, 27 y 49).

El Símbolo Alquimista: Como símbolo alquimista no se ha encontrado. En la escritura Pasaje del Río aparece representando a la misma letra Hebrea Teth .

Letra Ñ: Se relaciona con el número 17 y el planeta Saturno. Está simbolizada por una espada en alto, atributo de misterio.

Planeta Regente: Saturno es el planeta de la muerte. La muerte, según el gnosticismo universal, “tiene muchos significados, tanto positivos como negativos”.

Existe la muerte del cuerpo físico, existe la muerte del ego o “muerte mística”, existe la “muerte segunda” o destrucción del ego en los mundos infiernos, y existe la de aquellos que aun existiendo sobre la faz de la tierra, están “muertos” para todo posible desarrollo interior, tal como lo expresa aquella magnífica observación de Jesús, el Gran Kabir, que a la letra dice: “Dejad que los muertos entierren a sus muertos” ...

Cualidad o virtud: Generosidad, esplendidez, la prevención, la magnanimidad.

El defecto: Avaricia, el derroche, el ansia de poder, el deseo de acumulación, la codicia.

Prueba iniciática:  Estudiar las tentaciones del Diablo a Jesús y las tentaciones de los dioses del Nirvana en relación con el camino directo o vía seca. No codiciar no ser codiciosos.

El mecanismo del Yo es el "más". Más dinero, más fama, más proyectos, etc., etc., etc., y como es apenas natural el sujeto suele tornarse ambicioso, codicioso, hipócrita, explotador, cruel, despiadado, intransigente, etc.

Samael Aun Weor

Axioma trascendente: “Codiciosa es la codicia, harta en miserias y abundante en sinsabores”.

El pecado o Yo capital de la codicia, llevado a sus extremos, es lo que la psicología profunda denomina “avaricia”, y así lo podemos deducir del Axioma Trascendente de este Arcano Menor, que a la letra dice: “Codiciosa es la codicia, harta en miserias y abundante en sinsabores”

Los iniciados o adeptos y los simples aspirantes gnósticos deben luchar frontalmente contra este “agregado psíquico”, anhelando escalar los niveles superiores del Ser, pero por amor al Dios Intimo y no por ambición de poderes, virtudes, grados y así sucesivamente.

“Codiciar poderes es absurdo”, señala una y otra vez el V.M. Samael Aun Weor. Y añade: “Los Poderes que divinizan son del Ser y surgen dentro de nosotros cuando el Ego muere”.

Nadie podría llegar a la "Iluminación Real", ni ejercer el sacerdocio absoluto de la voluntad consciente, si previamente no hubiera muerto radicalmente en sí mismo, aquí y ahora”

Elemento de predicción: Promete: Usuras, planes egoístas que traen remordimiento, grandes esperanzas y pocos resultados. Peligro de robo. Dificultades para conservar el puesto que ocupa o la posición que se tiene.

Adaptado de Cesar Owen. España.

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 |
Suscribirme