Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Saraswati

 Saraswati

En el hinduismo, Sáraswati es la diosa del conocimiento y una de las tres diosas principales (siendo las otras dos Laksmí y Durgá).

Sáraswuatī es una diosa venerada en la religión védica. Esta Diosa es consorte del Dios Brahma, (dentro de la Tri-murti hindú ‘el dios creador’)  ella es la diosa de la sabiduría, inspiradora del arte y la ciencia.  Muchas de sus iconografías la muestran con tres cabezas, representando así sus principales desdoblamientos y atributos, otorgando sabiduría amor y poder.

Las sagradas escrituras de la India afirman que el ombligo, el corazón y la garganta son centros ígneos (donde reside el fuego sagrado) del organismo humano y añaden que meditando en estos tres centros encontramos a los Maestros Saraswati, Lakshmi y Parvati, en orden jerárquico sucesivo.

Estos tres maestros trabajan y manejan las fuerzas que devienen de la Trimurti hindú (Padre, Hijo y Espíritu Santo).

Así Saraswati trabaja con las fuerzas del Padre, Lakshmi con las fuerzas del Hijo y Parvati con la energía del Espíritu Santo. Saraswati ejerce poder sobre la mente humana, Lakshmi sobre el cuerpo astral y Parvati ejerce poder en el cuerpo físico.

El estudiante gnóstico debe perfeccionar su cuerpo físico, astral  y mental con la ayuda éstas tres potencias, debe invocar a Parvati para que le enseñe el sabio manejo de la energía sexual, a Laksmi para que lo enseñe a salir consciente y voluntariamente en cuerpo astral  y a Saraswati para que le ayude a transformar  la mente en un recipiente útil para recibir la sabiduría.

Actualmente el ser humano solo tiene dentro de su cuerpo astral un embrión de alma que debe vigorizarse y auto-despertar.

Generalmente las imágenes de esta divinidad la muestran con cuatro brazos, que según el hinduismo, representan los cuatro aspectos de la mente humana.

•             La mente (mana),

•             El intelecto (buddhi),

•             Estado de vigilia y

•             Ego (ahamkara).

El término ahamkara deviene también de la filosofía védica que después se introdujo a la filosofía hindú e indica el ego y el egoísmo. El Señor Krishna  le dice a Arjuna  que ahamkara se debe quitar - en otras palabras-, debe estar subordinado al señor. Es algo que no puede  ser. El ego es considerado como energía oscura igual a materia oscura.

Ahamkara es opuesto a Budhi, (la consciencia consciente) el ego tiene el control de la mente sensorial  (los sentidos y la mente  o  mana) y Budhi es la mente superior, la intuición.

En el estado de vigilia, generalmente suele manifestarse el ego,  desdoblarse en los siete pecados capitales y en la legión de pequeños yoes, sin embargo es también donde podemos y debemos trabajar con las prácticas de auto-observación, recuerdo de sí, clave de SOL, transformación de impresiones, llevar a efecto la meditación y la comprensión de los defectos descubiertos. etc.,  con el objeto de auxiliarnos en el despertar de la consciencia que se encuentra adormecida dentro del ego.

El ser humano es un compuesto de cuerpo,  órganos, funciones, ego y las Deidades. Una máquina movida por las Deidades o en otras palabras los planetas. (Cap. 18. Vers. 13-14 Bhagavad Guita).  Muchas veces basta cualquier catástrofe cósmica para que las ondas que llegan a la tierra lancen esas máquinas humanas dormidas a los campos de batalla.

Saraswati

En una de sus representaciones, en sus manos, la Diosa Saraswati sostiene cuatro objetos:

•             Un libro  indicando que ella es la sabiduría, ella enseña la Cábala.

•             Un mālā  o una sarta de 108 cuentas indicando que la Gran Ley da al ser humano este número de existencias y esto nos recuerda el collar del Budha con sus 108 cuentas.  También los hindúes tienen a este collar como un símbolo de devoción y espiritualidad. Si el ser humano no logra auto-realizarse o no logra la perfección espiritual en éste ciclo de vidas, ingresará después de la muerte a los mundos infiernos. Lamentablemente a la humanidad no le interesa la salvación.

•             Un recipiente con agua sagrada, son las aguas puras de vida, convertir la energía sexual en energía creadora. Es prodigiosa esta energía creadora contenida tanto en el hombre como en la mujer. Hay escuelas tántricas en el oriente que enseñan a manejar ese potencial electro-sexual, indispensable cuando se quiere lograr una transformación, igualmente en estos estudios gnósticos se enseña  el procedimiento, las bases para lograr cambios internos.

•             Un instrumento musical de cuerdas el cual representa su grado de perfección en todas las artes y expresa las emociones más puras. Decían los sabios sacerdotes Nahuas: “Flores y cantos son lo más elevado que hay en la tierra para penetrar en los ámbitos de la verdad”. El arte es la expresión positiva de la mente, el intelecto es la expresión negativa de la mente. Todos los Adeptos han cultivado las bellas artes.

La representaban joven y hermosa, de piel clara, vestida de blanco indicando la pureza del pensamiento, palabra y acción (recto pensar, sentir y actuar).

El Cisne es el vehículo de Brahma y de su Shakti (esposa) Saraswati, el Hamsa es un cisne blanco y puro, puede como Brahma levantarse hasta el cielo, bajar a la tierra y nadar en el agua sin ensuciarse. El cisne Kalahansa es símbolo del amor, vuela sobre las aguas de la vida; cuando en una pareja de cisnes uno muere el otro sucumbe de tristeza, porque el amor se alimenta de amor.

En los misterios egipcios es Isis, la Divina Madre quien tiene el poder de dar muerte al “Ego”, sin ella resulta imposible la desintegración de los defectos, previa comprensión por parte del estudiante;  con la muerte del Yo, la esencia o alma se liberan y se integran al Ser.

La Diosa Sarawasti es venerada por sus cinco aspectos fundamentales. Debemos orar y meditar intensamente en nuestra Divina Madre, cada quien tiene la suya y podemos darle el nombre que queramos, por ello dice la sabiduría hindú que mora en la tierra, junto a los hombres, pero su hogar verdadero es la esfera de Brahma el Brahmaloka. Ella enseña a sus hijos. La oración debe hacerse combinando la meditación con sueño, entonces como en visión de sueños surge la iluminación. Llega la Divina Madre al devoto para instruirle en los grandes misterios. Nunca debemos olvidar a nuestra Divina Madre Interior, solo el hijo ingrato se olvida de ella.

“El maestro Interno de cada quien está a la orden de cualquier discípulo que quiera entrar a trabajar por Despertar Conciencia” Samael Aun Weor. El despertar del hombre

Enviado por María Guadalupe Licea. Instructora. San Luis Potosí, S.L.P.


Imágenes: Sarasvati, Wikipedia (Ramanarayanadatta astri). Sarasvati, Wikipedia (dominio público 1896).

Descargar en: Word | Zip | Pdf | Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 |
Suscribirme