Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Quetzalcoatl triunfante. El Decapitado

El Decapitado Foto 01

Todo aquel que se decide a trabajar sobre sí mismo, todo aquel que se decide a convertirse en hombre verdadero, todo aquel que se decide a luchar contra todo lo que se lo impida, tarde o temprano consigue el triunfo, tarde o temprano se erige victorioso; ese es el caso de nuestro Señor QUETZALCOATL.

En el Museo Nacional de Antropología e Historia de la ciudad de México se encuentra un monolito fálico que representa a un hombre decapitado y el cual, como todas las portentosas estelas Nahuas, contiene una enseñanza trascendental. La cabeza ha sido reemplazada por siete serpientes que se levantan con las fauces abiertas y de las cuales salen bífidas lenguas simbolizando a la luz; el hombre tiene el falo en erección. De su columna vertebral salen rayos de luz a los cuales señala con su mano izquierda queriendo indicar que a los izquierdos, los obscuros, es decir el “Yo”, el sí mismo, el querido Ego, sólo puede ser derrotado con la Luz del Fuego Sexual, este es El fuego del Universo, el Fuego Sagrado de Pentecostés que cita la Biblia en Hechos 2,14: “El fuego sagrado de Pentecostés” salía como lenguas de fuego por sobre las cabezas de los doce apóstoles".

El monolito fálico Nahua con las siete serpientes simboliza a Quetzalcoatl victorioso. Las siete serpientes con bífidas lenguas son el fuego sexual del adepto de las ciencias arcanas. Los Yoguis nos hablan del Kundalini, la serpiente ígnea de los mágicos poderes del rayo. Y es que en realidad de verdad, todo aquel que aprende a manejar sus Aguas de Vida, su fuego Sexual, triunfa sobre sus errores internos, errores que la Biblia Cristiana menciona como los 7 Pecados Capitales. Los Nahuas adoraban a Quetzalcoatl  como séptuple serpiente preciosa de plumas de Quetzalli que dormitando, caída en los abismos atómicos de la mujer y del hombre, en el coxis, espera ser despertada y levantada por la pareja perfecta. Los antiguos aztecas conocían la Cábala, La Ciencia de los Números, sabían que existe una Ley que gobierna todo lo creado, esta es la Ley del Eterno Heptaparaparshinock o Ley del 7. Esta Ley organiza, ordena todo lo creado.

Si reflexionamos un poco en todo lo que nos rodea, la veremos en muchas cosas: Los 7 días de la semana; las 7 notas musicales; los 7 colores visibles del arcoíris; las 7 maravillas del Mundo; las 7 razas; los 7 chacras; los 7 pecados capitales; las 7 virtudes; etc., etc.   Es así como de acuerdo a esta Ley, las siete serpientes que reemplazan a la cabeza del decapitado, simbolizan también que, el hombre que levanta a sus siete serpientes, se convierte en Dragón de 7 Verdades, Siete Virtudes. Recordemos que la Serpiente cuando va hacia arriba representa Luz, Sabiduría, Virtud; cuando va hacia abajo, alegoriza obscuridad, ignorancia, error.

Esas Siete Serpientes representan maravillosamente las Siete virtudes que se conquistan cuando eliminamos de nuestra naturaleza interior los Siete Pecados Capitales: Lujuria, Ira, Codicia, Orgullo, Envidia, Pereza y Gula. Debemos cambiar, Lujuria por castidad; Ira por Serenidad Y dulzura de carácter; Codicia por caridad, altruismo, desprendimiento, filantropía; Orgullo por humildad; Envidia por alegría por el bien ajeno; Pereza por acción, trabajo, actividad; Gula por moderación en todo lo que hagamos.

El decapitado Foto 2

  En concordancia con la Ley del 7, el falo en erección, en forma de rama de palma que sale del bajo vientre del Decapitado, nos indica que sólo por medio de la magia amorosa, el sabio uso de nuestras Energías Creadoras, se levantan las 7 serpientes, se conquistan las 7 virtudes, entonces, los hombres y las mujeres, alcanzan en la vida, la victoria. No hay nada más grande que el Amor. Dios resplandece sobre la pareja perfecta.

Si fijamos la atención en este impresionante monolito, podemos ver que las 7 serpientes se cruzan, se entrelazan entre sí, este cruce maravilloso nos recuerda que del cruce nace todo lo nuevo; si cruzamos, si unimos el polo positivo con el negativo, nace la luz en el foco; del cruce de las miradas, muchas veces nace el Amor entre dos desconocidos; con la unión del hombre y la Mujer, se crea un nuevo Ser Humano; del cruce de las distintas especies de la naturaleza, nacen nuevas criaturas y así también de todo matrimonio casto, nacen los Quetzalcoatls, el Hombre auténtico en el sentido más amplio y profundo de la palabra.

La Piedra Cúbica Perfecta sobre la cual está sentado Quetzalcoatl, la cual señala con su mano derecha, es la piedra de los alquimistas medievales y alegoriza las bases firmes como la roca que debe tener todo aspirante a la Luz para construir su casa Interna, no olvidemos que quien construye sobre la arena, tarde o temprano vendrán las tempestades y  perderá su casa. Esas bases son los 4 pilares de la Gnosis: Ciencia, Arte, Filosofía y Mística.

Los Nahuas, para transmitirnos su filosofía sólo contaban con la escritura ideográfica, motivo por el cual tenían que tallar muchas esculturas para hablar, en cada una de ellas, del Camino que conduce a la victoria.

La figura del decapitado, es un tesoro grandioso de sabiduría antigua.

Así pues, fino lector, lo exhorto a trabajar sin descanso, sobre sí mismo, elimine todos sus errores internos; lo invito a que cada que se encuentre frente a una pieza arqueológica, sea cual fuere y del lugar que fuere, la observe con detenimiento para que así pueda extraer las maravillosas enseñanzas que, bajo el velo de lo alegórico, en ella se encuentran escondidas. 

Enviado por José Isabel Mauricio Vargas.. Instructor de Rincón de Romos, Ags..

Descargar en: Word | Zip | Pdf | Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 |
Suscribirme