Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Arcano Nº 28 La Incertidumbre

Arcano 28

AM: El Juicio como causa determinante de los actos. AT: “No busques en otros lo que está en ti; ni busques en ti lo que está en otros”. AV: Plutón.       Letra: Z.         Nº 1 EG: Desestime “el qué dirán”; resuélvase sin múltiples consultas; crea en sí mismo. D: Misterio a resolver y ciencia para resolverlo. R: Demora, obstáculo, contrariedad.

“Nosotros aconsejamos a los Discípulos que no sigan a nadie, que se sigan así mismos. Cada cual debe seguir a su resplandeciente y Luminoso Ser Interno; él es vuestro Maestro, seguidlo a él.” Samael Aun Weor.-

El virus o Ego de LA INCERTIDUMBRE nos coloca en un estado tal de inconsciencia, que no sabemos dónde está la luz y dónde la sombra, o qué es la verdad  y qué la mentira. O sea, nos coloca en esa zona de la Psiquis donde prevalece la penumbra.

En tales condiciones egoicas y francamente subjetivas, buscamos en el mundo exterior las respuestas sobre el por qué de nuestras desdichas, infortunios, tristezas, problemas, etc.

“INCERTIDUMBRE” es falta de certeza, duda, perplejidad.

La duda es exactamente lo contrario de la FE CONSCIENTE. El investigador esoterista que por sí mismo verifica (en los Mundos Superiores) la Sabiduría de los Arcanos, no tiene necesidad de dudar, o de creer o de no creer. Sencillamente tiene FE EN LA LUZ y eso es todo.

“La Incertidumbre”, o el no saber con absoluta certeza quiénes somos, de dónde venimos, hacia dónde vamos, y por qué y para qué vivimos, nos inclina hacia todo tipo de delitos. La ENVIDIA, muy especialmente, queda convertida en el resorte secreto de la maquinaria social, pues todo el mundo se cree con méritos suficientes para tener lo que los demás tienen.

El Maestro Samael insiste en la necesidad de escuchar la Voz del Intimo, de guiarnos por la Voz del Maestro Interno, pero, como él mismo sentencia “para poder realizar esta maravilla, para poder escuchar al Padre Interno y seguir sus preceptos, primero hay que DESPERTAR CONCIENCIA”.

El concepto de Descartes: “Pienso luego existo” es completamente falso, porque el Hombre Verdadero es el Intimo, y el Intimo no piensa porque sabe. Atman no necesita pensar, porque él es Omnisciente.

Cuando nosotros decimos: “Tengo hambre, tengo sed”, etc., estamos afirmando algo absurdo, porque el Intimo no tiene hambre ni sed, quien tiene hambre y sed es el Cuerpo Físico.

Lo más correcto es decir: “Mi cuerpo tiene hambre, mi cuerpo tiene sed”. Lo mismo sucede con la Mente, cuando decimos: “Tengo una Fuerza Mental poderosa, tengo un problema, tengo tal conflicto, tengo tal sufrimiento, se me ocurren tales pensamientos”, etc., estamos afirmando entonces errores gravísimos, porque esas son cosas de la Mente, no del Intimo.

El Hombre Verdadero es el Íntimo, él no tiene problemas, los problemas son de la Mente. El Íntimo debe azotar a la Mente con el terrible látigo de la Voluntad.

Quien piensa, es la mente, no el Íntimo. La Mente Humana en su actual estado de evolución, es el animal que llevamos dentro.

En los Mundos Internos, podemos arrojar fuera de nosotros el Cuerpo Mental para conversar con él, frente a frente, como una persona extraña.

Entonces comprendemos a fondo que la Mente es un sujeto extraño, que debemos aprender a manejar con el látigo terrible de la Voluntad.

“La guarida del deseo está en la Mente”.

Cada discípulo puede buscar el Maestro ADENTRO... ADENTRO... ADENTRO...

El Maestro se encuentra en las profundidades de nuestra conciencia.

Cuando el discípulo está preparado, el Maestro aparece.

Si queréis buscar al Maestro, abandonad la erudición libresca y las escuelas Pseudo-Espiritualistas... El peligro más grave que tiene el Ocultismo, es la cultura libresca.

Debemos volvernos como niños para penetrar en la Sabiduría del Fuego, que está muy dentro de nosotros, en las profundidades vivas de nuestra Conciencia interna.

Hay que ser humildes para alcanzar la Sabiduría, y después de alcanzada la Sabiduría debemos ser mucho más humildes.

La razón divide a la Mente entre el batallar de las antítesis. Los conceptos antitéticos convierten a la mente en un campo de batalla. El proceso de la opción, divide a la Mente en el batallar de las antítesis.

La lucha antitética de conceptos fracciona el entendimiento, convirtiéndolo en un instrumento inútil. Una Mente dividida, es un instrumento inútil.

Una Mente fraccionada no puede servirle de instrumento al Íntimo. Cuando la mente no sirve de instrumento al Íntimo, entonces sirve de instrumento al Yo animal.

Cuando la Mente no puede servirle de instrumento al Intimo, convierte al hombre en un ser ciego y torpe, esclavo de las pasiones y de las percepciones sensoriales del mundo exterior.

“La Mente que es esclava de los sentidos hace al Alma inválida como el bote que el viento extravía sobre las aguas”.

El proceso del razonamiento rompe las delicadas membranas del Cuerpo Mental. El pensamiento debe fluir silenciosa y serenamente con el dulce fluir del pensamiento, debe fluir íntegramente sin el proceso del razonamiento. Hay que cambiar el proceso del razonamiento por la cualidad del DISCERNIMIENTO.

El Discernimiento es percepción directa de la Verdad, sin el proceso del razonamiento, sin el proceso de la elección conceptual. El Discernimiento es COMPRENSIÓN, sin necesidad de razonamientos. Debemos aprender a pensar con el corazón, y a sentir con la cabeza... Nuestra Mente debe volverse exquisitamente sensible y delicada...

Debemos cambiar el proceso del razonamiento por la belleza de la Comprensión. Debemos libertar la mente de toda clase de preconceptos, deseos, temores, odios, escuelas, etc.

Nosotros admiramos la intrepidez. Los deseos de toda especie son trabas para la Mente. Los prejuicios y los preconceptos son trabas para el entendimiento. Las escuelas son "jaulas" donde la Mente queda prisionera. Esas trabas convierten a la Mente en un instrumento inútil para el Íntimo. La Mente debe convertirse en un instrumento flexible y delicado, a través del cual pueda expresarse el Íntimo.

Hay que controlar la Mente por medio de la Voluntad. Cuando la mente nos asedie con representaciones inútiles, hablémosle a la mente así: “Cuerpo Mental, retírame esa representación, no la acepto, tú eres mi esclava, yo soy tu señor”.

Y entonces, como por encanto, desaparecen de nuestro entendimiento las representaciones inútiles que nos asedian.

Aquellas personas que se sientan incapaces de acabar con la fornicación, háblenle a la mente así: “Mente, retírame este pensamiento sexual; mente, retírame este deseo carnal; tú eres mi esclava, y yo tu Señor”.

Nuestra Mente debe convertirse en un instrumento flexible y delicado para el ÍNTIMO. La guarida del deseo, está en la Mente. De la razón sólo debemos extraer su fruto de oro. El fruto de oro de la razón es la Comprensión. La Comprensión y la Imaginación, deben reemplazar a la razón.

Imaginación y Compresión son los cimientos de las Facultades Superiores del Entendimiento. Para ingresar al conocimiento de los Mundos Superiores, es necesario adquirir las Facultades Superiores de la Mente.

En presencia de una imagen interna, nuestra mente debe fluir integralmente con el dulce fluir del pensamiento.

Entre los cuadros imaginativos, nuestra Mente vibrará con las ondas del Discernimiento.

Debemos aprender a vivir siempre en el presente, porque la vida es un instante siempre eterno.

Durante las prácticas de Meditación interna debemos estar en el más rotundo reposo interior, porque toda agitación de la mente, toda actitud de impaciencia turba la Mente, e impide la percepción de las imágenes internas.

En el Mundo Físico, toda actividad va acompañada del movimiento de nuestras manos, piernas, etc., pero en los Mundos Internos necesitamos el más profundo reposo, la calma más absoluta para recibir las imágenes internas que vienen a la Mente como una gracia..., como una bendición.

Debemos aprender a PENSAR CON EL CORAZÓN...

La Mente debe fluir deliciosamente, con el exquisito sentimiento del Corazón.

La Mente debe volverse amorosa y sencilla... La Sabiduría del Corazón ilumina a la Mente...

LA INCERTIDUMBRE:

Dos individuos se dirigen a lados opuestos, para simbolizar el proceso deprimente de la opción, el batallar de las antítesis: Uno lleva el TCHAM o Báculo de Poder, el Bastón de los Patriarcas, el Palo de la Sabiduría; el otro se dirige hacia un símbolo UTAT (el Ojo de Ra) En algunos libros aparece este símbolo señalado como el ojo izquierdo de Ra (y se le relaciona con la parte femenina, con la Luna), porque es el que se ve a la izquierda visto de frente, aunque sea el derecho.

Estos dos Hombres siguiendo diferentes caminos (el Camino de la Senda del Filo de la Navaja, simbolizado por el Tcham o Báculo y el Camino Lunar simbolizado por el Ojo Izquierdo de Ra), representan el Hombre Animal y el Hombre Espiritual de que nos habla la Biblia

“Porque, ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el Espíritu del Hombre que está él?” “Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios”. “Y nosotros hemos recibido, no el espíritu del Mundo sino el Espíritu que es de Dios,  para que conozcamos lo que Dios nos ha dado”.... (1ª CORINTIOS 2: 11-15).

El Hombre Verdadero, debe triunfar sobre el Hombre Animal. La Biblia nos señala pues, que una cosa es el “Animal Intelectual” mal llamado “Hombre”, y otra cosa es el Hombre Real o Espiritual, además que señala la forma de crear a uno y otro.

TUAT, EL MUNDO INTERIOR: Sobre los dos personajes antitéticos y abriendo un canal de relación entre el Mundo Espiritual y el Mundo Mental está Tuat, el símbolo del Mundo Interior, símbolo de lo Real en nosotros, símbolo del Intimo, que es quien debe guiarnos y en quien debemos depositar nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, nuestra Fe, para ser guiados con Sabiduría  por la ruta a seguir.

CHET o OET, EL RIZO O BUCLE DE ISIS: Entre las Aguas de la Vida está el Rizo o Bucle de Isis, símbolo del Nudo Gordiano o del Nudo Cúltico de la Creta Minoica, que no es otra cosa que la misma vida. Necesitamos resolver el enigma de nuestra propia existencia desatar nuestro propio Nudo Gordiano y sólo ella Isis a quien ningún mortal ha levantado el Velo nos puede ayudar en esa rigurosa tarea, porque ella es el Fuego que enciende la Vida.

LETRA HEBREA IOD: Quiere decir Mano: El vocablo significa Operación, Formación, Causa Eficiente, Enseñanza Teológica, Perfección. Representa al Padre-Madre Interior, los Misterios del 10 o IO.

FONOGRAMA EGIPCIO: Como letra es la “I” y como vocablo se utiliza a veces como “UI” en cualquier caso está relacionado con la letra hebrea Iod y con el valor numérico 10. Cuando se utiliza como el vocablo “UI” es símbolo de dualidad.

SÍMBOLO ALQUIMISTA: Representa la unión perfecta de lo ardiente (AZUFRE), lo volátil (MERCURIO) y el fijo (la SAL Trilogía necesaria para la Fabricación del Oro Alquimista.

LETRA Z: Se relaciona con el Nº 28 y el Planeta Sol. Esta simbolizada por la CRUZ GAMADA, atributo del PODER MÍSTICO EN ACCIÓN.

PLANETA REGENTE: PLUTÓN. Plutón, como visitante de este Sistema, ayuda a los Guerreros de la Rocallosa Senda, y también toma a Escorpio como Casa o Trono.  Plutón concurre al llamado del Iniciado cuando las Fuerzas Negras nos atacan. Plutón nos puede defender de los Tenebrosos Señores de la Magia Negra.

La CUALIDAD o VIRTUD: La Virtud del DISCERNIMIENTO es básica para vencer “La Incertidumbre”, y también el JUICIO INTERIOR. El Discernimiento es COMPRENSIÓN; la Comprensión es una facultad del Ser, es el SABER CONSCIENTE, de donde surge la Fe.

 

EL DEFECTO: El defecto de la DESCONFIANZA, la DUDA, el TEMOR, y todo lo que tenga que ver con el RAZONAMIENTO SUBJETIVO.

PRUEBA INICIÁTICA: ACABAR CON EL RAZONAMIENTO, liberarnos del batallar de las antítesis, Hacer de la mente un instrumento útil para el Íntimo, liberarnos de todas las trabas de la mente. Hacer de nuestra Mente un instrumento dúctil, elástico, receptivo. Establecer en nosotros la llamarada de la comprensión en la copa perfecta de la Meditación, para que surja el Discernimiento del Ser.

“Tiemblan las rodillas de aquellos que tienen Ego y sus carnes están magras. ¡Cuán débiles son aquellos que tienen Conciencia Egoica, cómo tiembla de temor”...Samael Aun Weor.

AXIOMA TRASCENDENTE:  “NO BUSQUES EN OTROS LO QUE ESTA EN TI, NI BUSQUES EN TI LO QUE ESTA EN OTROS”.

Este axioma es claro, al señalarnos que “lo importante está dentro de nosotros mismos”, porque la Gnosis que es Conocimiento, nos lleva a la Auto-Gnosis, es decir, al Auto-Conocimiento.

Amado Nervo en su libro “Plenitud”, nos señala algo semejante a lo que nos dice el Maestro en Pistis Sophía. En su primer poema titulado “Dentro de ti está el Secreto” dice: “Busca dentro de ti la solución a todos los problemas, hasta aquellos que creas más exteriores y materiales. Dentro de ti está siempre el secreto; dentro de ti están todos los secretos”... “Pregunta al Arquitecto escondido; él te dará sus fórmulas. Antes de ir a buscar el hacha de más filo, la piqueta más dura, la pala más resistente, entra en tu interior y pregunta”... “Y sabrás lo esencial de todos los problemas, y se te enseñará la mejor de las fórmulas, y se te dará la más sólida de todas las herramientas. Y acertarás constantemente, pues dentro de ti llevas la Luz Misteriosa de todos los secretos”.

Y así es, sólo el regreso hacia el PADRE puede sacarnos definitivamente de la INCERTIDUMBRE. El Arcano 28 suma 10 (2 + 8 = 10 “LA RETRIBUCIÓN”, la Rueda del Samsara).  Sumando de nuevo cabalísticamente (1 + O = 1), obtenemos el NUMERO DEL PADRE, de Kether, el Anciano de los Días.

Debemos hacer como el incomprendido Apóstol TOMAS, de quien se supone no creía en el la Resurrección del Cristo hasta no poder palparla, pero veamos cómo nos aclara el Maestro Samael, el Verdadero Sentido del Tomás Interior. El extracto o súmmum sintético de la Doctrina de Tomás puede resumirse así: “No dependas de ideas ajenas o de conceptos ajenos, dentro de ti mismo está la Real Sabiduría”.

Tomás nos enseña a manejar las Mentes, y especialmente la Mente Intelectual; nos dice que nosotros “no debemos hacer caso de conceptos ajenos”, que “debemos depender estrictamente de nuestro Ser Interior, profundo y nada más”.  Es claro que se lo dice a los que ya pueden hacer esa gracia, a los que pueden depender ya de las distintas partes de su propio Ser.

 Tomás, nos enseña a manejar la Mente, nos enseña a ser SENSATOS, lo que significa: Ser comprensivos en el sentido íntegro de la palabra. Tomás es esa parte del Ser que se relaciona con el sentido íntimo de la COMPRENSIÓN.

Muchos análisis, reflexiones, y sobre todo, meditación y Auto-Reflexión evidente del Ser son indispensables para la Comprensión. Tomás es, pues, COGNICIÓN, COMPRENSIÓN e INFINITA PACIENCIA. El Trabajo de Tomás es muy paciente pues él está obligado a proveer eso que se llama “Comprensión”.  El Evangelio de Tomás es maravilloso...

Quien deposita su mente en manos del Cristo Íntimo y sólo acepta al Cristo Íntimo, marcha por el camino de la Liberación Final y los demonios de la Mente no podrán vencerle jamás. La mente de Tomás recibe exclusivamente las Palabras del Cristo Intimo. Lo que Tomás sabe lo ha recibido del Cristo Intimo.

Es urgente, dijéramos, descubrir de la AUTO-CRITICA para abrir los valores. Saber que es lo que tienen de verdad, así es como hay que entender a Tomás, al Tomás Interior. La desconfianza en sí mismo y en los demás, es una emoción negativa que definitivamente nos aleja del UNO, del SER. La desconfianza es un Yo-Defecto surgido de la ignorancia, de La Incertidumbre.

“El Iniciado o Adepto tiene Fe en la Luz y su esperanza la coloca en el Cristo Intimo”. El desconfiado, a la vez, es timorato, astuto, receloso, y vive permanentemente en el más cruel desasosiego o incertidumbre temiendo siempre por el QUÉ DIRÁN, pues también se auto-considera y se auto-compadece en demasía.

De nada, en fin, sirve buscar afuera lo que sólo encontraremos dentro de sí mismos. AUTO-EXPLORÁNDONOS, conociéndonos a sí mismos, podremos eliminar las INCERTIDUMBRES.

Por otro lado, este parte del axioma: “No busques en otros lo que está en ti”, se refiere a que ese lado oscuro de nosotros mismos, que no conocemos o no aceptamos, ni tampoco queremos conocer, lo proyectamos en otras personas y entonces, lo vemos reflejado en ellas: Vemos a los demás como si fuesen embusteros, infieles, mezquinos, etc., siempre en relación con lo que cargamos en ese lado oscuro de nosotros mismos.

Lo que se critica tanto en los otros, es algo que descansa en el lado oscuro de uno mismo y que no se conoce ni se quiere conocer. La marcada tendencia a culpar a otros es óbice, obstáculo, para la comprensión de nuestros propios errores. Desgraciadamente resulta tarea muy difícil destruir en nosotros la tendencia a culpar a otros. En nombre de la verdad hemos de decir que nosotros somos los únicos culpables de las diversas circunstancias desagradables de la vida.

ELEMENTO DE PREDICCIÓN: Promete: Demoras, obstáculos, contrariedades, misterios a resolver y ciencia para resolverlos. Existen aquellos que dan de lo mucho que tienen y lo dan a cambio de reconocimiento y su oculto deseo hace que sus dones sean dañinos y existen aquellos que tienen poco y lo dan todo. Estos son los que creen en la vida y la generosidad de la vida y su cofre nunca está vacío.

Cesar Owen. España.

Índice | Descargar en: Word | Zip| Pdf | Texto
Capítulo: 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | 12 | 13 |
Suscribirme