Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Simbología Alquimista

La Alquimia en las Catedrales Góticas

Notredame

Antiguamente la enseñanza de la transmutación (transformación) de la energía era entregada de Maestro a discípulo. Así Fulcanelli recibió su enseñanza de labios de Basilio Valentín. Los alquimistas por su ocupación insólita llamaban la atención. Cuando se observan las Catedrales Góticas se siente transportado, extasiado, lleno de admiración, se levantan en plazas y llegan hasta el cielo, sus hojas esculpidas en piedra tiene un lenguaje claro y sublime, a través de este arte los iniciados comunicaban sus pensamientos.

Los planos de las iglesias adoptan la forma de la cruz latina tendida en el suelo, la cruz es un jeroglífico alquímico, necesario para nacer purificado, transformado, alrededor de la cruz se veía una luz, visto en sueños por Constantino se leía la siguiente frase: vencerás por este signo, palabras proféticas. Los motivos más frecuentes son los laberintos trazados en el suelo de las iglesias, recordándonos el laberinto de Salomón, figura cabalística que se encuentra al principio de ciertos manuscritos alquímicos, son una serie de ininterrumpidos círculos concéntricos en ciertos puntos formando un trayecto inexplicable, símbolo del trabajo de la gran obra con sus dos mayores dificultades, el camino a seguir que llega al centro donde se libra un duro combate de las dos naturalezas y la del otro camino que debe afilar el artista para salir de aquel donde se une el hilo de Ariadna para ayudarlo a salir y no extraviarse. Ariadna viene de araña, es el alma, la que teje nuestros propios cuerpos.

Todas las catedrales están orientadas hacia el sureste, la fachada hacia el noroeste y el crucero que forman sus brazos la cruz de noreste a sureste, esta orientación es a fin de que fieles y profanos entren por occidente y al dirigirse a la hechura del santuario ven hacia el oriente, por donde sale el sol, salen de las tinieblas y se encaminan a la luz. Ciertos rosetones tienen seis puntas, sello mágico la estrella de los magos la cual descansaba en la cima del pesebre en el que reposaba el niño rey, signo del alquimista, astro guía que anuncia el nacimiento del Cristo.

Atributo a la virgen que no falta en ninguna Catedral y cultura se designaba con el nombre de virgini pariturae “A la virgen que debe ser madre” antes de su fecundación que pronto será animada por los rayos del sol o la madre de los Dioses. En la catedral gótica de Notre Dame, se encuentra la Virgen Negra, la tierra primitiva, la que el artista debe elegir como sujeto de su Gran Obra, es la materia prima en estado mineral. Antiguamente estaba sobre una gradería de once escalones, ganaba en atrevimiento y elegancia, lo que perdía en masa, sus paredes, columnas y contrafuertes salen directamente del suelo. La sucesiva acumulación de piedra ha ido cubriendo poco a poco las gradas hasta absorber la última de ellas.

Entre las pintorescas aglomeraciones de pequeños edificios adornados de agujas, espigas y veletas con sus pintadas tiendas de viguetas talladas y rótulos burlescos, con sus esquinas quebradas por ornamentaciones con vírgenes o santos blanqueados de torrecillas se dirige una estatua de piedra alta y estrecha que sostenía un libro en una mano y una serpiente en otra, en la que se leía el siguiente dístico “tú que tienes sed ven aquí, si por azar faltan las ondas ha dispuesto la diosa las aguas eternas”. Este monolito fue llamado la piedra maestra (simbolizando la piedra filosofal donde se debe edificar el Templo de Dios).

San Cristóbal, portador del Niño Jesús fue destruido, pero aun se encuentra en algunas Catedrales ya que forma parte del muro, se conocía con el nombre primitivo de Oferus (el que lleva al Cristo) y por la doctrina hermética como Cristoforo que lleva el oro, es el azufre solar. El pilar central representa la ciencia medieval de la alquimia, simbolizado por una mujer cuya frente toca las nubes, en la mano izquierda tiene dos libros, uno cerrado que es el esoterismo (lo interno) y otro abierto que es el exoterismo (lo público), entre las rodillas y apoyada en el pecho la escala de nueve peldaños, simbolizando la paciencia que deben de tener sus fieles en el curso de las nueve operaciones de la labor hermética del trabajo de la transmutación de la energía.

En el área inferior del pórtico hay 12 medallones, en la superior 12 figuras recordándonos los 12 Apóstoles, el trabajo en la novena esfera. El primer bajo relieve de la hilera superior empezando por la izquierda se ve una mujer con un escudo el cual está adornado por un cuervo negro representando la muerte mística, señal de éxito en todo trabajo debe haber muerte para que haya nacimiento. En el segundo bajorrelieve se encuentra una serpiente enroscada en una vara de oro que representa la médula espinal por la cual debe ascender la Kundalini victoriosa que es la serpiente.

El tercer bajorrelieve es una mujer de largos cabellos ondulantes como llamas y que aprieta sobre su pecho el disco de la salamandra, simboliza el amor sin el cual no se puede realizar la calcinación de los defectos, la salamandra es la sal central, incombustible y fija, es la simiente metálica, el fuego secreto. El cuarto es un hombre mostrando un cordero que es la materia para preparar el fuego secreto. El quinto es la evolución en cuanto al trabajo con la energía creadora, la naturaleza no actúa brutalmente, existen colores intermedios que marcan la continuidad y progresión de las mutaciones.

El sexto nos muestra una cruz recordándonos la cuaternidad de los elementos y la manifestación de los dos principios metálicos el sol y la luna. El primer bajorrelieve a la derecha es un personaje con una piedra en la mano derecha que es la sabia utilización de la piedra, el sexo. El segundo es un grifo con cabeza y pecho de águila y el resto es el cuerpo de un león, hay que hacer volar el águila, dejar salir la luz de la tumba y llegar a lo alto. El tercero es una mujer que señala alegóricamente los elementos necesarios para la construcción del vaso hermético, nuevamente se encuentra la fuente misteriosa ya mencionada, mostrando la espiritualidad de la sustancia del fuego de la naturaleza sin el cual nada puede crecer.

En el pórtico del juicio se encuentra un roble hueco del cual brota una fuente con agua y un jardinero riega las flores y plantas. El roble hueco es el tonel en el que se corrompe el agua que se reserva para regar las flores y las plantas, es el que contiene el germen latente de la energía real llamada a desarrollar más adelante las virtudes, es el trabajo con la energía creadora para poder alimentar las virtudes y despertar conciencia.

En los medallones de la parte inferior del basamento, cerca del contrafuerte que separa el pórtico central de la fachada norte se encuentra un caballero desmontado agarrándose de un fogoso caballo, el corcel es la rapidez y ligereza, el caballo es la ponderabilidad de la absorción de lo fijo por lo volátil.

Se puede observar un iniciado con un espejo en una mano y en la otra un cuerno de Amantea al lado el árbol de la vida. El espejo es el comienzo de la gran obra, el árbol es el final y el cuerno de la abundancia es el resultado. La materia prima del espejo del arte menciona que quien mire en el espejo puede ver y aprender la sapiencia. Se ve un alquimista retirando el velo que cubría una balanza la cual nos recuerda el peso exacto que necesitan los metales alquímicos. Una reina en el trono que derriba de puntapié a un paje que con una copa hacía ofrendas a sus servicios, hay que disolver el mercurio vulgar, nuestros defectos para poder obtener el mercurio de los filósofos, la sabiduría. Se ve un anciano abrumado de frío encorvado y se apoya cansado en un bloque de piedra, es el camino a seguir, en un principio hay que luchar demasiado para poder vencer a nuestros defectos.

Observamos un adepto que junta las manos en actitud orante dando gracias a la naturaleza representada por un busto femenino que se refleja en un espejo hay que saber pedir ayuda a la madre naturaleza para poder seguir en el trabajo que nos lleva al despertar de la conciencia. Se encuentra un anciano disponiéndose a franquear el umbral del palacio misterioso hay que tener el atrevimiento, la voluntad y la conciencia para poder descubrir los grandes misterios. El encuentro de un anciano con un rey coronado representa las tormentas, las tempestades por las que debe pasar el iniciado para seguir su camino. En el pórtico norte o de la virgen en el centro del tímpano y en la cornisa de en medio se encuentra un sarcófago, accesorio de un episodio de la vida de Cristo. Sobre siete círculos representando los metales planetarios el central es el sol, forman cuatro cruces, los metales imperfectos los cuerpos lunares y los tres báculos, dos de los cuales son de doble espiral representando el cuerpo del alma y del ser y el báculo sencillo el mercurio con el cual hay que trabajar.

En un bajorrelieve cuadrangular, un baño de Astros en el cual se ve un niño que cae de un crisol lo sostiene un arcángel y parece pegar al niño, recordándonos que el cuerpo debe crucificarse para obtener el alma, para obtener un cuerpo puro debe nacer una nueva criatura más resplandeciente, como el ave Fénix que decide incinerarse para renacer nuevamente de entre sus cenizas. La luz sale de las tinieblas, está difusa en la oscuridad, en la negrura, así como el día lo está en la noche. En la fachada sur hay un solo motivo pero describe la ciencia de la creación de nuestros cuerpos, se observa un obispo de pie sobre el cual sublima encadenado en el limbo el mercurio filosofal, enseña de donde proviene el fuego sagrado, mantiene la puerta cerrada todo el año indicando el camino secreto, ignorado por la multitud y reservado al pequeño número de los llamados a la sabiduría. Las Catedrales son una glorificación muda pero gráfica de la antigua ciencia de Hermes, guardan el simbolismo alquimista y marcan el camino a seguir para llegar a la cúspide, al Absoluto.

Comisión Revista ICQ. Martha Rdz. Licea.

“Que haya amor entre esposo y esposa, porque el AMOR es la base, el fundamento de la GRAN OBRA”. Samael Aun Weor

Índice | Descargar en: Word | Zip| Pdf | Texto
Capítulo: 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | 12 | 13 |
Suscribirme