Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Quetzalcóatl

Quetzalcóatl

Cuando se habla de Quetzalcóatl, en realidad podemos referirnos a un principio cósmico, eterno, es la fuerza que puso en el tapete de la existencia el mismo universo, es por ello que los Tlamatinimes (filósofos iniciados) decían: “Antes de que el universo existiera, Quetzalcóatl ya existía”

Si bien Quetzalcóatl es la fuerza origen de todo lo creado, es también el Cristo íntimo que cada persona debe encarnar en su corazón, es el fuego sagrado que debe despertar con su trabajo interior profundo y es el prototipo de perfección. Inclusive fue un título de aquellas personas que lograban encarnar son su trabajo interior estas fuerzas.

Quetzalcóatl es muchas cosas a la vez, tanto cósmica como interna, es una fuerza y es una parte de nuestro propio ser.

Más sin embargo es también el nombre de un maestro, de un ser humano que se preparó en las tierras de Anáhuac y logro encarnar en su corazón a su propio Quetzalcóatl o Cristo íntimo y nos dejó un mensaje de amor y paz  en las tierras de México.

Nos dice el maestro Samael Aun Weor que la vida de todo iniciado es simbólica, es por ello que si uno pone atención verá que en cada parte la vida de Quetzalcóatl, veremos que  encierra grandes enseñanzas prácticas, que si las llevamos a cabo en nuestro diario vivir podremos trascender y cumplir con la verdadera misión de la existencia.

Nos dice el maestro Jesús que quien tenga ojos para ver vea y quien tenga oídos para oír oiga, pues aquí hay sabiduría. El mismo nombre ya nos encierra un gran conocimiento: Quetzal es un ave sagrada, símbolo del tercer Logos o espíritu santo. Coatl es la Serpiente,  símbolo de la sabiduría y del Eterno principio femenino Divinal o Madre Divina. Si uno muere en sí mismo con la ayuda de la Divina Madre o serpiente sagrada podremos unirnos a lo divinal.

En el libro de Magia Cristica Azteca, encontramos:

“Quetzalcoatl es el Cristo Cósmico Náhuatl que en el año Ce Acatl (895 de la E.C.) encarnó en el hogar de Iztacmixcoatl y Chimalmatl. De naturaleza mística y austera, muy joven comenzó a practicar el ayuno y la penitencia. A los treinta años fue nombrado gran sacerdote y monarca de Tollan (Tula, Estado de Hidalgo) Otro de los anales su patria, volvió a ella después de muchos años trayendo desde países lejanos una civilización muy adelantada y una religión monoteísta de amor para todos los hombres. Otra de esas crónicas dice: Llegó a Tollan por Pánuco, venía del mar sobre un madero, era blanco y barbado, y portaba túnica bordada con pequeñas cruces rojas”.

Ce Actal es Uno Caña, el uno cabalísticamente es el Padre, el Ser, la Sabiduría, la Caña es el emblema de la columna espinal símbolo de la trasmutación alquimista. Tollan es la Lejana Tule, la cuarta dimensión, los mundos paradisiacos. Es indispensable que uno acabe con la mentira, que se acerque a la verdad en sus actos de su vida cotidiana, es fundamental que acabe con la pasión animal y comience a ver en la sexualidad lo que es, algo sagrado y encontrar en la pareja el camino a la luz.

“Como instructor, los nahuas lo representaban con mitra de oro forrada con piel de tigre y plumas de Quetzalli, sobrepelliz vistosamente adornada y orejeras de turquesa; collar de oro del cual penden diminutos y preciosos caracoles marinos; Capa de plumas de Quetzalli figurando llamas de fuego y cactli de piel de tigre de cuyas anchas correas, que cruzándose suben hasta las pantorrillas, cuelgan caracolillos marinos; En la mano izquierda, escudos con estrella de cinco puntas en el centro; en la derecha, cetro de oro con piedras preciosas”

Su vestimenta son los atributos que debemos conquistar, las virtudes del alma, el tigre es la fuerza necesaria para combatir el ego, las plumas de Quetzalli la trasmutación de la energía creadora, las orejeras que  debemos escuchar las órdenes de nuestro propio Ser, el escudo no es otra cosa que el símbolo de Venus, el amor que debemos irradiar a la humanidad.

“Les enseñó a cultivar la tierra, a clasificar a los animales, a tallar las piedras preciosas, la fundición de metales, la orfebrería y la cerámica. Les enseñó astronomía y el uso del calendario. Prohibió la guerra y los sacrificios humanos y de los animales; los sacrificios habían de ser de pan, de flores y de Copalli. Prohibió el homicidio, el robo, la poligamia y todo mal entre los hombres”.

Cultivar la tierra es trabajar con la tierra filosófica o piedra filosofal, clasificar animales es la meditación y auto observación para comprender nuestros animales o defectos y así poderlos desintegrar, tallar piedras preciosas es el desarrollo de las virtudes, fundición de metales es trabajar con los metales alquímicos, la trasmutación sexual.

“En Tollan fundó un templo de misterios con cuatro grandes adoratorios: el primero era de madera de cedro con adornos verdes; el segundo, de cedro con adornos de coral; el tercero, de cedro con adornos de caracoles marinos; el cuarto, de cedro con adornos de plumas de Quetzalli. En ellos, él y sus discípulos oraban, ayunaban y practicaban la penitencia”.

Para entender esto recurrimos al libro de Rosa ígnea “El cedro está íntimamente relacionado con las abrasadoras llamas de nuestra columna espinal”, es decir que mostró toda la ciencia alquimista, para lograr realizar la Gran Obra.

“Les hablaba de Ipalnemohuani (Aquél por quien vivimos), de la creación del mundo, de la caída del hombre, del diluvio, del Cristo y su Evangelio, del bautismo, de la circuncisión y de la cruz (símbolo de la inmortalidad de la vida y de redención del género humano), recomendándoles que la usaran en los altares de los templos y en sus hogares. Puso nombre a los pueblos, montes y valles”.

En síntesis trajo la Gnosis, la develó, nos enseñó el camino a la Luz.

El drama de Quetzalcóatl es el mismo drama que el maestro Jeshua Ben Pandira (Jesús) representará, y que debe vivir aquél estudiante que quiera auto realizarse. Quetzalcóatl bebió pulque con su esposa  y cayó dormido, nosotros somos ese Quetzalcóatl que nos hemos embragado con  el vino de la lujuria y estamos en este momento completamente dormidos de nuestra conciencia.

Se fue de la Tula paradisiaca, tal y como nosotros nos alejamos del Edén, y andamos de vida en vida fracasando, sin rumbo espiritual, muy lejos de la felicidad.

Más retomó el camino y en la cima de los Volcanes del Iztaccíhuatl (muer blanca) y Popocatépetl (montaña que humea) murieron sus tullidos y bufones (sus defectos psicológicos), y ese es el camino que nos muestra, aprovechar las fuerzas del Iztaccíhuatl (la mujer) y del Popocatépetl (del varón) es cómo podemos desintegrar nuestros miles de bufones y tullidos.

Y haciendo una barca de serpientes (trabajando en el camino de la iniciación)  se dirigió a la Tierra de Color Rojo (a la liberación final), bajó el Mictlán (Infierno) por los huesos de sus antepasados (la muerte de todos los elementos psicológicos indeseables más sumergidos), y haciendo una gran hoguera se sacrificó (murió totalmente en cada defecto) y se convirtió en la Estrella de la Mañana.

Quetzalcóatl es pues el camino, es el prototipo de perfección, es la luz que debemos seguir y encarnar.

“Cayó Quetzalcóatl, sí, cayó pero ahora todos nosotros podemos dirigirnos hacia la tierra roja, hacia la tierra de nuestros antepasados, hacia la tierra de nuestros mayores, para lograr nuevamente la luz del esplendor.  Solamente llegando a esa tierra bendita lograremos la resurrección y aparecerá entonces la figura de Quetzalcóatl dentro de nosotros mismos aquí y ahora” Samael Aun Weor.

Enviado: Jenaro Ismael Reyes Tovar. Comisión Cursos por internet y Painalli

Imagen: Quetzalcóatl, Códice Borbónico.

Descargar en: Word | Zip | Pdf | Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 |
Suscribirme