Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Chichén-Itzá

La boca de los Cenotes de los Brujos o Magos de Agua

Observatorio

Los Mayas fueron sabios en medicina, astronomía, matemáticas, cronología, grandes magos, cabalistas y alquimistas, su filosofía se cimentó en el unimismo, donde no existía el TU, sino mi otro YO, consideraban a todos lo seres humanos como parte de sí mismos y como parte de un todo único. La zona arqueológica se encuentra en la parte central norte de la península de Yucatán a 120 Km. de la ciudad de Mérida. Según algunas crónicas, los Itzaes eran mayas del viejo imperio, el nombre se traduce como “Brujo (mago) del agua” y Chichén Itzá como “La boca de los cenotes de Itzá”

Este centro ceremonial tiene restos de monumentos de las épocas maya y la maya-tolteca. Es en Chichén Itzá donde mejor se deja ver la influencia tolteca, quienes comandados por Quetzalcoatl, llegaron a esta ciudad que a partir de entonces conocerá un extraordinario renacimiento. Quetzalcoatl se convierte en Kukulcan, el Dios que los mayas veneraron durante siglos.

La serpiente emplumada es el símbolo de toda la obra que debemos realizar en nosotros mismos, deberemos transformarnos en serpientes de sabiduría en base a la eliminación de los defectos psicológicos, luego ser devorados por el águila del espíritu y convertirnos en Quetzalcoatls o Kukulkanes y así cumplir con nuestra misión que tenemos en la vida, regresar a lo divinal.

El florecimiento maya-tolteca hacen de Chichén Itzá una de las ciudades precolombinas más suntuosas e importantes. Edificaciones de gran relevancia en este centro son: La Pirámide del Castillo, El Juego de la Pelota, las Plataformas de Águilas y Jaguares, la de Venus, el Templo de los Guerreros, las Mil Columnas, el Caracol u Observatorio.

En el centro de la nueva ciudad, se encuentra El Castillo, la gran pirámide-templo de Kukulkcán, con sus cuatro grandes escalinatas axiales, formando cruz. Para el pueblo maya ésta era un símbolo de redención y no de sacrificio. Sin duda alguna los mayas supieron plasmar el camino a seguir y dejaron en este grandioso monumento la incógnita más grande de todos los tiempos: ¿De donde venimos? ¿Hacia donde vamos? ¿Cuál es el objeto de nuestra existencia? Los mayas sí sabían su origen, sabían de donde venían y hacia donde iban, nosotros andamos sin rumbo, debemos encontrar el camino. Cada año en el equinoccio de primavera, el Dios Sol, Kukulkan, acude a la cita, observamos su descenso a la tierra y posteriormente el ascenso al cielo, a las dimensiones superiores.

Kukulkan

Quetzalcoatl-Kukulkcán es esa fuerza cósmica que nos da vida y nos transforma radicalmente. Los movimientos del Sol están relacionados con el trabajo que el adepto debe de llevar a cabo en su interior. Nace el Cristo como un niño un 24 de diciembre, en el solsticio de invierno, se detiene para ascender y en primavera culmina con el florecimiento de un nuevo hombre que debe descender para dar luz y vida. Cada escalinata cuenta con 91 escalones, en total 364 más uno que está a la entrada del santuario principal que representan los grados de la circunferencia y el año solar maya. Los 9 escalones en declive vienen también a simbolizar el reino de Ultratumba llamado Xibalba.

Otro conjunto impresionante es el Templo de los Guerreros y las Mil Columnas, su construcción es muy parecida al Templo principal de tula, llamado el santuario de Tlahuizcalpantecuhtli: “El dueño de la casa del alba”. Las mil columnas son la representación de las partes del Ser, cada parte del Ser individual, es auto-conciente y hasta autónoma. Cada una de ellas ejerce determinadas funciones; lograr la integración del Ser es el mayor anhelo de todo iniciado.

EL CARACOL U OBSERVATORIO

Este edificio es sorprendente debido a su elevada estructura cilíndrica, bautizada con el nombre de Caracol debido a su organización interna en forma de círculos concéntricos. La planta corresponde a tres cilindros concéntricos separados por bóvedas anulares. En el interior un estrecho pasaje en espiral da acceso a la cámara superior que está provista de 4 pequeñas ventanas.

A la luz de la Gnosis podemos entender que este edificio está dedicado al Absoluto. El Espacio Abstracto Absoluto con sus tres aspectos bien definidos es la causa de todo lo que es, ha sido y será, en la cultura Azteca lo llamaban la región del misterio, el que nunca muere, lo eterno, creador de los cielos y la tierra, de todo lo visible e invisible. Tenemos que acabar con el proceso del yo para entrar al Absoluto, a la dicha sin límites y eterna, batallar, luchar, sufrir y al fin liberarse.

Este santuario nos indica también la ley de la Trasmigración de las Almas enseñada por Krishna y la Metempsicosis expuesta por Pitágoras en Grecia. Obviamente esta Ley se desarrolla y desenvuelve en la línea espiral de la vida. Según la Ley de Recurrencia todo vuelve a ocurrir, ya en espiras más altas o más bajas, si no evolucionamos entonces involucionamos. La espiral es la curva de la vida y está siempre simbolizada por el caracol.

No podemos dejar de mencionar el Muro de Calaveras, como los Tzompantlis de los nahuas, eran hileras de calaveras de los sacrificados. Símbolo de la muerte de sí mismo, para lograr la inmortalidad. Los defectos deben ser reducidos a polvo, quemar la semilla y ascender a los cielos. En el Decapitado la cabeza ha sido reemplazada por 7 serpientes que simbolizan la conciencia despierta, equivalente a luz y sabiduría, las 7 virtudes, los 7 grados de poder del fuego. Representan a Quetzalcoatl-Kukulcán victorioso.

Quetzalcoatl llegó de Venus y regresó a Venus, la estrella de la tarde representa al alma de Quetzalcoatl, ascendió al cielo, dicen los ancianos que se transformó en una estrella, en la estrella que brilla en el alba… Muy importante es Venus en su aspecto esotérico, representando la fuerza del amor, el sacrificio de los Dioses que descienden de esferas superiores para ayudar a la pobre humanidad doliente a convertirse en hombres auténticos, en hombres y mujeres verdaderos.

Otro de los principales dioses de la Teogonía Maya es Chac, Dios de la lluvia, por todas partes hay máscaras de este Dios. En el iniciado, simboliza a las aguas puras de vida, el mercurio de los sabios, es el trabajo que nosotros debemos de llevar a cabo con nuestras aguas espermáticas.

En la Teogonía maya, el ave y la serpiente figuran como creadores sexuales del Universo, Tepeu y Gucumatz. Dos dioses que intervienen en la creación, uno da la vida y forma al hombre y otro que da la conciencia. El ave representa al espíritu universal de vida y la serpiente al fuego sexual del Tercer Logos. La serpiente llamada también “can” entre los mayas, representa al Cristo Cósmico, infundiendo conciencia en todos los organismos. El quetzal de los mayas es la serpiente emplumada, el pájaro serpiente. La civilización maya es sin duda una de las más prodigiosas culturas que nos han precedido, un pueblo con nobleza, característica de reyes y príncipes, con un profundo y místico amor por la humanidad que los lleva a dejar plasmada su sabiduría en cada pirámide, en cada piedra, en sus textos sagrados, códices, etc. para las generaciones futuras a los hombres de buena voluntad.

Enviado por : María Guadalupe Licea Rivera. San Luis Potosí.

“Ni siquiera los mayas pudieron rechazar el grandioso culto al Cristo cósmico, a nuestro señor Quetzalcoatl; Incuestionablemente la religión Nahuatl, lo mismo que la maya y la tolteca están impregnadas de tremenda sabiduría divinal...” Samael Aun Weor

Índice | Descargar en: Word | Zip| Pdf | Texto
Capítulo: 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | 12 |
Suscribirme