Gnosis - Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Museo de Teotihuacán

Se requiere del desarrollo psíquico, anímico y espiritual para tener contacto con los mundos superiores, existen sensaciones en cada una de las dimensiones de la naturaleza y del cosmos, las hay físicas y psíquicas o internas, toda sensación produce un cambio en nuestra psiquis. La suma de varias sensaciones constituye las percepciones y éstas se agrupan y se proyectan hacia afuera como objetos, decimos entonces: este árbol es frondoso, alto, bajo, rugoso, áspero etc., más tarde se forman los conceptos, no puede haber conceptos donde no hay percepciones, de tal manera que los conceptos que emiten los hermanos mayores de la blanca hermandad, tienen por basamento lo que ellos han experimentado en los mundos superiores de conciencia.

La aparición de los conceptos tanto en el mundo esotérico como en la vida normal dan origen al lenguaje, cuando hay sensaciones, percepciones y conceptos, aparece el lenguaje como: inglés, español, francés, etc. Es el lenguaje vulgar con el que expresamos nuestros conceptos sobre las percepciones de índole material. A medida que una persona va experimentando contacto con las realidades de los mundos superiores, aumentan sus percepciones psíquicas, aumentan sus conceptos sobre esas realidades internas y termina hablando el lenguaje de oro de los adeptos de la logia blanca.

Hay percepciones de los mundos superiores que cuando se experimentan solo se pueden transmitir en lengua sagrada, pero esa lengua no se puede expresar verbalmente en el mundo físico porque es sagrada y no la entendemos, entonces la blanca hermandad recurre al arte regio, a través de esculturas, jeroglíficos, geoglifos, monolitos, pirámides, tumbas sagradas, murales, pinturas o arquitecturas de tipo sacro como las catedrales góticas en Europa.

Esta sabiduría se muestra a la humanidad con el arte regio, a través de las grandes culturas que nos han precedido entonces ahí están las esfinges, pirámides, los templos de los antiguos tiempos de México, de babilonia, sumeria, Egipto, Grecia Perú, etc.

Ese es el legado que da la blanca hermandad a la humanidad por no poder expresar en palabras profanas las realidades que existen en los mundos superiores de conciencia, así pues, concepto y palabra son una misma cosa, una misma sustancia, la palabra es externa, el concepto es interno, muchas cosas que se hacen en el mundo físico son tan solo reflejos pobres de los arquetipos que existen en los mundos superiores de conciencia.

Con el despertar de los chacras, el aparato psíquico de la persona se amplía aún más, entonces percibe otras formas del espacio tetradimensional, penta dimensional, hexadimensional heptadimensional, etc, de esta manera quien percibe el espacio lo hace de una manera más global, de una manera más completa y a veces aparece la dificultad para expresar esas otras propiedades del espacio que la persona experimenta con el desarrollo de los chacras eso se debe a que le falta la cultura esotérica que se requiere para explicar las percepciones del hiperespacio, ese es el problema que hay que corregir, necesitamos del equilibrio entre el Ser y el saber, necesitamos de una cultura esotérica que tenemos en la doctrina y necesitamos de las vivencias metafísicas que nos da el Ser. El Ser y el saber deben estar equilibrados en el sendero de la autorrealización. Con la disciplina esotérica logramos la expansión de la conciencia, mediante la cual podemos comprender el significado oculto de las piezas arqueológicas que podremos apreciar en este museo.

 Escalones. Museo de Teotihuacán

Los escalones de las pirámides o templos Teotihuacanos nos recuerdan los distintos grados de conciencia que debemos subir para lograr la conquista de nuestro ser. También nos recuerda a la escala de Jacob.

 Ave derramando agua. Museo de Teotihuacán

Águila arrojando un chorro de agua por el pico.

Águila: tercer Logos. Agua: la simiente; esta escena nos recuerda que la energía creadora es sagrada y proviene del espíritu santo, trabajando en la transmutación de la simiente es como podemos regresar al padre de todas las luces.

 Mariposa. Museo de Teotihuacán

La mariposa simboliza al fuego por eso aparece regularmente en los incensarios, también simboliza a la transformación porque después de ser una larva se transforma en un ser volátil; la mano al centro de la mariposa representa el espíritu santo, este símbolo nos indica claramente que por medio de la energía creadora del tercer logos es posible desarrollar el alma, misma que está atrapada en distintos defectos psicológicos.

mariposa. Museo de Teotihuacán

En la medida que vamos desintegrando los agregados psíquicos por medio de la comprensión combinada con la fuerza creadora es posible poco a poco ir haciendo la luz en sí mismos. El alma es fuego divino, es un desdoblamiento de la gran llama que es nuestro Real Ser interno, el cual se desprendió de la gran hoguera que es Dios.

 Calavera. Museo de Teotihuacán

Fragmento de un mural en el cual se ve una calavera ricamente ataviada por una coraza de jade que protege su pecho, misma que representa su avanzado nivel espiritual, largas orejeras en el mismo material cuelgan de la parte donde van las orejas simbolizando la sabiduría que se obtiene con la muerte de nuestros agregados psicológicos, después de haber pasado las pruebas esotéricas alegorizadas por las ocho ruedas que le circundan, en tanto que el gorro simboliza conexión con el mundo divinal.

 Serpiente emplumada. Museo de Teotihuacán

Serpiente emplumada con conchas (agua, energía creadora) pétalos virtudes poderes, la serpiente en sí misma representa al fuego divinal que debemos hacer subir por nuestra médula espinal para luego ser devorados por el mismo y transformarnos en hombres serpientes.

Tlaloc. Museo de Teotihuacán

Figuras de Tlaloc que lucen ornamentos alusivos al sol, se considera que el sol está relacionado con el tiempo de la cosecha, ya que las lluvias se asocian con los movimientos del sol en el horizonte. Por otro lado, tenemos que el agua es el habitáculo del fuego, en la primera figura podemos observar en su parte superior el glifo del fuego. El agua y el fuego, mujer y hombre respectivamente, son principios fundamentales en la alquimia.

 Tlalocan. Museo de Teotihuacán

En este mural apreciamos la representación del Tlalocan, que es el cielo del dios Tlaloc, en medio un gran chorro de agua a manera de pirámide o cerro que brota de las aguas de vida, alrededor del mural dos serpientes con estrellas lo rodean alegorizando a la madre cósmica, en tanto que al interior del mural aparecen varias personas como flotando felices, parlando el verbo de oro, se trata de aquellas almas que lograron trascender a las dimensiones superiores de la naturaleza por medio del trabajo en la transmutación de las energías sexuales. El maestro Samael dijo, ¡El cielo se toma por asalto y solo los valientes lo han tomado!

Felino. Museo de Teotihuacán

En esta figura podemos apreciar a un Felino sentado, su cuerpo tiene forma de serpiente en tanto que la cabeza tiene un aspecto de águila, y de felino a la vez, por lo tanto nos encontramos ante una simbiosis de tres animales en uno solo, el águila simboliza el espíritu, el felino es el Xólotl o jaguar tiene que ver con el aspecto sexual y la serpiente es la madre divina, es claro que esta escultura representa la fusión y expresión de las distintas manifestaciones del ser en uno solo. Dicho de otra manera, expresiones del mismo ser, pero derivado.

 Vasija. Museo de Teotihuacán

Vasija trípode con la imagen de un felino visto de frente, tiene tocado de plumas, parece sostenido por una flor de Loto de cuatro pétalos que se encuentra entre sus orejas, lengua bífida como de serpiente el contorno decorado con plumas. En esta decoración encontramos los mismos elementos arquetípicos arriba mencionados.

 Jaguar con maguey. Museo de Teotihuacán

Jaguar con Maguey; arriba del mismo aparecen tres flores del mismo maguey representando las virtudes que surgen como resultado del dominio sobre el fuego sexual que representa el jaguar, en tanto que el maguey simboliza la fuerza de la voluntad del guerrero.

 Aves desgarrando coyote. Museo de Teotihuacán

Fragmentos de aves desgarrando un coyote y están sobre mazorcas de cacao. Representa al tercer logos acabando con los bajos instintos animales personificados por el coyote con la ayuda de la simiente sexual.

 Aprender a caminar en tríangulos. Museo de Teotihuacán

Este mural nos indica que debemos aprender a caminar entre triángulos cuadrados y rectángulos, es decir, recto pensar, sentir y actuar, la rectitud en todo para poder lograr la alta iniciación, en la parte del cielo aparecen muchos ojos, alegorizando que somos observados y probados constantemente por la logia blanca.

 Ajedréz. Museo de Teotihuacán

Tablero de ajedrez: representa la lucha y el equilibrio entre el bien y el mal, el caballo se mueve en L número romano cinco, la ley la reina es la madre divina, el rey el Ser, la torre es auto observación, la lanza la fuerza sexual, los peones las partes del ser interno.

 Lingam Museo de Teotihuacán

El poder eléctrico sexual masculino, o lanza o phalo o lingam.

 Jaguares. Museo de Teotihuacán

Procesión de los jaguares vomitando chorros de agua, cubiertos por una especie de red en el cuerpo y reticulado sobre objetos esféricos. Este mural representa a los iniciados que dominan a su jaguar interior y que lo han encarnado gracias al trabajo en las aguas puras de vida. Los objetos esféricos simbolizan a la cuadratura del círculo, el dominio que se tiene sobre los elementos de la naturaleza. Por otra parte, los jaguares hacen equilibrio con ellos, lo cual representa que el iniciado debe estar bien equilibrado con la naturaleza, un descuido, cualquier falta de auto observación lo puede llevar al abismo.

 Tláloc negro. Museo de Teotihuacán

Tenemos en este mural al Tlaloc negro, representa al dios de la lluvia gobernando en la edad oscura tanto de los tiempos de decadencia de los Teotihuacanos como en los actuales, en los cuales las catástrofes por el agua y los demás elementos de la naturaleza marcan el ocaso de una raza.

Pues bien, mis estimados amigos, hasta aquí nuestro estudio acerca de los murales del museo de Teotihuacán esperando les sea de mucha ayuda para su progreso espiritual

Fraternalmente

Enviado por: Virgilio Cuautle Roldán. Instructor gnóstico de Nochistlán Zacatecas.

Fotos de Virgilio Cuatle Roldán.

Descargar en: Word | Word Comprimido | Pdf | Solo Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 |
Suscribirme