Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Los Decapitados

Los decapitados. Plazuelas

Al descifrar el mensaje de las figuras decapitadas en la zona arqueológica de Plazuelas, localizada a pocos minutos de la ciudad de Pénjamo, Guanajuato, México, destacamos necesariamente la construcción total de esta zona arqueológica, entre otras estructuras simbólicas como el juego de la pelota, la serpiente y los dos ríos de agua.

La decapitación es un simbolismo universal, se encuentra en las expresiones artísticas y culturales de los pueblos antiguos, incluso como un signo de una 'muerte digna'.

Incuestionablemente que más allá de ser la decapitación un método de ejecución, representa a la eliminación del YO, del ego, del mí mismo y es lo que queda expresado en el arte rupestre que muestra figuras de decapitados. No como un testimonio de brutalidad como suele observarse en forma simplista de las avanzadas culturas antiguas, sino como la expresión de un simbolismo claro de la lucha en contra de sí mismos, de la decapitación y eliminación del ego.

Maravilloso simbolismo de la decapitación de Juan el Bautista lo encontramos también  en la Biblia.

El ego representa nuestros vicios, nuestros defectos psicológicos, nuestros pecados capitales: ira, lujuria, avaricia, odio…Imposible separar la decapitación, del sabio uso de la energía sexual y del terrible juego de pelota. La construcción entre dos ríos de agua nos evoca a los dos testigos del Apocalipsis de San Juan, a Idá y Pingalá de los indostaníes. En el piso, una serpiente tallada con varios agujeros que permitiría la acumulación de agua, alegorizando al poder serpentino del kundalini a través de la transmutación sexual.

El terreno para el juego de pelota, completa el mensaje inmortal que el conjunto de estos restos arqueológicos,  representa  y da testimonio de un conocimiento esotérico universal.

Temible, terrorífico, el juego de la pelota, amenaza con la muerte por decapitación al perdedor, alegoría mística de la lucha del iniciado en contra de sus propios demonios interiores, en contra de su propio ego.  Debemos vencer al ego, decapitarlo.

El perdedor, queda atrapado en la rueda existencial del Samsara, en el ciclo del eterno sufrimiento, del eterno retorno, en el valle de lágrimas del eterno morir.

El vencedor, logra decapitar a su propio yo, consigue la muerte mística.

Destacan dispersas por todo el sitio arqueológico, muchas piedras con petrograbados, en las que son numerosas las figuras de los decapitados.

Particularmente una ha llamado la atención de historiadores y observadores: un hombre sujeto, atado por las extremidades y al mismo tiempo desmembrado y a quien también se le separó la cabeza. Esta figura representa la lucha en contra de sí mismo. Primero, el ego atado y desmembrado mediante la auto-comprensión, captando su hondo significado psicológico.

Posteriormente la decapitación, la destrucción de cada uno de los elementos inhumanos que cargamos en la psique. Y esta es la razón evidente de que el conjunto cobre significado total: Solamente a través del sabio uso de la energía sexual, representada por la serpiente emplumada en el piso y los dos ríos de agua sobre los que se edifica la construcción, es posible lograr la destrucción de nuestros demonios interiores.

El poder serpentino de la divina madre en el campo de juego de pelota (lucha psicológica en contra de sí mismos) se muestra por serpientes de piedra talladas verticales en pleno campo, que servían para llevar el marcador.

Y la subida, el triunfo mismo de la serpiente es imposible, sin la decapitación de los aspectos psicológicos inhumanos que cargamos dentro: lujuria, ira, odio, celos, avaricia, envidia, orgullo, vanidad, entre miles y miles de estructuras psicológicas. La serpiente exige terribles méritos del corazón, valores que son puestos a prueba duramente, y que solo pueden lograrse en base a la decapitación, a la muerte mística, a la destrucción de nuestros defectos psicológicos.

Lucha y triunfo representados en los grabados de decapitados en las rocas de la zona arqueológica de las Plazuelas, entre ríos de agua viva, al triunfo del juego en el campo de pelota y bajo el piso de la serpiente, en su conjunto ofrecen un hermoso mensaje místico esotérico al ojo del sabio observador.

'Los fuegos del corazón controlan el ascenso de la serpiente por los canales madurares… La serpiente alada del Kundalini sube por los méritos del corazón (V.M. S.A.W.)

Enviado por Rafael Merazo. Colaborador Avanzado: El Salvador. San Salvador

Descargar en: Word | Zip | Pdf | Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 |
Suscribirme