Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

ARTE REGIO: REALIDAD DEL SER.

Expresiones Artísticas de las Realidades Vivas del Universo

«Los Códices Mexicanos, Papiros Egipcios, Ladrillos Asirios, Rollos del Mar Muerto, extraños Pergaminos, así como ciertos Templos Antiquísimos, Sagrados Monolitos, Viejos Jeroglíficos, Pirámides, Sepulcros Milenarios, etc., ofrecen en su profundidad simbólica un sentido Gnóstico que definitivamente escapa a la interpretación literal y que nunca ha tenido un valor explicativo de índole exclusivamente intelectual. El racionalismo especulativo, en vez de enriquecer el lenguaje Gnóstico, lo empobrece lamentablemente, ya que los relatos Gnósticos, escritos o alegorizados en cualquier forma artística, se orientan siempre hacia el Ser. Y es en este interesantísimo Lenguaje Semi-Filosófico y Semi-Mitológico de la Gnosis, en el que se presentan una serie de invariantes extraordinarias, símbolos con fondo Esotérico Trascendental que en silencio dicen mucho. Bien saben los divinos y los humanos que el Silencio es la elocuencia de la Sabiduría. Samael Aun Weor

Dice Claude Bernard: «Cuando un hecho se levanta contra una teoría reinante, prescíndase de la teoría aunque la sostengan los hombres más famosos»... Por su parte, el V. M. Samael diciendo lo mismo señala: «Hechos son hechos; y ante los hechos tenemos que rendirnos»...

Así pues, trataremos, con hechos claros y definitivos, demostrar que el verdadero Arte, el Arte Regio de las antiguas culturas, es una expresión dinámica de la realidades del Universo, del ser humano y del propio Ser y que cuando se adolece de El, del Ser, cuando no se tienen los Valores Trascendentales que El aporta, la expresión y la creación  artística decaen, se degeneran, y ya no expresan las grandes verdades antropológicas, cosmogónicas, filosóficas y místicas.

Por el contrario, basta con observar las diversas similitudes encontradas a los dos lados del Atlántico, en aspectos arquitectónicos, míticos, religiosos, calendáricos, etc., incluso en culturas distantes en tiempo y espacio, y veremos que nos presentan un hilo conductor, arquetípico y un hecho contundente que corrobora nuestras afirmaciones.

Ya Carl Jung estudió que del mismo modo que los hombres heredan partes corporales similares del pasado humano y prehumano, también tienen una Herencia Psicológica común en las arcaicas profundidades del Subconsciente. Estas Imágenes Primordiales o Arquetipos, en cierto modo análogos a los instintos, son formas universales, parte «de la estructura heredada de la Psiquis», y pueden manifestarse en cualquier lugar y en cualquier momento. Jung pone de relieve que carecen de un contenido propio susceptible de determinación: Los ha comparado a cauces vacíos por los que puede fluir el agua de diferentes culturas, y al «sistema axial de un cristal que, por así decirlo, preforma la estructura cristalina del líquido materno, aunque carece de estructura material propia». Esta tesis aparece bien ilustrada, ya lo dijimos, por la rica variedad, y al mismo tiempo similitud, de las figuras, situaciones, conceptos y sucesos de las diversas mitologías de las culturas en todo el planeta, que revisten las mismas verdades con las características propias de la expresión artística de cada cultura, es decir, cambia la forma (y a veces no mucho), pero el fondo o contenido es el mismo. Veamos algunos ejemplos:

Disco Solar

Un Mismo Lugar de Procedencia.

Los egipcios decían que el Dios Osiris y sus antepasados vinieron de ATLAN. Por eso el templo de Osirión fue construido casi subterráneo y rodeado de canales, y a Horus, su hijo, se le denominaba el Gran Atlante. Por su parte los Aztecas nos hablan de AZTLAN, la Isla Mítica, el lugar rodeado por las aguas, y fue en el Valle de México donde los Mexicas, después de una larga peregrinación, se asentaron entre los canales del Lago Texcoco, como remembranza de su lugar de Origen: LA ATLANTIDA.

Deidades Serpentinas y Solares

A los dos lados del océano encontramos el culto de las SERPIENTES ALADAS O EMPLUMADAS: Quetzalcóatl, Kukulkán, la Cobra Sagrada de los Misterios Egipcios, Hindúes, Babilónicos, etc., símbolo de la Sabiduría, del Fuego Sagrado, de la Energía Sacra encerrada en el Cóccix, de la Tierra, de la Madre, de las Aguas, etc. Y, por otra parte, los diversos Cultos Solares no se hacían con carácter idólatra ante la fuerza y presencia del Sol que desconocían y los asustaban (según los Antropólogos Materialistas), sino que se adoraba al Espíritu Universal de Vida, al Logos, y el Sol Físico era tan sólo su continente simbólico. Entre los Dioses Solares tenemos a: RA, o AMON-RA, a OSIRIS, a APOLO, a HELIOS, TONATIUH, INTI, WAKANTANKA, y los mismos QUETZALCOATL y KUKULKAN, por ejemplo, a los que se les dan siempre los mismos atributos.

Dioses Solares 

Dioses Solares

       Tonatiuh, Azteca             Helios, Griego         Lugh, Galo                    Inti, Inca

La Momificación, Culto a la Muerte

Aunque los Egipcios se desarrollaron mucho más en esta técnica y en otras de momificación cataléptica, podemos encontrar la misma en toda América, además del Culto a la Muerte, que más que veneración al proceso mortuorio y post mortem en sí mismos (y que evidentemente conocían), es el culto a la Vida, porque se preparaban para vencer a la Muerte Física con la Muerte Psicológica por toda una Eternidad. El Tzompantli o Muro de los Muertos con todos esos cráneos en posturas y expresiones distintas nos hablan de mil muertes diferentes y un solo rostro verdadero: El de la Muerte, como símbolo de Renovación. Y los tibetanos, con su Bardo Todol no se quedaron atrás.

Funerario

Sarcófago del Dios Pacal Palenque, México        Sarcófago de Tutankamom Egipto          Mictlantecuhtli Eros y Tanathos                Mictlantecuhtli y Ehecatl             Yama y Yami Dioses Vida y Muerte

 Calaveras

Calavera Cristal Maya    Ah-Puuch  Dios Muerte Maya   Diosa Kali, India                4 Dioses Muerte              Calavera con Atl-Tlachinolli

Pirámides y Calendarios

Las Pirámides son también elementos comunes, ya sea como Templos, Observatorios Astronómicos, Marcadores de la Ruta Solar, o como preservadores de la Sabiduría Antigua, expresión máxima de la Ley del Centro o Quincunce (4 Direcciones del Universo que se conjugan en el punto central y se elevan hacia el Infinito). Y en lo calendárico tenían calendarios similares de 18 meses de 20 días. El día más largo Maya duraba 13 horas y el más corto 11; para los Egipcios eran de 12 y 55 min., y 10 y 55min., respectivamente.

 Piramides

Pirámide del Sol Teotihuacan, México   Pirámide de Kukulkán Chichén-Itzá, México      Pirámide de Keops El Cairo, Egipto                Pirámide de Güimar Tenerife, Islas Canarias      Pirámide Zangkunchong Zangkunchong, China

 Piramides

Pirámide sumergida Yonanguni, Japón Zigurat de Ur Ur, Irak     Pirámide de Hellennikopn Grecia            Pirámide de Fallicon Francia Templo de Myanmar Birmania

Cosmogonía

Todos estos Génesis de las diferentes culturas,  nos plantean el hecho de que en el principio no había nada, todo estaba oscuro y en calma en el abismo profundo de las Aguas o Caos Espermático del Primer Instante; que sólo se encontraba el «Espíritu de Dios que se movía sobre el haz de las Aguas», dice el Génesis Hebraico; «sólo el Uno respiraba inanimado y por sí sobre el abismo insondable de las aguas», dice el Rig Veda; «sólo Tepeu Gucumatz y los Progenitores estaban en el Agua rodeada de claridad», dicen los Mayas en el Popol Vuh; «En un principio no existía nada; sólo un gran vacío..., únicamente existían los Encantos-Padres..., del Encanto-Padre brotó el Sol y del Encanto-Madre brotó la Luna», dicen los indígenas de los Andes venezolanos. Obsérvese que en cada uno de los relatos subyacen las fuerzas masculino-femeninas como fuente de Creación, aunque sean ellas representadas por el Fuego y el Agua, el So y la Luna, por ejemplo.

Tlaloc

Fuego y Agua Elementos  representados   por el Disco Solar y  Tlaloc Dios de las Aguas Azteca  Sol y Luna 

Cosmogonia 1

detalle de Virgen de la Estrella en Tortosa Tarragona España 

Isis

Isis con el Sol entre los cuernos del Creciente Lunar y Amon-Rá, Dios Solar Egipcio

Concepciones Religiosas

Brahama Vishnu Shiva

Brama-Shiva-Vishnú     

Padre Hijo Espíritu Santo

Padre-Hijo-Espíritu Santo           

Osiris Isis Horus

Osiris-Isis-Horus             

Trinidad Celta

Trinidad Celta

La Trinidad Cristiana de Padre-Hijo-Espíritu Santo, es denominada por los Mayas Huracán: Caculhá-Huracán, Chipi-Caculhá y Raxa-Caculha, formando estos 3 el Corazón del Cielo. Los Egipcios la designan con los nombres de Osiris-Isis-Horus; los Indostánes: Brahma-Shiva-Vishnú; los Aztecas como Ometecuhtli-Omecíhuatl-Quetzalcóatl...

Cruces

 Mosaico Romano | Tejido Tule Colombia | Templo Hindú | Estatua de Budha | Vasija Budhista| Mosaico Hebreo | Dios Celta

Los Infiernos Latinos son llamados el Averno por los romanos, Patala por los Indostanes, Xibalbá por los Mayas, Mictlán por los Aztecas. Así mismo nos hablan de Cielos, Regiones Celestes, Aeones, Supramundos, Campos Eliseos, Moradas, Olimpo, etc., etc. En total 13 Cielos (como nos enseña la Cábala con su Árbol Sephirótico) y 9 Infiernos (como describiera el Dante Aligiere en su «Divina Comedia».

 Cruces

Pintura Arena Navajo | Moneda China | Vasija Griega | Vasija Teotihucana | Dibujo Hopi | Ventana Hindú | Diosa Ganesha

La Cruz en todas sus concepciones (Svástica, Caravaca, Potenzada, Tau, San Andrés, o sea en X, T, K, etc.), se puede encontrar no sólo en los templos  y lugares sagrados, sino también en los glifos de los códices, en los adornos de los edificios, en los dibujos de la cerámica, etc., representando la unión de los dos aspectos complementarios de la creación: lo Masculino y lo Femenino y como en el caso de la svástica, el Jardín Cósmico en acción en creación infinita.

 Cruces

Quetzalcóatl en cruz | Baco-Orfeo | Jesús con la Cruz | Cruz 4 Elementos | Disco Solar Maya | Cruz Egipcia| Cruz Cristiana

Concepciones Alquimicas

Caduceos 

Atl-Tlachinolli                    Caduceo Babilonia          Caduceo Azteca               Caduc. Alemán

Véanse nada más las figuras de estos Caduceos atribuidos en Roma y Grecia al Dios Hermes o Mercurio, pero aquí los porta Quetzalcóatl o lo forman la pareja China; sólo cambia la forma artística, pero en el fondo representan lo mismo: la conducción de las Fuerzas Luni-Solares por sus canales específicos hasta lograr la Auto-Realización Intima del Ser, y cuya representación la vemos en el Águila tragándose la Serpiente tanto en el México Azteca o en la cultura de San Agustín en Colombia.

 Caduceos

Códice Borgia    Quetzalcóatl      Pareja China      San Agustín Colombia   Emblema Azteca             Caduc. Egipcio                      Hermes, Turquía             Hermes Griego

Transformación Psicológica

 Muerte

Perseo y la Medusa       David y Goliat    Judith y Holofernes        Decapita. Juan Bautista                Diosa Kali, India

La transformación interior del ser humano, es decir, la eliminación de los diferentes aspectos de nuestra psiquis que personifican nuestros defectos de tipo psicológico y que eclipsan nuestra Conciencia, la pérdida de la identidad psicológica actual y la consecución de la nueva identidad del Ser, queda muy bien expresada en las luchas titánicas de los Héroes Solares (Perseo, Hércules, Huitzilopochtli, Sigifredo, San Miguel o San Jordi, etc.), contra las bestias míticas (Hidra de Lerna, la Medusa o Gorgona, el Dragón de las Tinieblas, la Coyolxauhqui, etc.), a quienes decapitan o eliminan, o la propia decapitación, ya que esta decapitación es, como ya dijimos, el símbolo de la Muerte Psicológica, la muerte de nuestros propios Defectos (ira, envidia, lujuria, gula, orgullo, pereza, etc).

Muerte 

San Jordi y el Dragón     Sigifredo y el Dragón                     Decapitado, Museo México       Sn. Miguel y Dragón       Decapitado, Codicie Laúd

Serpientes, Águilas, Tigres, y otros animales míticos están también presentes y representando las mismas Fuerzas, Energías o Misterios de la Naturaleza tanto en oriente como en occidente, al sur y al norte... Y sería largo enumerar las múltiples semejanzas en las concepciones filosóficas, religiosas, artísticas de todas las culturas.

Así pues, el arte de los antiguos y los Mitos no son ficción puesto que poseen, en el fondo, una REALIDAD FUNDAMENTAL, que para algunos puede ser Social, Psicológica, o Espiritual y Trascendental; además de su inmensa importancia en el pensamiento moderno, cabe también señalar, que su estudio constituye el «Hilo de Ariadna», para guiamos en el momento presente y cimentar, nuevamente, la Edad de Oro de los antiguos tiempos de esplendor, y para responder a los enigmas del hombre y del Cosmos.

«Los Mitos pertenecen al Tiempo Sagrado, a la Eternidad»... dice Jacquetta Hawkes. Pensadores de muchas disciplinas diferentes han descubierto que el mito representa en todas las épocas una VERDAD ABSOLUTA Y «facilita la penetración en las indescriptibles REALIDADES EL ALMA», o (como dice Malinowski), «no está en la naturaleza de una invención..., sino de una REALIDAD VIVA». Desde los Arapagos en Arizona, hasta los Aruntas de Australia pasando por Mayas, Aztecas, Incas, etc.; desde los Chiriguanos del sureste de Bolivia hasta los antiguos Griegos, Babilonios, Egipcios, etc., encontramos alusiones extraordinarias que no hacen sino producir, en su conjunto, una simbiosis divina de la Eterna Sabiduría (Gnosis).

Es por eso que antropólogos oficiales como Mircea Eliade o Elaine Pagels comienzan a comprender que la Gnosis como Sabiduría Trascendental no surge (como hasta hace poco se suponía), del cercano o medio Oriente o en los primeros siglos del Cristianismo, sino que empiezan a considerarla como un fenómeno de la Conciencia misma del hombre, es decir, el ser humano, esté donde esté, en el Polo o la Patagonia, podrá tener relación con la misma fuente del Conocimiento Universal por Experiencia Directa, esto es, poniéndose en contacto con las Fuerzas, Elementales, Principios Inteligentes, y con cualquier otro aspecto de lo Metafísico, Psicológico de su propio Ser, etc., y por lo tanto su experiencia siempre será la misma en el sentido de que la Dialéctica de la Conciencia tiene su lenguaje simbólico muy particular que sólo le habla a la Conciencia del experimentador; no por todo esto se descarta  la Tradición Esotérica, quien como depositaria de la Sapiencia Cósmica, puede servir de fuente para diversas culturas de lado y lado del océano como lo sería, por ejemplo: La Atlántida.

Esta universalidad de la Gnosis es aplicada quizás por primera vez a las Culturas de América Antigua, por el V.M. Samael Aun Weor, cuando leemos en su libro «La Doctrina Secreta de Anáhuac» lo siguiente: «Como quiera que los estudios Gnósticos han progresado extraordinariamente en estos últimos tiempos, ninguna persona culta caería hoy, como en antaño, en el error simplista de hacer surgir las corrientes Gnósticas de alguna exclusiva latitud espiritual. Si bien es cierto que debemos tener en cuenta en cualquier Sistema Gnóstico sus elementos Helenísticos Orientales, incluyendo Persia, Mesopotamia, Siria, India, Palestina, Egipto, etc., nunca debemos ignorar a los Principios Gnósticos perceptibles en los sublimes cultos de los Nahuas, Toltecas, Aztecas, Zapotecas, Mayas, Chibchas, Incas, Quechuas, etc., etc., etc., de Indoamérica».Concluye el Sabio Maestro diciendo: «La Gnosis es un funcionalismo muy natural de la CONCIENCIA DESPIERTA una PHILOSOPHIA PERENNIS ET UNIVERSALIS».

La diferencia está solamente en el matiz que cada pueblo le imprime a la misma Gran Sabiduría de todos los Tiempos. México, crisol de razas e inquietudes, ha acumulado múltiples ejemplos de creatividad, aunque (como ya dijimos) con características similares a la de otros pueblos. Desde luego, los Antropólogos Gnósticos exploramos, con Imaginación Creadora, las Grandes Verdades yacentes en todas esas tradiciones...

Enviado por César Owen, España

Descargar en: Word | Zip | Pdf | Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 |
Suscribirme