Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

EL ARTE EN LOS PILARES DE LA GNOSIS

Arte y Pilares

“El arte se define como la actividad que realiza el ser humano en cualquier área de su vida; ejemplo: música, arquitectura, relación de pareja, familia, etc. como expresión de lo que es conciente; dejando una enseñanza en ese momento y a la posteridad. Para lo cual se tiene que inspirar en forma divina, para no expresar lo que el ego quiera.”

Por eso hablar de arte en cualquiera de sus pilares nos lleva a la realización completa de la verdad en nosotros mismos y manifestarla a nuestro entorno familiar, por ejemplo, siempre pensamos en arte nada mas es música, pintura, etc. y es necesario darnos cuenta que el saber vivir en armonía con nosotros mismos y los demás  también es un arte, porque conlleva las reglas de la divinidad. Un día de nuestra vida podría ser un completo desorden, es decir nada armonioso, dejando una mala enseñanza a nuestros hijos, etc. una relación sexual en forma desordenada, sin oración, sin inspiración para la transmutación, nada mas por impulso lujurioso, etc. no es nada artístico.

 Nosotros somos los directores de nuestra orquesta psicología interior y por lo tanto podemos entonar mentiras o verdades según nuestro actuar. Estamos acostumbrados a vernos y ver a los demás con prisa, con estrés, en forma acelerada, atropellada, encorvados, expresión deforme en nuestros ojos, etc. es muy raro ver a alguien caminar en paz, con una mirada profunda y sabia, en calma interior.

En nuestro ser, la parte que se relaciona con el arte, nos lleva a convivir con lo sagrado, con lo divinal, con la inspiración divina y después trasladarla hasta el contexto del tiempo y del espacio del momento actual y plasmarla para que la humanidad reciba una enseñanza en su conciencia.

Si escucháramos una sinfonía de Beethoven con los sentidos y la conciencia,  esta música la traduciríamos como  una conferencia  si ese fuera nuestro interés; como un consejo sobre algun asunto en particular; como una experiencia con nuestros padres internos; ya que el universo, la creación, siempre procurará darnos lo que buscamos, en sinfonía con nuestro desarrollo espiritual.

Somos un universo en miniatura y tenemos “el todo” de la misma creación dentro de nosotros mismos, la enseñanza de los grandes sabios es de esa manera universal.

Cuando vemos al artista desarrollando una escultura, una sinfonía, etc., en realidad solo vemos al instrumento en un contexto tridimensional; si somos un poco clarividentes veríamos a los distintos átomos maestros dirigiendo a los torbellinos de átomos angélicos inspirando, formando y volviendo a formar las estructuras de la obra a realizar. Ver de esta manera es sintonizarse con la creación y el creador, estas obras son vida pura, por eso el tiempo es necesariamente el movimiento de nuestro interior.

Otro ejemplo sería el médico: en una consulta. Vemos al sabio de las plantas ya sea sentado o parado dialogando con el paciente, escuchándolo y motivándolo a la curación, anotando los procedimientos a seguir, recetando vida, pero en el fondo este tipo de medico realiza la curación a través de las palabras que dirige al paciente, ya que estas atraen las energías necesarias para su curación a través de las plantas, un masaje, una mirada, una sonrisa, etc. este es el arte de curar.

El arte en el leer para hacernos concientes del conocimiento, nos lleva a darnos cuenta  de que  tal información es real o falsa, sin necesidad de razonar, comparar, sopesar, etc. el conocimiento es directo, ya que al leer no solamente recibimos información intelectual, sino también vivencia, experimentación de los contenidos.

Enviado por: Juan Martín Hernández

Descargar en: Word | Zip | Pdf | Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 |
Suscribirme