Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Cosmogenesis

La Triada Inmortal

Triada

Cuando el Padre se une a la Madre, nace el Hijo. Cuando un hombre y una mujer se unen, algo se crea. Padre, madre, hijo. El misterio de la Trinidad resplandece en todas las Teogonías religiosas. El número tres es totalmente creador. El Padre muy amado; el Hijo muy adorado; el Espíritu Santo muy sabio resplandecen dentro de nuestro corazón. Cuando un hombre y una mujer se unen, pueden convertirte en Dioses porque en ese momento crean una nueva vida, Así es como la Trinidad se hace carne en nosotros.

El Hijo vino al mundo para salvarnos y es necesario saber qué es el Padre, qué el Hijo y qué el Espíritu Santo. Todas las Trimurtis sagradas de todas las religiones corresponden a las tres fuerzas primarias del Universo. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo (así nombradas entre los católicos) constituyen una trinidad dentro de la Unidad de la Vida. Así tenemos que entre los egipcios la Triada Inmortal la componen,  Isis, Osiris, Horus; entre los hindúes, Brahatma, Shiva y Vishnú ; los chinos la denominan, El Tao, El Yin y El Yang; los nahuas, Ometecutzintli, Quetzalcoatl y Tezcatlipoca, los mayas, Kakulha Huracán, Chipí Kakulha y Raxa Kakulha; los griegos, Caos, Gea y Eros, los hebreos Kether, Chokmah y Binah, etc.  Son las Trimurtis sagradas que representan siempre las mismas tres fuerzas primarias en todas las culturas, manifestándonos así la universalidad del conocimiento oculto. Todos los fenómenos cósmicos, toda creación, tienen su base en las tres fuerzas primarias. Los científicos contemporáneos, reconocen la fuerza y la resistencia, la fuerza positiva y la fuerza negativa; las células positivas y negativas, es decir, las células masculinas y femeninas, etc., pero ignoran que sin una tercera fuerza neutra es imposible todo fenómeno, toda creación. Es cierto y de toda verdad que una o dos fuerzas no pueden producir ningún fenómeno pero los científicos creen que las fuerzas positivas-negativas, pueden producir todos los fenómenos. Si así mismo nos estudiamos profundamente, podremos descubrir las tres fuerzas en acción. La electricidad no sólo es positiva o negativa, existe la electricidad en su forma neutra. Una o dos fuerzas no pueden producir jamás ningún fenómeno y cada vez que observamos una detención en el desarrollo de cualquier cosa, podemos decir con absoluta seguridad que allí falta la tercera fuerza. Las tres fuerzas primarias se separan y se unen nuevamente, se dividen y multiplican cósmicamente. Estas tres fuerzas emanan del Absoluto, la divinidad no conocida, el Adhi-Buddha hindú, el Wu Chi chino, el Incognoscible, lo Inmanifestado. No entra en la creación. En toda Creación, siempre hay un PRINCIPIO ÚNICO, Alfa y Omega de todo cuanto existe, pero que es incomprensible, inconmensurable, ese es el Dios Inmanifestado, EL Absoluto, identificado entre los nahuas como Tloquenahuaque, Señor del cerca y del lejos, el Dios Supremo de los nahuas. En el Absoluto, (Espíritu Universal inimaginable o Jeú como lo nombraba

Jesús) las tres fuerzas primarias constituyen una unidad indivisible y auto-consciente en forma íntegra. Durante la manifestación cósmica las tres fuerzas primarias se separan y se unen y en los puntos donde las tres concurren, se crean fenómenos, mundos, universos, etc. Estas tres fuerzas en el Rayo de la Creación parecen tres voluntades, tres conciencias, tres unidades. Cada una de estas tres fuerzas contienen en sí mismas todas las posibilidades de las tres, sin embargo, en su punto de conjunción, cada una de ellas manifiesta solamente un principio, el positivo, el negativo, y el neutro. Es interesantísimo ver a las tres fuerzas en acción, ellas se separan, se alejan y luego se reencuentran para formar nuevas trinidades diferentes que originan nuevos mundos, nuevas creaciones cósmicas. En el Absoluto las tres fuerzas son el Logos Único, la variedad dentro de la unidad total, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, constituyendo un Todo Omni-consciente y Omni-misericordioso. Trinidad maravillosa. La ley del triángulo rige todo lo creado. Así pues, fino lector, Existen tres fuerzas básicas en todo lo creado, 1a.

Fuerza positiva. 2a. Fuerza negativa. 3a. fuerza neutra, positivo, negativo neutro. Santo Afirmar. Santo Negar. Santo Conciliar, representadas en todo matrimonio por el varón, la mujer y el fuego sagrado del amor que concilia a los dos primeros. Todas las Sustancias cósmicas están relacionadas con estas tres fuerzas primarlas de todo el cosmos. Todas las Trimurtis religiosas corresponden a estas tres fuerzas cósmicas fundamentales. Los científicos no pueden negar la existencia de las fuerzas Positiva, Negativa y Neutra, y por lo tanto esta TRIMURTI está demostrada. La ley del tres es básica en toda la naturaleza y está totalmente demostrada. Todas las sustancias cósmicas se hallan relacionadas con las tres fuerzas primarias. En un segundo simbolismo hindú, Brahama es la primera Persona de la Trimurti Indostán. Vach, la vaca es la segunda y Virah el varón divino, el ternerillo, el kabir, el Logos, es la tercera persona. Brahama es el Padre. La vaca es la madre divina, (el caos); el ternerillo es el kabir (el hijo), el Logos. Padre, Madre, Hijo, esa es la trimurti puranica. El padre es sabiduría. La madre es amor, el hijo es el Logos, el verbo. El Misterio de la trinidad, resplandece en todas las Teogonías religiosas.

El número tres es totalmente creador.

Enviado por: José Isabel Mauricio Vargas. ICQ Rincón de Romos, Ags. México.

¿Dónde puede encontrarse el oro puro si no es dentro del mineral, rodeado de impurezas? ¿Dónde hallar a un Buda si no es dentro de uno mismo, en medio de las vicisitudes mundanas? DESPERTARES

Descargar en: Word | Zip | Pdf | Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 |
Suscribirme