Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Psicología de auto ayuda:

La Magia del Auto Conocimiento en el Popol Vuh.

“Escuchad nuestros nombres. Os diremos también los nombres de nuestros padres. Henos aquí nosotros: Joven Maestro Mago. Brujito, nuestros nombres. (la conciencia o esencia despierta) He aquí a nuestros padres, que vosotros matasteis: Supremo Maestro Mago, Principal Maestro Mago, sus nombres (Los Valores del Ser). Henos aquí los vengadores de los tormentos, de los dolores, de nuestros padres. Nosotros sufrimos también todos los males que les infligisteis (Todo el dolor y amargura que nos causa el Yo). Por tanto os acabaremos. Nosotros, os mataremos sin que os salvéis” (la necesidad de trabajar eliminando nuestros defectos) (Popol Vuh)

Toda una didáctica para el auto conocimiento y la muerte del “Yo” se encuentra magistralmente descrita en el Capítulo llamado los señores Ahpú o los Magos.

Diosa Roja Maya

Padres:

Inicia este relato hablando del origen de los señores “Ahpú”, encerrando todo en un gran misterio, sus padres Antiguo Secreto y Antigua Ocultadora, son a la luz de la Sabiduría Gnóstica, la viva representación del Ser Interno o Espíritu y su desdoblamiento el Eterno Principio Femenino Eterno Divinal.

Señores Ahpú:

Los nombre de “Los Magos”, son de por si una gran enseñanza.

Hun (Principal o 1) Hun (Maestro) Ahpú (Mago)

Vucub (Supremo o 7) Hun (Maestro) Ahpú (Mago)

Si los analizamos a través de la Cábala o ciencia de los números y reflexionamos en que estos seres eran diestros para todas las artes conocidas, para la flauta, la cerámica, la danza, etc. llegamos a la conclusión, de que lejos de pertenecer a un pasado histórico, son la representación de los Valores del Ser (pues, el no. 1 en cábala es el Ser de Hun-Uno), y las virtudes, dones, capacidades, etc. (pues Vucub es 7 y esto nos recuerda a las siete virtudes principales) como el Amor, la Alegría por el bien ajeno, la diligencia, la templanza, etc., características que deberían existir en todo ser humano.

Señores de Xibalbá:

Antítesis de los Señores Ahpú, existían en el inframundo o Región de Xibalbá (traducido como Demonio), 2 personajes siniestros.

Hun (Principal o uno) Camé (muerto), símbolo del abominable Kundartiguador, Serpiente Pytion, o pasión animal.

Vucub (Supremo o Siete) Camé (muerto), representación de los siete pecados capitales, la ira, lujuria, orgullo, pereza, gula, envidia, codicia y pereza.

10 Príncipes:

Tenían bajo se mando los señores de Xibalbá, a 10 príncipes, encargados de diversas tareas, como la de producir guerras, causar enfermedades, el hambre, el adulterio, la muerte.

Tales seres no son de un pasado histórico, están aquí y ahora en el interior de si mismos, pues las guerras las produce la codicia y el miedo, el adulterio tiene su origen en la lujuria, las enfermedades, es bien sabido que su causa es la ira, el orgullo, la ambición, etc.

HISTORIA:

Inicio:

Además de dominar todas las artes, los Señores Ahpú, eran diestros en el Juego de la Pelota (símbolo de la lucha que eternamente se sostiene entre el Bien y el Mal), Mucho se alegraban de estar participando en el Juego (pues es una alegría para el alma trabajar por la espiritualidad), los gritos de júbilo no tardaron en ser escuchados por los tenebrosos señores de Xibalbá (pues a nuestros defectos psicológicos, les molesta que alguien luche por superarse internamente).

Enojándose bastante por cometer tal “crimen” los Señores de Xibalbá envían a sus mensajeros (4 Búhos) a solicitar la presencia de los señores Ahpú a sus dominios infra dimensionales (el mundo psicológico que todos llevamos en el interior).

Ríos:

En su camino los señores Ahpú pasan por un Río de Agua hirviendo y un río de Sangre, símbolo de las vivientes pasiones humanas, toscas, burdas, comunes, inferiores. Para pasarlas lo logran valiéndose de sus cerbatanas (símbolo estas de la columna espinal, donde desde tiempos remotos aseguran las tradiciones antiguas se “mide” el desarrollo interno del aspirante al camino interior).

4 Caminos:

A la entrada de Xibalbá se presentan 4 caminos de diferentes colores, que coinciden con los 4 colores de la alquimia y los 4 colores del maíz.

1.- Negro. Representación del estado Psicológico en el que nos encontramos.

2.- Blanco. La pureza

3.- Amarillo.- El triunfo

4.- Rojo. La perfección.

Los señores Ahpú toman el camino negro, al igual que la inmensa mayoría de nosotros los seres humanos que habitamos en la tierra.

Encuentro:

Con el fin de engañar a los señores Ahpú (los valores del Ser), los señores de Xibalbá (nuestros defectos psicológicos), habían tallado en madera 2 monigotes (símbolo de los engaños que acostumbran a someternos constantemente), y una piedra la calentaron al rojo vivo (las tentaciones sexuales) y los Señores Ahpú, así como la mayoría de nosotros, sucumbieron.

Muerte:

Así fueron vencidos (y así somos vencidos, día a día por nuestros defectos psicológicos), y fueron muertos, decapitados y puestos en pedazos en un árbol (este es el momento preciso en que nos encontramos en la actualidad, los valores del Ser, están muertos en nosotros)…

Más ocurre un milagro (la esperanza de redimirnos), el árbol florece al instante que colocan sus cabezas –pues el árbol estaba seco- y sus frutos se confunden con sus cabezas.

Virgen Xquic,

Hun Hunahpu

Una virgen de nombre Xquic (la de la sangre), hija de uno de los 10 príncipes de Xibalba, intrigada por el misterio del árbol, desobedece la orden de jamás acercarse a tal árbol y frente al árbol, Hun Hun AhPú le pregunta -¿Qué Buscas?, “Les busco y les deseo”, -“Alarga la mano, joven doncella” –Diji Hun Hun Ahpú, este entonces escupió y la saliva quedó en su mano y en este preciso instante quedó embarazada (sin contacto de varón).

Nacimiento de los Gemelos Divinos.

Después de muchas penurias, nacen Xbalanqué (Brujito) y Hunabpu (maestro Mago), heredando todo lo de sus padres, las artes, la música, la destreza, etc. Al ir creciendo van dándose cuenta que su destino no era solo vivir por vivir y después de un encuentro con los animales del bosque descubren lo que por tanto tiempo por temor su abuela les había ocultado, El Campo de la Bola Religiosa (juego de pelota), aprenden rápidamente a realizarlo, y pronto se encuentran jugando en el (trabajando por el despertar de la conciencia).

Naturalmente no iba a pasar por desapercibido y fueron escuchados por los Señores del inframundo, así como a sus padres los mandan llamar y se dirigen a la región de Xibalbá (nuestro espacio psicológico).

Encuentro:

Nuevamente pasan el río de agua hirviendo y el río de sangre, se encuentran con los 4 caminos.

Los señores de Xibalbá tratan de engañarlos (como nos engañan día a día a nosotros), mostrándoles 2 muñecos de madera, más Maestro Mago y Brujito, envían un mosquito (símbolo de la Auto Observación psicológica) a picar a cada uno de ellos, descubriendo así sus nombres y el engaño (con la Auto Observación psicológica, nos damos cuenta de la falacia del Yo y conocemos como somos realmente).

Las Mansiones de Xibalbá.

Tenían los señores de Xibalbá (nuestros Yoes) mansiones donde solían vencer a sus enemigos.

1.- La Casa de las tinieblas.- La ignorancia sobre las enseñanzas que nos pueden llevar a Auto Realizarnos,

2.- La Casa del Tigre.- Las astucias y mecanismos que tiene el Ego para vencernos, la tentación.

3.- La Casa de las obsidianas.- Las críticas y calumnias en las que solemos caer y así alejarnos del camino.

4.- La Casa del Fuego.- Las diferentes circunstancias de la vida, los problemas, que al identificarnos en los mismos caemos en el sueño de la conciencia.

5.- La Casa del Murciélago.- En este caso el murciélago significa el fanatismo, la ignorancia y el error.

6.- La Casa del Frío.- El frío espiritual, la falta de entusiasmo místico que os cierra las puertas a la práctica de la enseñanza.

MuerteMuerte de los Señores de Xibalbá.

Después de vencer todas las pruebas impuestas por los tenebrosos, son incinerados y sus cenizas echadas al río (las aguas puras de vida) y renacen como el Ave Fénix, más poderosos y virtuosos que antes.

Disfrazados de mendigos, inician un recorrido haciendo prodigios extraordinarios, uno de los gemelos divinos daba muerte al otro y con danzas tan pronto lo resucitaba.

Llega a oídos de Hun Camé y Vucub Camé estos prodigios, sienten el anhelo de saber que es la muerte y resucitar, los mandan llamar y piden ser muertos y resucitados.

Los gemelos divinos entonces toman su hacha y decapitan a los dos reyes, (dan muerte a los defectos principales a la pasión animal y las siete cabezas de legión) y sin misericordia acaban con los señores de Xibalabá (tarea de todo verdadero aspirante a la sabiduría).

Van a donde enterraron sus padres (al árbol de la vida) y se abre el cielo y descienden a ellos los valores de sus padres (las distintas virtudes que se obtiene al eliminar el Yo).

El Popol Vuh, nos muestra el camino tan buscado por todos los siglos, la verdad se encuentra en uno mismo, en desintegrar eso que nos hace tan miserables, y solo a través del auto conocimiento, de la comprensión profunda de nuestros defectos es como lograremos integrarnos a los valores espirituales del Ser y cumplir con la misión que tenemos en esta vida.

Jenaro Ismael Reyes Tovar. ICQ Loreto, Zacatecas.

Hunahpú e Ixbalanqué lanzaron su palabra al viento, que se detuvo para oirlos. ¡Nosotros somos los vengadores de la muerte! Nuestra estirpe no se extinguirá jamás mientras haya luz en el lucero de la mañana… ¡Hunab Ku! Popol Vuh

Todo el simbolismo gnóstico a detalle en el libro: Enseñanzas Secretas del Popol Vuh

Índice | Descargar en: Word | Zip| Pdf | Texto
Capítulo: 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | 12 | 13 |
Suscribirme