Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

PSICOLOGÍA DE AUTO AYUDA:

La Mentira de Nosotros Mismos

CentauroLamentablemente siempre pensamos de nosotros lo mejor, jamás se nos ocurre pensar que ni siquiera poseemos una individualidad verdadera. Lo peor del caso  es que nos damos el falso lujo de suponer que cada uno de nosotros goza  de plena conciencia y voluntad propia.

Dentro de cada uno de nosotros  muchos, miles de individuos diferentes: sujetos distintos, “yoes” o gentes que se pelean por la supremacía y que no tiene orden o concordancia alguna.

Si fuéramos concientes, si despertáramos de tantos sueños y fantasías, cuán distinta sería la vida. Más, para colmo de nuestro infortunio  las emociones negativas, las auto-consideraciones  y amor propio nos fascinan, nos hinoptizan, jamás nos permiten  vernos tal cual somos.

Es evidente que jamás lucharíamos por conseguir  algo que creemos tener. La fantasía nos hace creer que somos poseedores  de la individualidad.

La fantasía es una fuerza real que actúa sobre la humanidad y que mantiene  al “humanoide intelectual” en estado de sueño, haciéndole creer que ya es un hombre que posee verdadera individualidad, conciencia despierta, etc.

Hemos nacido con un tres por ciento de esencia libre de “Yoes”. Esta esencia es enviada por el Real Ser Interior con el propósito de auto-conocerse y Auto-realizarse, pero ella no puede desarrollarse por sí misma. Para que la esencia o conciencia pueda desarrollarse, algo nuevo debe ocurrir, algo revolucionario es necesario efectuar. Nos estamos refiriendo  al trabajo sobre sí mismos.

Cuando la personalidad y ego quedan pasivos, la conciencia trabaja, y esto ocurre si uno aprende a dividirse entre observador y observado. Si no se produjera esta división, mediante un acto de “recuerdo de sí”, entonces la conciencia libre tampoco puede ayudar en la observación  de los “yoes” que aprisionan el otro noventa y siete por ciento de conciencia.

La auto-observación  permite comprender, por medio de una auto-experiencia  directa, que no somos una persona, sino muchas personas o yoes,  percepción que se logra cuando uno aprende a dividirse entre OBSERVADOR Y OBSERVADO.

El Observador es la conciencia libre de yoes, y lo observado es o son las funciones psicológicas: emociones, pensamientos, etc.

Eliminando yoes-defectos, podemos llegar a posiciones elevadas en la escala del SER.

Lamentablemente poseemos  una gran cantidad de yoes que mienten y además  justifican sus mentiras.

Existen dos formas de mentir: mentir a los otros  y mentirse a sí mismo, pero estas dos formas  están indisolublemente unidas la una a la otra.

¿Qué es mentir? “en el lenguaje corriente, mentir quiere decir deformar, o en ciertos casos disimular la verdad. Esta clase de mentira  desempeña un papel importante en la vida”, pero la peor forma de mentira es la que surge de la ignorancia, cuando no sabemos que mentimos. En nuestro actual estado de conciencia (de sueño y de vigilia), no podemos conocer eso que se llama “la verdad” pero podemos simular que la conocemos y eso es mentir.

Para convertirnos en hombres debemos empezar  por ahorrarnos las energías conscientitas que solemos  derrochar con las emociones negativas, ya que nos vuelven mentirosos.

La mentira produce una desconexión  con las partes superiores del ser. La mentira es una conexión negativa de la mente, es una dislocación o separación  de la mente con las partes superiores del ser.

En principio, si queremos acabar con la mentira, debemos observarnos tal cual somos, sin artificios, sin especulaciones  intelectuales, sin evasivas  de ningún tipo.

Cuando una emoción o pensamiento negativo nos embargue, hay que observar que tipo de agregado psicológico los ha provocado, y después de haberlo observado en acción, debemos someterlo a la técnica de la meditación  para comprenderlo y luego eliminarlo.

La impureza de nuestros estados emocionales tiene su causa-raíz en la auto-compasión, en la auto-consideración , en el miedo , los celos, los recelos, la desconfianza, las auto-decepciones, las frustraciones, el aburrimiento, etc., y en general en todas las insinceridades  y mentiras con nosotros mismos.

Todos los seres humanos poseemos una idea equivocada de sí mismos, creemos en nuestros méritos, pensamos que somos excelentes personas, creemos que somos concientes, que tenemos voluntad, continuidad de propósitos, sentido de la responsabilidad moral, etc. Todo esto hace que nuestra vida emocional  se fundamente  en la auto-simpatía, en la auto-valoración egoica, por lo que de hecho resulta desastrosa, insincera, mentirosa.

Se requiere una profunda sinceridad y también una considerable reorientación de los conceptos que sobre uno mismo se tienen, para comprender estos planteamientos, por que en efecto, son tantas las ilusiones, tantas las formas del orgullo y de las maneras de pensar, que a causa de ello no vemos como es en realidad la situación dentro de nosotros y cual es nuestra posición  frente a la vida.

De ahí la necesidad de luchar a muerte contra la fantasía, si es que no queremos ser víctimas de emociones artificiales  y de experiencias falsas, las que además de ponernos  en situaciones ridículas, detiene toda posibilidad de desarrollo interior.

Samael Aun Weor. Diversas Obras

La boca que habla verdad está siempre firme pero el testigo inconsiderado zurce una jerga de mentiras. Lleno está de engaño el corazón de los que maquinan el mal; pero los que se ocupan en designios de paz se bañarán en gozo. Proverbio bíblicos. Cap. 12 Vers. 19 y 20

Descargar en: Word | Zip | Pdf | Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 | 11 | 12 | 13 |
Suscribirme