Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

LEYENDAS Y CUENTOS:

La Sopa del Pato

Sopa del Pato

Cierto día, un campesino fue a visitar a Nasrudin, atraído por la gran fama de este y deseoso de ver de cerca al hombre más ilustre del  país. Le llevo como regalo un magnifico pato. El Mulla, muy honrado, invitó al hombre a cenar y pernoctar en su casa. Comieron una exquisita sopa preparada con el pato. A la mañana siguiente, el campesino regreso a su campiña, feliz de haber pasado algunas horas con un personaje tan importante.

Algunos días más tarde, los hijos de este campesino fueron a la ciudad y a su regreso pasaron por la casa de Nasrudin. - Somos los hijos del hombre que le regalo un pato - se presentaron. Fueron recibidos y agasajados con sopa de pato.

Una semana después, dos jóvenes llamaron a la puerta del Mulla. - ¿Quiénes son ustedes? - Somos los vecinos del hombre que le regalo un pato. El Mulla empezó a lamentar haber aceptado aquel pato. Sin embargo, puso al mal tiempo buena cara e invito a sus huéspedes a comer.

A los ocho días, una familia completa pidió hospitalidad al Mulla. - Y ustedes ¿quiénes son? - Somos los vecinos de los vecinos del hombre que le regalo un pato. Entonces el Mulla hizo como si se alegrara y los invito al comedor. Al cabo de un rato, apareció con una enorme sopera llena de agua caliente y lleno cuidadosamente los tazones de sus invitados. Luego de probar el liquido, uno de ellos exclamó: - Pero... ¿qué es esto, noble señor? ¡Por Ala que nunca habíamos visto una sopa tan desabrida! Mulla Nasrudin se limito a responder: - Esta es la sopa de la sopa de la sopa de pato que con gusto les ofrezco a ustedes, los vecinos de los vecinos de los vecinos del hombre que me regalo el pato.

 ----------

 En un momento dado, existe una verdad. Enseguida todos la quieren conocer, pero reciben la versión de la versión de la versión de la verdad. Y en el fondo, nada pueden aprender de ella. Ciertas verdades son la sopa en la cual ya no hay ni sombra del pato.

 --------------------------------------------------------------------------------

El Gramático

 Mulla Nasrudin consiguió trabajo de barquero. Cierto día, transportando a un gramático, el hombre le pregunta: - ¿Conoce usted la gramática? - No en absoluto - responde con firmeza Nasrudin. - Bueno permítame decirle que ha perdido usted la mitad de su vida! - replica con desdén el erudito.

Poco después, el viento comienza a soplar y la barca está a punto de ser tragada por las olas. Justo antes de irse a pique, el Mulla pregunta al pasajero: - ¿Sabe usted nadar? - ¡No! - contesta, aterrorizado el gramático. - Bueno, permítame decirle que ha perdido usted toda su vida!

 ------------------

 ¿Es necesario instruirse? Si, es importante hacerlo, pero hay que indagar de que sirve el conocimiento adquirido y saber deshacernos del que es inútil. Por mi parte, prefiero utilizar el conocimiento para desarrollar una técnica personal que conozca a fondo y se aplique a la realidad, en vez de coleccionar miles de conocimientos que no aplicare nunca.  ¿De qué sirven todas las teorías sobre sexualidad, el amor, el bien, la oración..., si jamás las aplico? Es como ocultarse atrás de ese saber, para no hacer nada.

De los libros: "Los Sufis" y "La sabiduría de los idiotas"  -  Autor: Idries Shah.

Umberto Levagui.- Gnosis Uruguay

Descargar en: Word | Zip | Pdf | Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 |
Suscribirme