Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

FILOSOFÍA GNÓSTICA:

En Búsqueda de la Sabiduría

Busqueda de la Sabiduría

En la antigüedad eran muchas las pruebas que se exigían para poder entrar a una escuela de misterios, que pudiera en verdad entregarnos las claves precisas que aplicándolas en nuestro diario vivir nos llevaran realmente a un desarrollo armonioso de todas nuestras facultades.

Basta recordar la majestosa obra de Mozart “La Flauta Mágica” en donde se recuerda lo que tenía que pasar el aspirante a los misterios egipcios, confirmando tales pruebas, el maestro Samael nos dice en su libro: Mi regreso al Tíbet

“En la prueba de FUEGO hube de controlarme a mí mismo lo mejor que, cuando atravesé un salón en llamas, el piso aquel estaba lleno de vigas de acero encendidas al rojo vivo: muy estrecho era el paso entre aquellos tirantes de hierro ardiente, apena si había espacio para poner los pies; por aquellos tiempos mucho aspirantes perecieron en este esfuerzo.

Todavía recuerdo con horror aquella argolla de acero enclavada en la roca, al fondo sólo se veía tenebroso el horripilante precipicio, sin embargo salí victorioso en la prueba de aire; allí donde otros perecieron, yo triunfé.

Han pasado muchos siglos y todavía no he podido olvidar a pesar del polvo de tantos años, aquellos cocodrilos sagrados del lago; si no hubiera sido por las conjuraciones mágicas, habría sido devorado por esos reptiles como siempre sucedió a muchos aspirantes.

Innumerables desdichados fueron triturados y quebrantados por las rocas, en la prueba de la tierra, más yo triunfé y vi con indiferencia dos moles que amenazaban mi existencia cerrándose sobre mi como para reducirme a polvareda cósmica.

Ciertamente yo no soy más que un mísero gusano del lodo de la tierra, pero salí victorioso.”

Ahora tales pruebas obviamente ya no existen, más ahora tenemos algo mucho más complicado de trascender, así como Teseo tuvo que introducirse al laberinto de Creta y vencer al Minotauro, y después salir victorioso guiado por el hilo de Ariadna, de esta misma forma  nos encontramos ahora ante un laberinto aun más espantoso, más difícil de pasar, el de las escuelas que abundan en el mundo y que dicen tener la sabiduría.

Unos nos dicen una cosa, otros nos dicen otra más, y al fin terminamos todos confundidos y sin haber realizado un cambio significativo en nuestra vida de manera positiva. Teorías, teoría y más teorías que a nada nos conducen.

Dice una leyenda: “Que los dioses se reunieron para esconder la sabiduría, pues el ser humano se iba a degenerar y no era recomendable que la tuviera en sus manos pues solo se destruiría más rápido y lograría realizar daños muy grandes. Pero era necesario que estuviera al alcance de gentes preparadas para que hicieran buen uso de ella.

Se levantó el Dios de las aguas y dijo: "Escondamos la sabiduría en el fondo de un océano, en una caverna submarina y pongamos un monstruo marino a resguardarla, ahí nunca la encontrará". Uno de los Dioses se adelanto el futuro -dice la leyenda-  y se encontró con la sorpresa de que el ser humano haría guerras en el fondo de los océanos, y que si la sabiduría estaba ahí, en qué manos iba a caer, no era pues buen lugar.

Se levantó -en la asamblea- el dios de la tierra y dijo: "Escodamos la sabiduría en las entrañas de la tierra, ahí nunca se le ocurrirá buscar", nuevamente se adelantan al futuro y se dan cuenta que el ser humano haría perforaciones en todos lados, por codicia, buscando minerales, piedras preciosas, etc.

Y qué tipo de ser humano encontraría la sabiduría, tampoco era buen lugar. Entonces hablo el dios del aire y dijo: "Escondamos la sabiduría en la más alta montaña, donde jamás pie humano ha llegado", se adelantan al futuro y ven que el ser humano por orgullo trataría de conquistar las más altas montañas, gente así tampoco era recomendable que la encontrara.

Hablaron de decenas de lugares, más ningún lugar era seguro, por fin uno dijo: "Escondamos la sabiduría dentro del mismo ser humano, ahí no la buscará, solo el que tenga puro y noble corazón se le ocurrirá buscarla en ese lugar". Todos los dioses estuvieron de acuerdo, y desde entonces la sabiduría está ahí...”

Si reflexionamos en esta leyenda nos daremos cuenta que la sabiduría o la verdad no la posee ninguna escuela, está dentro del mismo ser humano, los distintos grupos que existen en el mundo solo te dan las técnicas para encontrarla, tales escuelas deben existir pues los seres humanos tienen distintos niveles de aprendizaje espiritual.

Te advierto, quien quiera que fueres, Oh! Tu que deseas sondear los arcanos de la Naturaleza, que si no hallas dentro de ti mismo, aquello que buscas, tampoco podrás hallarlo fuera. Si tu ignoras las excelencias de tu propia casa, ¿Cómo pretendes encontrar otras excelencias?. En ti se halla oculto el tesoro de los tesoros. Oh! Hombre, conócete a ti mismo y conocerás al Universo y a los Dioses. Frase Inscrita en el templo de Delphos

Jenaro Ismael Reyes Tovar. ICQ Gnosis San Luis Potosí, S.L.P.

Descargar en: Word | Zip | Pdf | Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 | 09 | 10 |
Suscribirme