Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

Templo IV

El de la serpiente bicéfala es de 64,6 metros (el de más altura de Tikal). Este templo tiene su explicación en el EL BINARIO SERPENTINO.

Templo IV. Zona Arqueológica de Tikal

De JU NAB KU, el ÚNICO DIOS, el ABSOLUTO, el GRAN ALIENTO, invisible incomprensible, emanó, ITZAMNÁ, llamado también, OXLAHUMTIKU, Dios Trece, que es SAKUTKOL y VITOL, o sea, el creador y el formador, que en sí conlleva los aspectos Along, la Diosa Madre, la que concibe los hijos, Leal, hijo y Along, dar a luz. Y Kaholong, el Dios Padre que engendra a los hijos; de Kahol, hijo del padre y Kaholong, engendrar.

El Gran Padre y la Gran Madre, así los llaman los mayas, es decir, La Dualidad maravillosamente representada por la Serpiente Bicéfala o de doble cabeza.

De este divino principio dual, masculino y femenino, emanó todo el Universo, porque de esta dualidad misteriosa, se desprenden: Kakulha Huracán, el Padre; Chipí Kakulha, el Hijo, y Rasha Kakulha, el Espíritu Santo, y estos 3, son el Corazón del Cielo o HURACÁN.

Templo 4. Zona Arqueológica de Tikal

Vienen después los 4 Chakes o Bacabes, 4 dioses de color diferente, del Binario Divino e invisible ya mencionado, nacieron los cuatro colores de las cuatro razas que actualmente pueblan el mundo.

Estos 4 Chakes o Bacabes son: Sha Ki Chac, que representa el Norte; Kan Sis chac, representa el Sur; Chac Si Chac, representa el este; Et Chic Chac, representa el oeste.

Estos también eran llamados Chac Ba Cab, Et Ba Cab, Sat Ba Cab y Kan Ba Cab.

El Dios Dual es conocido también como Ixpillacoc, aspecto masculino, e Is Bu Came, aspecto femenino, que significa el Viejo y la Vieja, o sea el Dios Viejo.

De esta manera tenemos representado en el Templo IV, un principio uterino, el espacio abstracto absoluto, la Gran Madre, el Gran Vientre, donde tiene lugar la manifestación, y el Gran Padre Cósmico Común, que emana directamente del Absoluto, del Gran Aliento.

Esta bipolaridad o Gran Padre – Madre, tiene como decimos, 3 aspectos, simbolizados por la forma triangular de la pirámide, o sea la Primera Triada o Trimurti de todas las Teogonías; Brahma, Visnhú y Shiva, o Padre, Hijo y Espíritu Santo, lo que nos manifiesta la Universalidad del Conocimiento Oculto.

Simbolizados por la base cuadrada de la pirámide, tenemos a los (tetrasustentadores de Universo) los 4 Bacabes o Chakes entre los mayas, o los 4 Tlalokes entre los nahuas; son los que están en los 4 rincones del Cosmos, loa Agrimensores (los que miden), los que cuadrangulan el Universo, los que hacen la cuadratura del círculo, el Padre crea el Cosmos que distribuye en dos planos cuadrangulares superpuestos, el Infinito demarcando sus ángulos y estableciendo sus dimensiones, fijando así el patrón geométrico que diera las pautas para la cosmogonía, la astronomía, la cronología y la agrimensura náhuatl y maya.

El cuadrángulo Planetario por lo que a la tierra se refiere, está determinado por los 4 puntos solsticiales y se divide en 4 partes iguales por la CRUZ astronómica que apunta hacia los 4 puntos cardinales; en el cielo son los cuadrángulos de las estrellas visibles en el arriba y abajo de la tierra.

La oscilación (espacio recorrido) anual regular de los puntos oriente (levante) y poniente del Sol, forman Cruz.

Dicen nuestros antepasados aborígenes: “buscaba los ángulos del firmamento, medía lo que hay allí y cuadraba las medidas, estableciendo los puntos de lo que hay en el cielo y en la tierra, deduciendo la cuadratura del Universo”.

Los 4 Bacabes, Chakes o Tlalokes, son los 4 pilares que sostienen al Universo, los cuatro elementos, y componen el cuadrado perfecto.

De allí, el porque nahuas y mayas, levantaban sus ciudades a partir de un cuadrado, cuyo centro representaba el Ombligo del Cosmos, lo que se asimila evidentemente a un Onfhalos, el Ombligo de la tierra, la ciudad.

Nuestra información se complementa comprendiendo que los 4 rumbos señalados, en los 4 puntos señalados, se implica la existencia de los 4 Dioses Cósmicos o Ángeles.

Hay que reparar en la importancia de la expresión OMBLIGO, porque en la manera de pensar y de expresarse de todos los pueblos autóctonos de América, donde quiera se hallara el hombre, allí era el OMBLIGO de mundo, no importa en que lugar se hallara un hombre.

Esto es perfectamente acorde con el aforismo Hermético: “Como es arriba es abajo”.

En la formación de la palabra México, tenemos el componente Xitli, que significa Ombligo y entre los incas del Perú, tenemos la palabra Cuzco, que también significa Ombligo, denotando lo que arriba apuntamos y enseñándonos la idéntica manera de pensar de los pueblos pre americanos.