Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

La Cooperación, el egoísmo y el miedo

Muro de cráneos

Para la convivencia con nuestros semejantes y el medio que nos rodea es indispensable la cooperación, no solamente nosotros como individuos dependemos unos de otros, sino también los países y aun los continentes y nuestra interdependencia es cada vez mayor.

No debemos olvidar que los múltiples problemas a los que nos enfrentamos, nosotros mismos los hemos creado debido al egoísmo, al miedo, a la competencia, etc. porque  para cubrir nuestras necesidades pensamos solo en nosotros mismos y no en el bien común, no somos capaces de ponernos en los zapatos ajenos, no llevamos una buena relación con nuestros semejantes porque somos intolerantes, solamente vemos los defectos en los demás y no en uno mismo, una solución sería el diálogo y no la guerra, porque la violencia engendra más violencia, si hacemos daño al enemigo nos herimos a  nosotros mismos, debemos resolver los problemas en base a un espíritu de reconciliación, pensando en los intereses y necesidades de los demás.

Esto que estamos diciendo tampoco significa que debemos ser indiferentes o conformistas, sino que debemos involucrarnos, pero sin dañar a los demás, lo que queramos para nosotros, será lo mismo para los otros.

“El Maestro Samael menciona que el sentido de la nueva era es cooperación, es absurdo aguardar que los gobiernos hagan todo, todas las agrupaciones religiosas, sociales, filosóficas, ocultista, etc. deben cooperar para el bien común.

Donde hay cooperación hay avance, hay progreso, donde se excluye la cooperación el fracaso es inevitable. Las organizaciones que explotan el prójimo y no cooperan están condenadas a la catástrofe. … Que cooperen los comerciantes en vez de atormentarse con la competencia, que cooperen los hombres de ciencia en vez de fabricar armas, que cooperen las religiones para enseñar la caridad consciente en la práctica, que cooperen los médicos para servir mejor, que cooperen los sindicatos en beneficio de los trabajadores, que abran escuelas, talleres, comedores, etc….”La competencia no es civilización es barbarie, donde reina la cooperación no se debe temer el aumento de la población, el resultado de la falta de cooperación  se llama hambre, miseria, competencia en todo orden de cosas, conflictos sociales, huelgas, revoluciones de sangre y aguardiente, etc.

Es urgente cambiar el sistema de competencia por el de la cooperación, debemos comprender que todos somos parte de  un planeta llamado Tierra, somos una gran familia y tenemos una gran responsabilidad con nosotros mismos, y nuestro entorno y una necesidad unos de otros y nos podemos apoyar para tener una vida en equilibrio y  armonía

Shantideva (687-763 d.C.). Gran erudito budista indio y Maestro de meditación. Autor de La Guía de las Acciones del Bodhisattva, dijo:

“El que quiere salvar rápidamente al otro y a sí mismo deben practicar el Gran Secreto LA INVERSION DEL YO Y DEL OTRO. El amor desmedido del yo hace temer ante el menor peligro. ¿Quién no aborrecería a ese Yo tan inquietante como un enemigo? A ese YO que deseando combatir la enfermedad, el hambre y la sed, extermina pájaros, peces, cuadrúpedos y se erige en enemigo  de todo cuanto vive, a ese YO que por amor al lucro o a  los honores llegaría a matar al padre y madre, a robar el patrimonio de las tres Yogas, con lo cual se convertiría en combustible de los fuegos del infierno?

“Que hombre sensato desearía conservar, querer y conservar su cuerpo convertido en un objeto de veneración, viendo en él a un enemigo”. Si doy, qué tendré para comer? Este egoísmo hará de ti un Ogro. Si como, qué tendré para dar? Esta generosidad hará de ti el Rey de los Dioses” “Cualquiera que haga padecer a otro por sí mismo arderá en los infiernos, cualquiera que padezca por otro tiene derecho a todas las felicidades”. La misma ambición que acarrea suplicios en el otro mundo y la vergüenza y la estupidez en éste, si se transfiere a otro produce dicha celestial, gloria, inteligencia”. “Todos los que son desdichados, lo son por haber turbado su propia dicha; todos los que son felices lo son por haber buscado la dicha de otros”. “Todas las catástrofes, todos los dolores, todos los peligros del mundo provienen del apego al YO: porqué conservárselo?

“Quien no se despoja del YO no puede evitar el sufrimiento, del mismo modo,  quien no se aparta del fuego no puede evitar la quemadura” “Así pues, para apaciguar mi dolor y el del otro, yo me entrego a los otros y adopto a los otros como YO”. La inversión del Yo y del otro, nos lleva a la cooperación consciente. Si no queremos que el comerciante vecino nos perjudique, no lo perjudiquemos, no hagamos a otros lo que no queremos que otro nos haga, aprender a cooperar es inteligencia.

La Inversión del Yo y del Otro nos hace comprender la necesidad de la cooperación consciente.  El error solo nos conduce hacia las dificultades que hoy tenemos, la ley del karma es una Ley de compensación, lo que damos recibimos, lo que sembramos cosechamos, si estamos inmersos en el egoísmo, la codicia, la gula, envidia, el temor, etc. ese será nuestro círculo de vida, lo que en oriente se llama la  Rueda del Samsara.”

Si queremos trabajar con la técnica de cambiar el yo nuestro por el de los otros Debemos eliminar poco a poco, pero de raíz, nuestros instintos egoístas, de temor y codicia y cambiarlos  y hacer ese compromiso de ayuda hacia los demás.

Enviado por Ma. Guadalupe Licea R. Instructora en San Luis Potosí, S.L.P.

Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible. Mahatma Gandhi

Fotografía: Chichén Itzá México. Muro de cráneos, representación de la muerte de los vicios, defectos psicológicos, etc.

Descargar en: Word | Zip | Pdf | Texto | Índice | 01 | 02 | 03 | 04 | 05 | 06 | 07 | 08 |
Suscribirme