Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

¿Cómo se fabrica Alma?

Respuesta de los libros del V.M. Samael Aun Weor.

EL ALMA puede ser creada con la acumulación de energías más sutiles que el organismo produce y su cristalización a través de supremos esfuerzos, para hacerse autoconsciente en forma total y definitiva. Desgraciadamente el animal intelectual llamado hombre, gasta torpemente estas energías en apetencias, temores, ira, odio, envidias, pasiones, celos etc. Es urgente crear la voluntad consciente, es indispensable someter todos nuestros pensamientos y actos a el JUICIO INTERNO. Sólo así podemos crear eso que se llama ALMA. Necesitamos AUTO-CONOCERNOS profundamente para crear ALMA.

(Samael Aun Weor, El Libro de los Muertos)

Información completa: Memorias del XVI Congreso Gnóstico

Respuesta de algunos alumnos del ICQ Gnosis

Nombre: Irma Vidal Olea Localidad: Rancagua, Chile

Respuesta: ALMA. Se fabrica eliminando los demonios rojos de Seth. Teniendo una Fe a prueba de todo, diciendo SÍ PADRE, que se haga tu santa voluntad y no la mía. Sintiendo la pureza en el altar corazón, donde habita el PADRE INTERNO y toda la Gran Divinidad. Haz el bien y no mires a quién.

Nombre: Enrique Herrero Bendicho Localidad: Barcelona, España

Respuesta: Nuestro múltiple Yo de animal intelectual, inadecuadamente llamado Hombre, encierra en sí una fracción encarnada del Alma Humana, esta fracción mediante la disolución del nombrado Yo queda liberada de su prisión y se transforma en el Embrión Áureo, el cual nos permite despertar y ser conscientes en todos los mundos y encarnar nuestra tríada inmortal, Atman, Buddhi y Manas, es decir, el Ser Pleno, el Alma Divina y el Alma Humana, superando nuestro estado de simples animales intelectuales para convertirnos en Seres Humanos Verdaderos.

Nombre: Maricela Arellano Localidad: Morelos, México.

Respuesta: La dualidad existe en todo el universo y sobre todo en el hombre, tiene alma divina (parte femenina) y alma humana (parte masculina), el eterno combate entre el bien y el mal, solamente con una voluntad fuerte y firme podemos ir eliminando cada uno de los egos que componen nuestra naturaleza o alma humana y ya libre de todos estos egos el alma divina surgirá en todo su esplendor, llegando a ser lo que en un principio fue.