Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

Gnosis ICQ en: English | Francais:

La Disciplina Esotérica de la Mente

Jeremías de Miguel Ángel

“La mente es muy difícil de percibir, extremadamente sutil, y vuela tras sus fantasías. El sabio la controla. Una mente controlada lleva a la felicidad.

“Dispersa, vagando sola, incorpórea, oculta en una cueva, es la mente. Aquellos que la someten se liberan de las cadenas de Mara.”

Dhammapada

La Gnosis es una doctrina del corazón.

A lo largo de nuestra vida, el abuso, el malgaste, el derroche de nuestra energía creadora con nuestra fascinación por la gratificación instantánea, los disgustos, discusiones, malos ratos, pataletas, peleas, etc., nos lleva a crear una dependencia de nuestro intelecto para manejar la vida porque por miedo no nos damos la oportunidad de operar por medio del corazón y por consiguiente cargamos con un corazón carente de la vitalidad necesaria.

La Doctrina del Corazón

El corazón no puede robustecerse si no lo usamos; y cuando dependemos del intelecto para procesar y resolver situaciones emocionales, que son las situaciones que le pertenecen al corazón, pues las manejamos mal y resultan en traumas.

El corazón es el único que puede manifestar compasión; el intelecto puede razonar y comparar, reaccionar ante la lástima y los sentidos de culpa, pero no puede manifestar compasión.

Batalla Mente-Corazón

Cuando el intelecto es el que está en control de la máquina humana vivimos entre la batalla de la mente y el corazón. El corazón hace lo posible por guiarnos, mas sin embargo la mente procesa, compara, justifica y entonces decide… aun a sabiendas de que muchas de las decisiones que tomamos son incorrectas, simplemente están bien justificadas. Estos impulsos del intelecto son los que apagan la chispa Divina, callan el IMPULSO VOLITIVO A LA COMPRENSIÓN DE LAS VERDADES CÓSMICAS y trae como resultado la apatía y la frialdad del intelecto por cualquier cosa que tenga que ver con espiritualidad.

Los Tres Cerebros

La batalla entre el corazón y el cerebro es una que tenemos que luchar toda la vida, mas la Gnosis nos enseña que la máquina humana tiene 3 cerebros:

El Cerebro del Centro Motor-Instintivo-Sexual

El Cerebro del Centro Emocional

El Cerebro del Centro Intelectual

El EGO en sí mismo, al recibir los impulsos externos que recibe, desconoce cuál es el centro adecuado para recibir tal o cual impresión. Como resultado, permite que la impresión se traduzca en el centro incorrecto.

Esto lo vemos claramente en las situaciones cuando alguien nos critica, nos humilla, o nos ofende. Si no transformamos la impresión, esta llega cruda al intelecto, éste la evalúa en base a los las características del YO que ande en control de la Máquina Humana en ese momento y decide si es buena o mala, agradable o desagradable, y despierta una serie de reacciones en cadena a nivel físico: las glándulas adrenales comienzan a trabajar, el centro motor siente la “necesidad de irse”, el centro instintivo siente la necesidad de “hacer sufrir” para garantizar su supervivencia, y en base a estas sensaciones y estímulos, el centro emocional reacciona con odio contra aquél que nos hiere.

Evidentemente, la Máquina Humana se encuentra fuera de control, a la merced de los impulsos externos que llegan para determinar que hacemos o no. A todas luces resulta necesario comprender que nos hace falta una disciplina de tipo superior, que nos ayude a salirnos del espacio de la “acción-reacción” para entrar al espacio de la “contemplación”.

Esa disciplina superior es la Disciplina Esotérica de la Mente.

“…vivir la vida es muy difícil…es hora de que cambiemos nuestra forma de pensar; es hora de que realicemos una revolución del intelecto.”

VM Samael Aun Weor

De nada sirve prestar oído a la doctrina si no realizamos un cambio radical de nuestro intelecto. De nada nos vale contemplar las palabras del Maestro y exclamar ¡Qué hermoso! ¡Qué profundo! Si nada hacemos con su enseñanza. Tal cambio sólo es posible cuando comenzamos a vivir la vida; cuando comprendemos que la Gnosis ES la vida misma. Cuando decimos “La Gnosis es una Doctrina del Corazón” lo que también decimos es: La Vida es una Doctrina del Corazón.

La Rica Vida Interior

Desgraciadamente hoy día somos muy selectivos con nuestras experiencias. Tendemos a sentir preferencia por aquellas experiencias que nos hacen ‘sentir bien’, por aquellas que ‘nos llenan’… que nos llenan de placer, que nos llenan de satisfacción, de vanidad, de amor propio.

Consistentemente nos quejamos y rechazamos aquellas que nos traen emociones fuertes, malos ratos; aquellas donde el amor propio se nos hiere, donde dejamos de funcionar por el miedo al dice que se dice, por lo que se piense de nosotros, porque nos rechacen. Rechazamos aquellas donde tememos que nos abandone nuestro hijo, donde temamos que no podremos pagar la casa, el carro, que perdamos nuestra posición social, etc.

El Misterio del Aprendizaje

El Arcano del Aprendizaje nos dice “quien añade ciencia dolor añade”, esa ciencia no es la ciencia moderna de nuestros científicos materialistas, es la ciencia trascendental de la comprensión de los fenómenos por sus causas y efectos. Es en esa comprensión de las causas y los efectos en la que se basa la Rica Vida Interior.

Seamos ESCUDILLA

Siempre que contemplamos el Buddha, observamos que en él se manifiestan la paciencia, la tenacidad, la serenidad. El símbolo de estar sentado en la Serpiente es representativo de su Castidad Absoluta; y al mirar sus manos, vemos que se encuentran en posición de recibir. A eso es lo que se refiere el Maestro Samael.

Cuando el Maestro nos dice “seamos escudilla”, nos invita a que practiquemos una revolución del intelecto. Nos invita a que tomemos el látigo de nuestra voluntad, nuestra divisa THELEMA, y que pongamos bajo control al caballo de la mente; nos invita a que hagamos de nuestra vida la Gnosis, y de la Gnosis una doctrina del Corazón, y esto es posible practicando la Auto-Observación para mantener, para perpetuar el Recuerdo de SI.

No solamente es nuestra responsabilidad la Transformación de las Impresiones y reconocer el funcionalismo de las Tres Mentes cuando recibimos los impulsos externos, nuestra responsabilidad también incluye el tornar nuestra mente en una mente receptiva, en ser ESCUDILLA, de todas las impresiones, de todas las experiencias, buenas o malas, dulces o amargas, en gratitud y en agradecimiento.

Mientras nuestra mente no sea receptiva seguiremos atrapados en MAYA, en la ilusión, en la mala interpretación de las apariencias y continuaremos proyectando en otros nuestros propios defectos; seguiremos sufriendo de la ANTIPATIA MECANICA, seguiremos juzgando los demás aun cuando nuestro juicio siga siendo incorrecto porque no concuerde con lo que es lo REAL de tal acción. Mientras nuestra mente no sea receptiva, seguiremos pasando por alto la experiencia de reconocernos en el espejo que para nosotros son los demás, y seguiremos atrapados en nuestros propios defectos pensando “cosas sublimes” como “Gracias a Dios que yo no soy como ese”, o “gracias a Dios que yo no me visto como ella”, etc.

La Rica Vida Interior surge de la Rectitud; del Recto Obrar, del Recto Pensar y del Recto Sentir, pero solamente cuando obramos en Rectitud siendo ESCUDILLA, sin discriminar por el tipo de experiencia… Recto Obrar, Pensar y Sentir cuando nos ofenden, cuando nos calumnian, cuando nos injurian. Pero también ser ESCUDILLA para recibir nuestras propias acciones, sin juzgarlas, sin justificarlas.

Cuando decimos que la Gnosis es la Vida Misma, queremos ser enfáticos diciendo que la Gnosis está en el camino al Mercado, al escoger la ropa en la mañana, al escuchar el canto de las aves, el aroma de las flores, en nuestra reacción al ver al mendigo, en nuestro pensamiento al escuchar al prójimo, en nuestro sentimiento al mirar el hombre o la mujer ajena. Es en esa auto-observación de SI MISMOS que podemos mantener el RECUERDO DE SI; es en base al RECUERDO DE SI como podemos alcanzar la CONCIENCIA OBJETIVA, la consciencia continua.

Es a través de esta Revolución del Intelecto como podemos liberarnos de “las cadenas de Mara”. Es sólo aceptando estas experiencias en gratitud y agradecimiento como podremos mantener el RECUERDO DE SI sin la necesidad de reaccionar ante las impresiones, y viviendo los Tres Factores de la Revolución de la Consciencia, Morir en SI MISMOS, Nacer de Momento en Momento y practicando el Sacrificio por la Humanidad, como podremos RENUNCIAR y DESPRENDERNOS de nuestros sufrimientos, de nuestros agregados, de nuestras personas psicológicas y eventualmente de la rueda de las leyes del Retorno y la Recurrencia.

Representación de una Serpiente desprendiendo su piel y en actitud de levantarse.

Este es el SAMYASI (también Samyasi o Sannyasa) del Hinduismo; el RENUNCIAMIENTO y el DESPRENDIMIENTO consciente y voluntario que busca manifestar todo asceta Gnóstico.

Ya lo dijo el Gran Kabir Jesús el Cristo:

39. Dijo Jesús: «Los fariseos y los escribas recibieron las llaves del conocimiento y las han escondido: ni ellos entraron, ni dejaron entrar a los que querían. Pero vosotros sed cautos como las serpientes y sencillos como las palomas». Evangelio de Tomás

Redacción y exposición: Instructor: Ricardo Santana Arizona, EEUU

Power Point de Diciplina Esotérica de la Mente

Memorias: en Word | en Pdf | en Solo Texto | en Word Comprimido

Conferencias: Qué es la Mente | Cómo funciona la mente | Influencias de la mente | Joyas del Dragón Amarillo | Transformación de las impresiones | Disciplina Esotérica de la mente | Organización de la Psiquis | Principal